alto rendimiento

¿Cómo dar lo mejor de ti en los momentos claves? No es una tarea fácil, pero hay una serie de hábitos que te ayudarán a mejorar tu rendimiento. Eliminar las distracciones, planificar bien tu día a día y ser proactivo son algunos de ellos.

TeInteresa
  • Los nómadas digitales son una tendencia al alza. Las nuevas tecnologías y el trabajo en remoto han abierto un mundo de posibilidades para este tipo de perfiles. Son personas que logran adaptar su profesión a su estilo de vida y a sus circunstancias personales, gozando de mayor flexibilidad para ejercerla desde cualquier lugar del mundo. A continuación, les conocemos un poco mejor y repasamos algunos de los mejores destinos para ellos.

  • Las habilidades blandas, del inglés soft skills, comprenden una serie de competencias sociales que facilitan a las personas la relación con sus semejantes. Aunque están muy ligadas a la propia personalidad, pueden mejorarse y, pese a su carácter intangible, son muy valoradas por las empresas en la actualidad. Entre ellas están la inteligencia emocional, la gestión del cambio o el pensamiento crítico.

    El sector de la educación ha sufrido un cambio profundo durante la última década en paralelo a la revolución digital, dibujando una nueva realidad en la aulas. Con el surgimiento de la EdTech (Educational Technology), infinidad de herramientas y aplicaciones se han desarrollado y se han incorporado al día a día de estudiantes y profesores. Gracias a ellas, la experiencia del alumno será cada vez más personalizada.

  • El modelo pedagógico flipped classroom, también conocido como aula invertida, ha ido ganando relevancia en los últimos años ante la necesidad de cambiar el sistema tradicional de aprendizaje para adaptarlo a las nuevas generaciones. La clave de su propuesta es que el alumno prepara las lecciones (parte teórica) fuera de clase y realiza las actividades (parte práctica) en el aula.

    Descubre más artículos interesantes relacionados

    Alegría, nerviosismo, sorpresa, ira, calma, decepción... Gestionar la catarata de emociones que vivimos a diario no es fácil. Sin embargo, la inteligencia emocional se abre paso cada vez con más fuerza como vía para alcanzar la felicidad en cualquier ámbito de nuestras vidas, incluido el laboral. ¿Dispuesto a aprender a ser feliz?