talento digital

La evolución de las TIC (Tecnologías de Información y Comunicación) ha impulsado el desarrollo de un tipo de talento asociado a la digitalización y esas capacidades son cada vez más demandadas. Te presentamos las últimas tendencias.

TeInteresa
  • El deep learning, o aprendizaje profundo, que se basa en un conjunto de algoritmos relacionados con el machine learning y cuyas aplicaciones en el mundo real son cada vez más tangibles (predicción de resultados de negocio, evolución de asistentes virtuales, análisis de imágenes médicas, etc.), ha llamado la atención de las empresas por su capacidad para sacar el máximo rendimiento a la inteligencia artificial.

  • El smart contract, o contrato inteligente, está escrito en lenguaje virtual y tiene la facultad de ejecutarse y hacerse cumplir por sí mismo, de forma autónoma y automática, a partir de una serie de parámetros programados. De la mano de la tecnología blockchain, su principal valor reside en reforzar la seguridad, la transparencia y la confianza entre los firmantes, evitando malentendidos, falsificaciones o alteraciones y prescindiendo de intermediarios.

    El job hopping es una tendencia que está creciendo exponencialmente en el mercado laboral y que, principalmente, hace referencia a los profesionales que cambian de trabajo con frecuencia y de manera voluntaria. Se les conoce como job hoppers y su objetivo es una constante búsqueda de nuevos retos. Pese a que rara vez se asientan en una compañía, salvo que se les ofrezca la posibilidad de saltar internamente, las empresas han empezado a valorarlos positivamente.

  • El sector de la educación ha sufrido un cambio profundo durante la última década en paralelo a la revolución digital, dibujando una nueva realidad en la aulas. Con el surgimiento de la EdTech (Educational Technology), infinidad de herramientas y aplicaciones se han desarrollado y se han incorporado al día a día de estudiantes y profesores. Gracias a ellas, la experiencia del alumno será cada vez más personalizada.

    Descubre más artículos interesantes relacionados

    Los seres humanos utilizamos nuestros ojos para comprender el mundo que nos rodea. La visión artificial es una disciplina científica que persigue que los ordenadores alcancen esa misma capacidad, es decir, trata de conseguir que las máquinas puedan percibir y comprender una o varias imágenes y actuar de una manera determinada. A continuación, repasamos algunas de sus aplicaciones.