BENEFICIOS DE LOS EQUIPOS MULTICULTURALES

En busca de una cultura corporativa global

#empleo #trabajo colaborativo #integracion

Entre los principios de la cultura empresarial del grupo Iberdrola está el impulso multinacional, a través de su programa de movilidad, que va de la mano de la creación de equipos con distintas culturas y localizaciones. Por eso, Nuria Soto se ha mudado a Estados Unidos para afrontar un nuevo reto.

VENTAJAS DE TRABAJAR EN UNA EMPRESA MULTICULTURAL

Para que la multiculturalidad se convierta en un factor diferenciador en una compañía ha de cumplirse una premisa principal: la empresa ha de ser integradora. Se debe favorecer el ambiente de acogida a través de un plan que desarrolle directrices sobre cómo gestionar la multiculturalidad de los empleados. Si se trata de un organismo global, los procesos, objetivos, valores y visión han de ir encaminados en una misma dirección.

Integrar significa dedicar una parte del tiempo de trabajo de los empleados a favorecer el compañerismo, el conocimiento y el intercambio de opiniones y conocimientos. Algunas empresas proponen juegos para gestionar la multiculturalidad, como el Trivial con preguntas de los distintos países de origen de los empleados, o concursos de cocina internacional.

Son muchas las ventajas de trabajar en una empresa multicultural, te contamos algunas:

 Mejora la creatividad

La variedad de puntos de vista e ideas tiene que ver, muchas veces, con el recorrido y aprendizaje de los empleados. Según la cultura, las vivencias pueden ser muy distintas. El resultado será una lluvia de ideas rica y diversa, y una variedad de perspectivas en la resolución de problemas.

 Mejora la productividad

La diversidad de pensamiento creará ideas innovadoras y rompedoras que darán empuje a la empresa mejorando sus resultados.

 Mejora la reputación

Si mejoran los resultados, mejora la reputación; pero no solo por el cumplimiento de objetivos. También en ejemplaridad, contar con políticas contra la discriminación y el racismo, y con planes de acogida, dará a la empresa un plus ante sus competidores.

 Disminuyen los conflictos

Los programas de inclusión favorecerán un clima laboral de compañerismo, mejorará la empatía y hará que los empleados se muestren satisfechos.

EL EJEMPLO DE NURIA

Nuria Soto afrontó un nuevo reto a principios de año, y lo hizo no solo ella sino toda su familia al trasladarse a Boston. Nuria trabaja en el departamento de Servicios, Operación y Mantenimiento dentro de negocios Renovables de Iberdrola y, desde que inició el nuevo rumbo, forma parte del gran proyecto de puesta en marcha del primer parque eólico offshore en Estados Unidos.

DESARROLLO PROFESIONAL

Nuria estudió Ingeniería Industrial en Valladolid, y después se mudó a Dresden, en Alemania, donde estudió Ingeniería Mecánica. Fue un aprendizaje muy enriquecedor que le enganchó: "desde siempre he tenido la inquietud de volver a vivir una experiencia trabajando en el extranjero". Tras 11 años como empleada en Iberdrola pudo volver a hacer las maletas, al beneficiarse de la oportunidad que le brindaba la empresa. Un nuevo reto, que según sus propias palabras "va a aportarnos mucho a mí y a mi familia".

Esta oportunidad presentada a Soto tiene todos los puntos para convertirse en una vivencia enriquecedora por el especial empeño e interés del grupo Iberdrola en lograr reubicaciones exitosas. ¿Cómo? La compañía tiene definido un modelo básico de reclutamiento a nivel internacional e impulsa la integración a través de su programa de acogida. Este programa ha sido lanzado para acoger e integrar a los nuevos profesionales a nivel global —recién incorporados a la compañía en España, Estados Unidos, Reino Unido, Brasil y México—. Con él se pretende no solo facilitar su acogida e incorporación a la compañía, sino potenciar su desarrollo profesional.

CULTURA CORPORATIVA GLOBAL

La culminación de este tipo de prácticas de debe muy especialmente a la consolidación de una cultura corporativa de grupo, que no divide las empresas en compartimientos estanco sino que ve todos los negocios como un global que rema en una misma dirección. Es importante también destacar la sensibilización a nuestra plantilla en materia de diversidad. Se trabaja en equipos con distintas culturas y localizaciones, consiguiendo los mejores resultados y un gran impacto. Y es que dentro de los principios de la cultura empresarial del grupo Iberdrola está el invertir en nuestro mayor activo: nuestros trabajadores.
 

El grupo Iberdrola, a la vanguardia en conciliación.