Noticia

13.06.2024

Impulsamos con nuestro programa de startups la aplicación de Inteligencia Artificial en nuestras redes eléctricas

  • El objetivo es incluir soluciones digitales para nuevos escenarios de demanda y de generación en su red debido al autoconsumo, al almacenamiento y la flexibilidad de acceso

El gran motor de crecimiento de Iberdrola entre 2024 y 2026 serán las redes eléctricas. Son la columna vertebral que permite conectar la demanda, tanto industrial como doméstica, con la generación a través de infraestructuras. 

La electrificación es imparable, tanto para las empresas, que deben seguir su hoja de ruta hacia la descarbonización, como para los particulares, que están cambiando sus modelos energéticos basados en fuentes de energía fósiles, como el gas, a otros basados en renovables, como el vehículo eléctrico y la bomba de calor. También el autoconsumo y su descentralización juegan un papel clave en el diseño de las redes eléctricas. 

En este contexto, Iberdrola, a través de su programa de startups, Perseo, potenciará soluciones digitales que permitan incluir métodos o algoritmos de aprendizaje automático en sus redes para modelar nuevos escenarios de demanda y de generación, a través del autoconsumo, el almacenamiento y la flexibilidad de acceso. El objetivo es pronosticar su comportamiento operativo y, con ello, planificar sus inversiones para garantizar la capacidad de dicha red asumiendo una demanda razonable de distribución de electricidad. 

Los eventuales aliados de Iberdrola deben tener en cuenta la generación eléctrica actual y el autoconsumo, el almacenamiento eléctrico, las nuevas demandas emergentes, la movilidad eléctrica, la bomba de calor o la descarbonización de actuales procesos industriales, entre otras. También deben ser conscientes de las nuevas demandas a medio y largo plazo: la electrificación digital, los nuevos consumos y las generaciones asociadas a desarrollos tecnológicos y modelos de negocio empresariales emergentes, como la Inteligencia Artificial o el hidrógeno verde.

Las compañías que se presenten al reto optarán a un premio que consistirá en la firma de un acuerdo de colaboración con Perseo o cualquier otra empresa de Iberdrola, que asumirá los costes de las actividades y proporcionará al ganador soporte técnico. El proyecto seleccionado se desarrollará en colaboración con especialistas técnicos del área de Redes de Iberdrola.

Además, al ganador se le incluirá directamente en el proceso de adhesión al Global Smart Grids Innovation Hub, como un colaborador más que se podrá beneficiar de los servicios, actividades y recursos que en el GSGI Hub se pongan a disposición. Si el ensayo es satisfactorio, Iberdrola podría ofrecer al participante la oportunidad de escalar la solución con acuerdos comerciales. Además, Perseo podría considerar invertir en la empresa participante o en la solución ganadora.

La clave de la electrificación

El plan de Iberdrola pasa por destinar 21.500 millones de euros a redes –dos tercios de la inversión total prevista de 2024 a 2026-, con el objetivo de incrementar estos activos hasta los 54.000 millones de euros a finales de 2026 desde los 43.000 millones de euros actuales. 

El importe mencionado se empleará en ampliar y reforzar las redes en Estados Unidos, Reino Unido, Brasil y España. Para la empresa, la electrificación no tiene freno, dado que hay que incrementar la autosuficiencia energética, la descarbonización, la eficiencia y competitividad de las empresas.  

El motor de las startups del sector energético

PERSEO ha invertido desde su creación en 2008 más de 200 millones de euros en startups que desarrollan tecnologías y modelos de negocio innovadores, poniendo el foco en aquellos que permitan mejorar la sostenibilidad del sector energético mediante una mayor electrificación y descarbonización de la economía. El programa ha orientado sus actuaciones al análisis de oportunidades de negocio y a la colaboración tecnológica con startups y compañías emergentes en el mundo.

A través de PERSEO, Iberdrola lanzó en 2020 el programa Venture Builder dotado con 40 millones de euros para la creación de nuevos modelos de negocios orientados a dar soporte a la electrificación en sectores de difícil descarbonización y al desarrollo de soluciones de economía circular, entre otros.