TURISMO CULTURAL

El turismo cultural, la mejor manera de viajar y conocer el mundo

#turismo #sociedad #ocio

Si hay algo que define a un país y lo hace único es su cultura. Ver su arte, vivir sus tradiciones, probar su gastronomía y pasear por su historia son, sin duda, la mejor guía para descubrirlo y en eso, justamente, consiste el turismo cultural. ¿Te apuntas a un viaje a ciudades como Ámsterdam, Londres, París o Barcelona?

A diferencia del turismo de sol y playa, cuya motivación principal es el descanso, el turismo cultural persigue básicamente un objetivo: conocer, en el más amplio sentido de la palabra. Conocer la historia, el arte y las gentes de un lugar, saborear su comida, descubrir sus costumbres y disfrutar, en primera persona, de una forma diferente de ver el mundo.

¿QUÉ ES EL TURISMO CULTURAL? IMPACTO Y BENEFICIOS

Aunque el turismo, de una forma u otra, siempre ha estado vinculado a ese conocer, lo cierto es que a partir de los años 70, cuando la UNESCO desarrolló la Convención sobre Patrimonio Cultural y Natural y se propuso conservarlo y promocionarlo, el turismo cultural ha experimentado un gran auge en todo el mundo, pero especialmente en Europa. De hecho, actualmente hay 1.121 sitios declarados Patrimonio de la Humanidad y la mayoría de ellos distribuidos en tres países: Italia (55), China (55) y España (48) —dos de ellos del Viejo Continente—.

"La cultura es uno de los motores del crecimiento del turismo". Lo decía hace apenas un año el Secretario General de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Zurab Pololikashvili, durante la tercera conferencia sobre el turismo cultural organizada por la OMT y la UNESCO. Y un dato lo constata: según la OMT, el turismo cultural en el mundo representa cerca del 37% del total del sector.

¿Beneficios? Numerosos. Inmateriales, como la preservación del patrimonio cultural y artístico, la prosperidad de lugares que no son destinos turísticos tradicionales o el establecimiento de lazos entre distintas culturas. Y materiales, como el impacto en la economía y el empleo. Los gastos que realizan los viajeros culturales revierten muy positivamente, tanto a nivel monetario como en la creación de puestos de trabajo en sectores como el hostelero, el comercial y el cultural.

El perfil del turista cultural.#RRSSEl perfil del turista cultural.

 VER INFOGRAFÍA: El perfil del turista cultural [PDF]

TIPOS DE TURISMO CULTURAL

El turismo cultural es casi tan amplio como la propia cultura y en él cabe prácticamente cualquier actividad que tenga que ver o sea seña de identidad de un país, zona, ciudad o pueblo: arte, cine, lengua, deporte, religión, arquitectura, gastronomía, naturaleza y cualquier tipo de folclore. Pero hay otros tipos de turismo cultural mucho menos convencionales y, en algunos casos, muy alternativos. A continuación, algunos ejemplos:

  • El denominado turismo funerario tiene menos de morbo de lo que cabría imaginar. Necrópolis como las de París o Londres o el de la Recoleta, en Buenos Aires, son de los sitios más visitados por los turistas por su historia y belleza. De hecho, según Architectural Digest, el camposanto argentino recibe unos dos mil visitantes diarios, la mayor parte de ellos turistas.
  • Turismo para fans de la saga de El Señor de los Anillos basada en el libro de J.R. Tolkien y llevada al cine por Peter Jackson. Las actividades incluyen visitas a los lugares que fueron escenarios, la mayoría de ellos en Nueva Zelanda, de las películas. Un tour similar se ofrece en ciudades como Dubrovnik (Croacia), Belfast (Irlanda del Norte) o Reikiavik (Islandia) donde se rodaron escenas de la serie Juego de Tronos.
  • El turismo de guerra —recorre lugares que fueron testigos de históricas batallas—, el turismo ufológico —visita lugares conocidos por el avistamiento de ovnis—, el turismo espectral —te adentra en bosques y casas que se consideran encantadas—, etc.

LAS 10 CIUDADES CON MAYOR PATRIMONIO TURÍSTICO

Según TotallyMoney, que recopila datos como el número de teatros, museos, galerías, salas de conciertos, etc. y las coteja con la población, los turistas extranjeros y el gasto que realizan, las diez urbes con una oferta cultural más amplia son:

1. Ámsterdam: 96 teatros, 81 museos, 54 galerías de arte, 2 enclaves Patrimonio de la Humanidad, 8 salas de concierto y 43 restaurantes de la guía Michelin.

2. Dublín: 127 teatros, 57 museos, 32 galerías de arte, 6 salas de concierto y 5 restaurantes de la guía Michelin.

3. Praga: 129 teatros, 110 museos, 201 galerías de arte, 1 enclave Patrimonio de la Humanidad, 4 salas de concierto y 3 restaurantes de la guía Michelin.

4. Miami: 72 teatros, 18 museos, 27 galerías de arte, 1 enclave Patrimonio de la Humanidad y 1 sala de concierto.

5. París: 245 teatros, 147 museos, 69 galerías de arte, 1 enclave Patrimonio de la Humanidad, 6 salas de concierto y 100 restaurantes de la guía Michelin.

6. Barcelona: 80 teatros, 95 museos, 46 galerías de arte, 1 enclave Patrimonio de la Humanidad, 3 salas de concierto y 25 restaurantes de la guía Michelin.

7. Milán: 43 teatros, 76 museos, 42 galerías de arte, 1 enclave Patrimonio de la Humanidad, 4 salas de concierto y 17 restaurantes de la guía Michelin.

8. Roma: 93 teatros, 151 museos, 42 galerías de arte, 5 enclaves Patrimonio de la Humanidad, 3 salas de concierto y 18 restaurantes de la guía Michelin.

9. Viena: 55 teatros, 103 museos, 14 galerías de arte, 2 enclaves Patrimonio de la Humanidad, 7 salas de concierto y 9 restaurantes de la guía Michelin.

10. Londres: 878 teatros, 186 museos, 125 galerías de arte, 4 enclaves Patrimonio de la Humanidad, 17 salas de concierto y 67 restaurantes de la guía Michelin.