rsc

La Responsabilidad Social Corporativa es la contribución activa y voluntaria que realizan las empresas para alcanzar mejoras sociales, económicas y ambientales que repercutan en el bien común. Conoce más sobre este pilar estratégico.

TeInteresa
  • ODS

    El grupo Iberdrola acaba de reformular su Política corporativa de relación con los Grupos de interés, consciente de que se trata de un elemento esencial de su modelo de negocio responsable y sostenible. La compañía está firmemente convencida de que en el complejo e incierto contexto actual resulta prioritario profundizar en el stakeholder engagement.

  • Iberdrola desarrolla sus actividades con el objetivo de crear valor sostenible para todos sus Grupos de interés: es lo que denominamos nuestro dividendo social. Por eso, incorporamos en nuestra estrategia los tres ejes utilizados internacionalmente para medir el impacto y la sostenibilidad de las inversiones: los factores medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés), como contribución sustancial al desarrollo sostenible.

    La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) es una prioridad para las empresas realmente comprometidas con las comunidades donde operan. En plena crisis climática, agravada por la pandemia de COVID-19, su contribución será fundamental para lograr una recuperación verde que impulse un crecimiento económico sostenible, acelerando la transición hacia sociedades descarbonizadas. En ese sentido, los criterios ESG, que cubren consideraciones relacionadas con el medio ambiente, la sociedad y el gobierno corporativo, son claves a la hora de realizar inversiones más responsables con el planeta.

  • Iberdrola ha adaptado su sistema normativo a los tres ejes principales que la comunidad inversora internacional utiliza para medir el impacto y la sostenibilidad de sus inversiones: los aspectos medioambientales, sociales y de gobernanza —ESG, por sus siglas en inglés—. De esta manera, la compañía consolida su posicionamiento a la vanguardia de las mejores prácticas internacionales en la materia, en un contexto en el que el impacto de la COVID-19 ha subrayado la necesidad de avanzar hacia modelos más sostenibles, resilientes, inclusivos y competitivos como vía para la recuperación tras la pandemia.

    Descubre más artículos interesantes relacionados

    El grupo Iberdrola mantiene sus operaciones durante la crisis provocada por el coronavirus (COVID-19), cumpliendo así los compromisos con sus Grupos de interés: clientes, empleados, proveedores y sociedad en general. Desde el principio de la pandemia, la compañía puso en marcha un plan de acción global para garantizar el mantenimiento y la calidad del suministro, además de proteger la salud y seguridad de las personas en los distintos países en los que opera.