CÓMO PREPARAR UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

Los mejores consejos para el antes, el durante y el después de una entrevista de trabajo

#empleo #competencias profesionales #alto rendimiento

La alta demanda de empleo, sumada a las nuevas técnicas de selección de personal, convierten la búsqueda de trabajo en una carrera de obstáculos. Te ofrecemos una serie de tips para superar con éxito una entrevista de trabajo. Las claves: no caer en errores comunes y poner especial atención al lenguaje no verbal.

El mercado laboral actual es complejo y evoluciona a velocidad de vértigo. Además, está repleto de competidores: para un mismo puesto puede haber cientos o, incluso, miles de demandantes que tienen las aptitudes —la formación continua es imprescindible hoy— y la actitud —van a dar lo mejor de sí mismos—. En este contexto, la entrevista de trabajo se convierte en un momento clave para marcar la diferencia y conseguir el ansiado puesto. Saber cómo actuar, qué contar y cómo hacerlo son cuestiones que pueden decantar la balanza entre "el puesto es tuyo" o el "ya te llamaremos".

QUÉ BUSCAN LAS EMPRESAS Y LAS NUEVAS TÉCNICAS DE SELECCIÓN DE PERSONAL

Desde especialistas en hacking ético para reforzar la ciberseguridad, a expertos en Inteligencia Artificial (IA), Big Data o Internet of Things (IoT). O profesionales relacionados con los denominados empleos verdes —instalador de paneles fotovoltaicos, científico ambiental, técnico de planta de reciclaje, etc.— que serán fundamentales en la lucha contra el cambio climático. Estas profesiones del futuro se unen a las más tradicionales, como abogado, arquitecto o periodista. La entrevista es un filtro común a todas ellas y por eso conviene acudir sobradamente preparado.

No hay dos entrevistas de trabajo iguales. Sin embargo, sí hay preguntas que no suelen faltar a la cita. Por ejemplo, las relacionadas con la personalidad: háblame de ti, cuéntame alguna situación en la que hayas resuelto con éxito un problema, defínete con cinco adjetivos, etc. O las relacionadas con la formación: por qué decidiste estudiar esto, qué harías diferente si volvieras a empezar, vas a continuar formándote, etc. También es habitual indagar sobre trabajos anteriores con cuestiones como: descríbeme al mejor jefe que hayas tenido, cómo conseguiste tu anterior trabajo, qué aprendiste durante ese tiempo, etc. Y, por supuesto, sobre el propio empleo al que optas: qué sabes de nosotros, qué te atrae del puesto, por qué crees que vas a tener éxito, etc. En el último rango de preguntas están las personales y aquí el consejo es que las contestes con naturalidad.

El mayor anhelo de los gestores de talento es detectar a los candidatos que mejor se ajustan a las necesidades del puesto y de la compañía. Ante este reto, cada vez más empresas utilizan tecnologías como el Big Data para analizar las habilidades y las competencias de los candidatos. Según el Informe de Tendencias de Talento en 2020 de Randstad, el 81% de los responsables de recursos humanos reconoce el papel fundamental que juega en la atracción, captación y retención del talento. Además, un 49% invierte en marketing de reclutamiento, por lo que las redes sociales pueden convertirse en la mejor carta de presentación de los candidatos. Los principales consejos en este sentido son: cuida tu identidad digital, adapta tu perfil a tus intereses y evita contenidos o comentarios poco apropiados.

CONSEJOS PARA UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

Claves para superar una entrevista de trabajo.#RRSSClaves para superar una entrevista de trabajo.
 

 VER INFOGRAFÍA: Claves para superar una entrevista de trabajo [PDF]
 

Según Forbes, revista especializada en el mundo económico y empresarial, hay varias premisas básicas para superar con éxito una entrevista de trabajo y que podríamos estructurar en torno al antes, el durante y el después:

Antes de la entrevista de trabajo

El antes es fundamental para demostrar seguridad durante la entrevista de trabajo. ¿Qué aspectos hay que trabajar? A continuación, los repasamos:

 Infórmate sobre la empresa —historia, core business, situación actual, etc.—.

 Actualiza tu currículum y repásalo para que ninguna pregunta te pille fuera de juego.

 Haz una lista con tus puntos fuertes y débiles, y prepara un argumentario sobre ambos.

 Cuida tu aspecto físico: ¡la primera impresión es importante!

 Prepara breves respuestas sobre aquellas preguntas a las que te podrías enfrentar.

 Elabora un elevator pitch para persuadir e impactar al entrevistador.

 Llega puntual a la entrevista, incluso con algo de margen —alrededor de 10 minutos—.

Durante de la entrevista de trabajo

Para el durante, la pregunta es: ¿cómo actuar en una entrevista de trabajo? Es fundamental dar buena impresión en el más amplio sentido de la palabra. Para ello, es conveniente:

 Entra con seguridad —evitando transmitir arrogancia—, saluda de forma convencional y dirígete al entrevistador como él se dirija a ti, de tú o de usted —no seas demasiado cercano—.

 Sé natural y cuida la comunicación no verbal —no pongas los codos encima de la mesa, no tengas los brazos cruzados, siéntate de forma recta, etc.—.

 Muestra entusiasmo, interés —escucha atentamente—, tómate un tiempo para contestar las preguntas, mira a los ojos —sin intimidar— y no interrumpas al entrevistador.

 No hables mal de personas o empresas en las que hayas trabajado antes —enfócate en lo aprendido—.

 Responde a las preguntas con claridad, concreción y concisión. Es decir, evita hablar por hablar, divagar o titubear.

 No mientas. Si no tienes excesiva experiencia en algo, véndelo en positivo hablando de tus ganas de aprender.

 No preguntes por el sueldo o las vacaciones, y despídete dando las gracias por la oportunidad concedida.

Después de la entrevista de trabajo

Para el después, analiza los resultados, repasa lo que ha ido bien y lo que ha ido mal, corrige para ocasiones futuras y cruza los dedos.