COP21

Iberdrola presenta su compromiso en la reducción de la intensidad de sus emisiones en la COP21

Francia acogió y presidió la XXI Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2015 (COP21/CMP11), también llamada París 2015, del 30 de noviembre al 11 de diciembre.

Se trató de un encuentro crucial que desembocó en un nuevo acuerdo internacional sobre el clima aplicable a todos los países, con el objetivo de mantener el calentamiento global por debajo de los 2ºC. Francia desempeñó, por lo tanto, un papel de primer orden en el plano internacional para acercar las posiciones y facilitar la búsqueda de un consenso en Naciones Unidas y también en la Unión Europea, que ocupa un lugar importante en las negociaciones sobre el clima.

Iberdrola quiso contribuir al éxito de la cumbre presentando un compromiso de reducción de la intensidad de emisiones. Este objetivo, recogido en nuestro Manifiesto, fue entregado en la COP21 por nueve empleados de Iberdrola después de viajar desde Bilbao a París en bicicleta para poner en valor la solución de las eléctricas. Un compromiso para no superar los dos grados de calentamiento global. Un compromiso que es un reto de toda la humanidad.

Logo COP21 Paris 2015.

Todo sobre COP21
 

EL MANIFIESTO IBERDROLA

El cambio climático es un reto global al que hay que hacer frente de forma irrenunciable. Debemos actuar lo antes posible. Cuanto más se tarde, mayor será el coste económico y medioambiental.

LA CONTRIBUCIÓN DE IBERDROLA A LA CUMBRE DE PARÍS

El sector eléctrico tiene un papel esencial en la consecución de ese objetivo porque, a pesar de representar solo el 25% de las emisiones de CO2, cuenta con tecnologías renovables capaces de reducir las emisiones de forma sostenible y eficiente, como la hidroeléctrica, la eólica y la solar fotovoltaica.

Incentivar la descarbonización requiere también contar con una señal de precio de CO2 que aplique a todos los sectores de la economía, basada en el principio de “quien contamina paga”. De esta manera, se conseguiría que los gobiernos pudieran obtener fondos para destinarlos a medidas contra el calentamiento global.

Si se dan las señales adecuadas, las políticas climáticas pueden ser, además, una oportunidad de mejora del crecimiento económico y de prosperidad para la sociedad.

Iberdrola quiere ser un referente en la contribución del sector eléctrico para limitar el incremento de la temperatura global por debajo de los 2º C.

La compañía es líder mundial en energías renovables, con 15.256 MW instalados en 2016, y se ha situado entre las eléctricas europeas más respetuosas con el medio ambiente, con casi dos tercios de la potencia instalada totalmente libre de emisiones y con emisiones por kWh un 70% inferiores a la media del sector eléctrico europeo.

UN VIAJE ENTRE DOS TORRES

La Torre Iberdrola y la Torre Eiffel de París.

Esta iniciativa nació en 2016 con el objetivo de sensibilizar y dar visibilidad mediática a la importancia de alcanzar un acuerdo en París, mostrar el papel de la electricidad en la solución y señalar la necesidad de acción de todos: administración, empresas y ciudadanos deberán tener su protagonismo durante el trayecto.

Predicar con el ejemplo. Para ello se realizó el trayecto que une Bilbao y Paris en bicicletas eléctricas. Cerca de 1.200 km recorriendo el País Vasco y Francia con la idea de poder llegar a París para la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático. Un reto deportivo y medio ambiental porque había que lograrlo con “energía verde” tanto en las bicicletas como en los vehículos de apoyo.

Recorrido: Bilbao-París.

EL RECORRIDO

La salida tuvo lugar desde la Torre Iberdrola y el recorrido se hizo en todo momento por carreteras muy tranquilas. La ruta nos llevó hasta la Torre Eiffel de Paris. De sur a norte a través de localidades como Bilbao, San Sebastián, Biarritz, Royan, Tours, Orleáns, París...

Dividimos el trayecto en dos partes, una primera hasta la frontera y una segunda en Francia. Para el recorrido desde Bilbao a Hendaya tomamos como base la carretera de la costa. Una vez en Francia, nuestra ruta se realizó en la EuroVelo 1 y la EuroVelo 6, en los tramos de la Vélodyssée (de Irún a Sables d'Olonne, la Loire-à-Vélo (de Cholet a Châutaudun) y la aproximación ciclista a Paris Sur (de Orleáns a París).

El equipo Iberdrola