EDUCACIÓN EN CASA

Educación en casa, ¿cómo gestionar el aprendizaje lejos del aula?

#sociedad #talento digital #alto rendimiento

La pandemia de COVID-19 ha impactado en numerosos ámbitos, también en el educativo. Como consecuencia, a día de hoy miles de niños están aprendiendo lejos del aula. La evolución de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) durante los últimos años ha facilitado su rápida implementación, pero tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

La educación en casa está de actualidad, aunque sea por pura necesidad. La pandemia de COVID-19 ha hecho que, en mayor o menor medida, la competencia educativa se haya desplazado a los hogares para evitar contagios incontrolados en las escuelas. Y aunque opciones de aprender en casa hay muchas, las dos más extendidas teniendo en cuenta las circunstancias son el homeschooling y la educación en remoto. La primera traslada por completo la función educativa al entorno familiar y depende de la legislación al respecto de cada país. La segunda la traspasa al hogar como espacio físico, pero la competencia continúa siendo de la escuela.

LA DIGITALIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN

Las nuevas tecnologías llevan años incorporándose paulatinamente a las aulas, pero el proceso se ha visto acelerado a causa de la crisis del coronavirus. Su presencia en los centros educativos, en cualquier caso, no puede ser igual en todo el mundo a causa de la brecha digital. Pero, ¿en qué consiste exactamente la digitalización de la educación? Básicamente, en aplicar las TIC al proceso de enseñanza-aprendizaje con el fin de adquirir las habilidades convencionales y las competencias digitales que esta nueva era demanda.

Aunque con fallos y aciertos, dada la urgencia impuesta por la COVID-19, la tecnología educativa ha permitido a millones de estudiantes continuar con sus estudios desde casa. La evolución durante los últimos años de la educación online y el desarrollo de, por ejemplo, videojuegos educativos ha hecho que esta nueva situación sea menos traumática de lo esperado para los estudiantes y esto pone sobre la mesa un debate sobre si esta forma de educación disruptiva, pese a las incertidumbres, podría haber llegado para quedarse.

COMO FUNCIONA LA EDUCACIÓN EN CASA

Según información proporcionada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) el pasado marzo, el cierre parcial o total de las escuelas ha afectado a niños y jóvenes de 185 países, concretamente ha cambiado la rutina educativa del 89,4 % de la población estudiantil del planeta. Para retomar la normalidad, miles de centros educativos han implementado la formación en remoto a través de diferentes alternativas digitales, disparándose así la educación a distancia.

La educación en remoto está dentro del sistema educativo formal en todos los aspectos: currículo, horarios, exámenes, títulos, etc. Simplemente, traslada el lugar de estudio a casa, ya sea de forma parcial o total. Gracias a las TIC, estudiantes y profesores permanecen conectados y pueden verse, escucharse, realizar tareas individuales o en grupo, examinarse, entre otras actividades. Eso sí, gestionar la educación desde el hogar no es fácil. Cambiar los hábitos en apenas unos meses, partiendo en algunos casos de cero, ha supuesto todo un reto para profesores —también para los padres— y alumnos de todas las edades.
 

Cómo motivar a los niños durante el aprendizaje en casa.#RRSSCómo motivar a los niños durante el aprendizaje en casa.

 VER INFOGRAFÍA: Cómo motivar a los niños durante el aprendizaje en casa [PDF]

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA EDUCACIÓN EN CASA

Las ventajas de estudiar desde casa son variadas y, a continuación, repasamos algunas de ellas:

 Aumenta la responsabilidad individual del alumno.

 Mejoras las competencias digitales del estudiante.

 Minimiza el acoso escolar al no acudir a clase.

 Refuerza la implicación de los padres en la educación de sus hijos, conociendo de primera mano su compromiso con el estudio y siguiendo más de cerca su evolución.

Pero, como es lógico, esta forma de acceder a la educación tiene ciertas lagunas y carencias:

 Aumenta el aislamiento social y reduce la realización de ejercicio físico.

 Dificulta la desconexión digital y puede favorecer el cyberbullying.

 Acrecienta las diferencias sociales si el alumno cuenta con medios tecnológicos escasos u obsoletos.

 Incrementa las distracciones al no contar con la supervisión directa del profesor.

QUÉ ES EL 'HOMESCHOOLING'

El homeschooling es una alternativa que, en muchos países, se sitúa al margen del sistema educativo oficial. Por ejemplo, en Estados Unidos, tras la experiencia del confinamiento, miles de padres —más de 10.000 solo en el estado de Carolina del Norte— han solicitado permiso para llevar a cabo la educación desde el hogar, y en eso, precisamente, consiste el homeschooling: los padres toman el mando y deciden qué, cómo y cuándo van a aprender sus hijos. ¿Es legal? La respuesta varía en función del lugar del mundo. Existen muchos países en los que esta modalidad es legal, aunque con distintos niveles de regulación en cada uno de ellos, otros en los que está prohibido y algunos en los que se mueve en un limbo legal —alegalidad—.

¿Cuáles son sus ventajas? En la mayor parte de los casos se trata de una educación a medida, es decir, está más centrada en los intereses de cada niño y en sus diferentes ritmos de aprendizaje y se basa más en experiencias y competencias que en contenidos. No hay horarios, ni exámenes, ni un currículo concreto, son los padres los que deciden y se ocupan de todo. En cuanto a las desventajas, los expertos coinciden en señalar las siguientes: falta de socialización y de autonomía, riesgo de sesgo al interaccionar menos con otras formas de pensar, inexperiencia para trabajar en equipo y dificultades a la hora de acceder a titulaciones oficiales.