EMPLEO VERDE

Empleos verdes: buenos para ti, para el medio ambiente y para la economía

#sostenibilidad medioambiental #economía #transformacion social

La transición hacia una economía descarbonizada no solo es fundamental para frenar el cambio climático, sino que también es un motor de crecimiento económico con potencial para crear millones de empleos verdes. Hablamos de trabajos directamente destinados a proteger el medio ambiente o de aquellos que buscan minimizar el impacto sobre la salud del planeta.

Según el Informe sobre la disparidad de las emisiones 2019, publicado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero deberían caer un 7,6% al año entre 2020 y 2030 para alcanzar el objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a 1,5°C —o el 2,7% al año para limitarlo a 2°C—. Incluso si se implementan todos los compromisos del Acuerdo, continúa el informe, las temperaturas aumentarían 3,2°C a final de siglo, lo que a su vez incrementará la frecuencia e intensidad de los funestos impactos climáticos que han sacudido al planeta en los últimos años.

En esta tesitura, el mundo necesita acelerar la transición hacia una economía descarbonizada y respetuosa con el medio ambiente. Una transición que no solo tiene el potencial de frenar el cambio climático, sino también de convertirse en un auténtico motor de crecimiento creando numerosos empleos verdes en múltiples sectores, algo que, en los últimos años, ya están comprobando tanto en los países ricos como en las economías emergentes.

La economía circular, que plantea reutilizar, reparar o reciclar aumentando la fabricación y consumo sostenible, también será fuente de creación de empleos verdes. Así, además de disminuir los residuos, se ahorrará energía y se contribuirá a evitar los daños irreversibles en lo relativo al clima y la biodiversidad, y a la contaminación del aire, el suelo y el agua a causa de la utilización de los recursos a un ritmo que supera la capacidad de la Tierra para renovarlos.

QUÉ ES UN EMPLEO VERDE Y CÓMO IMPACTA EN LA ECONOMÍA

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) define los empleos verdes como "los trabajos en agricultura, actividades de fabricación, investigación y desarrollo, administración y servicio que contribuyen sustancialmente a preservar o restaurar la calidad medioambiental". En otras palabras, los empleos ambientales son aquellos destinados a proteger y promocionar el medio ambiente, o aquellos que consideran en todo momento su impacto sobre la salud del planeta y tratan de minimizarlo. De acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), este tipo de empleos permiten:

 Aumentar la eficiencia del consumo de energía y las materias primas.

 Limitar las emisiones de gases de efecto invernadero.

 Minimizar los residuos y la contaminación.

 Proteger y restaurar los ecosistemas.

 Contribuir a la adaptación al cambio climático.

Otro de los beneficios de estos trabajos ecológicos es su efecto sobre la economía global. La OIT ya ha advertido de que, si nada cambia, el crecimiento del empleo en el futuro no será suficiente para satisfacer el incremento de la fuerza laboral en los países emergentes y en desarrollo. Sin embargo, "los cambios en la producción y el uso de la energía para alcanzar el objetivo de los 2°C pueden dar lugar a la creación de unos 18 millones de puestos de trabajo en la economía mundial", explica este organismo en su informe Perspectivas sociales y del empleo en el 2018. Estos cambios, destinados a alcanzar el Acuerdo de París y generar empleo verde, incluirían un mayor uso de fuentes de energía renovables, el crecimiento de los vehículos eléctricos y la realización de obras de construcción para alcanzar una mayor eficiencia energética en los edificios.

SECTORES CON EMPLEOS VERDES EN AUGE

Como consecuencia de la descarbonización de la economía y del desarrollo de la economía circular, surgirán nuevos empleos y otros se mantendrán adaptándose a la nueva realidad verde. De acuerdo a los expertos, estos son los sectores con mayor potencial para crear empleo verde:

 Energía
Según la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), las energías renovables crearon más de 500.000 nuevos empleos en el mundo en 2017 —un aumento del 5,3% respecto a 2016— y se calcula que actualmente dan trabajo a más de 10 millones de personas.

 Agricultura
De acuerdo al Instituto de Investigación de Agricultura Orgánica (FiBL), el mercado de agricultura ecológica sigue creciendo en todo el mundo, en muchos casos, en cifras de doble dígito. En Estados Unidos, el mayor mercado mundial, la venta de alimentos orgánicos aumentó un 6,4% en 2017 alcanzando los 43.700 millones de euros. Europa, por su parte, experimentó un crecimiento del 10,5%, alcanzando los 37.300 millones de euros.

 Diseño
Las políticas europeas demandan tasas de reciclaje cada vez más altas y establecen criterios de diseño ecológico cada vez más estrictos. Este hecho, sumado a la conciencia ambiental de muchos consumidores, ha convertido al ecodiseño —desde embalajes hasta cubiertas de edificios pasando por productos variados— en una fuente de empleo en auge.

 Turismo
En una sociedad cada vez más concienciada con la salud del planeta, el turismo ecológico —o ecoturismo— es una tendencia en auge. Este sector crea empleos relacionados con actividades como el diseño de experiencias de aventura, la elaboración de rutas de alta montaña o el conocimiento de espacios protegidos, así como con la revitalización de áreas rurales en riesgo de desaparecer.

 Transporte
Este sector es responsable de más del 30% de las emisiones de CO2 de la Unión Europea (UE), de las cuales el 72% proviene del transporte por carretera. Muchos países ya han adoptado medidas para reducir drásticamente las emisiones del transporte —la UE en un 60% respecto a los niveles de 1990 para 2050—, abriendo oportunidades de trabajo en los sectores del vehículo eléctrico, el transporte público y el transporte de mercancías por ferrocarril electrificado.

¿Buscas un empleo verde?#RRSS¿Buscas un empleo verde?

 VER INFOGRAFÍA: ¿Buscas un empleo verde? [PDF]

Ver más

LOS TRABAJOS QUE AYUDAN AL MEDIO AMBIENTE (EJEMPLOS DE EMPLEOS VERDES)

  • Instalador de paneles solares
    Se ocupa de la instalación, mantenimiento y reparación de paneles solares.
  • Técnico de planta de reciclaje
    Se encarga de separar o reprocesar los materiales que llegan a la planta.
  • Responsable de sostenibilidad
    Su labor es que la empresa mantenga un enfoque transversal de sostenibilidad en su gestión diaria.
  • Ingeniero de drones
    Obtiene datos sobre entornos de difícil y costoso acceso muy útiles para la gestión medioambiental.
  • Ingeniero de coches eléctricos
    En 2050 no habrá coches con motor de explosión, así que los ingenieros de vehículos limpios estarán muy solicitados.
  • Científico ambiental
    Busca soluciones a problemas medioambientales causados por sustancias contaminantes.
  • Monitor de naturaleza
    Diseña y dirige actividades en la naturaleza (senderismo, escalada, piragüismo, etc).
  • Instalador de calderas de biomasa
    Esta energía renovable está en auge y la demanda de este tipo de calderas ha aumentado.
  • Ingeniero ambiental
    Asesora a empresas sobre asuntos relacionados con el medio ambiente: evaluación de impacto ambiental, gestión de residuos, etc.
  • Ingeniero de bioelectrónica
    Instala dispositivos bioelectrónicos en plantas y animales para, por ejemplo, hacerlos más resistentes a las enfermedades.
  • Operador en planta de energía renovable
    Desde el centro de operaciones se encarga del mantenimiento de la planta y de optimizar su funcionamiento.
  • Gestor de redes inteligentes
    La gestión de estas redes informáticas permitie optimizar la producción y la distribución de la electricidad.

Ocultar información

¿QUÉ TIPO DE FORMACIÓN ES NECESARIA?

Debido al amplio abanico de trabajos verdes que hay en la actualidad no existe un perfil formativo único para los también conocidos como trabajadores de cuello verde. Excepto carreras, cursos o posgrados especializados en ecología, la formación verde necesaria para un trabajo determinado consiste en la especialización medioambiental dentro de un sector.

Si una persona trabaja diseñando embalajes, por ejemplo, tendrá que dominar materiales respetuosos con el medio ambiente. Del mismo modo, un abogado interesado en la preservación de la naturaleza tendrá que especializarse en derecho medioambiental o un ingeniero que quiera trabajar en el sector energético tendrá que especializarse en todo lo relacionado con energías renovables, eficiencia energética o descarbonización de la economía.