transformacion social

El mundo cambia a velocidad de vértigo. En un contexto de profundos cambios se vuelve necesario participar de ese cambio, tanto para impulsarlo como para ayudar a las personas en su adaptación y que nadie se quede atrás.

TeInteresa
  • El grupo Iberdrola presenta SHAPES, un espacio de análisis y lugar de encuentro de diferentes puntos de vista, opiniones y formas de entender la realidad. De la mano de grandes expertos en sostenibilidad, innovación, cultura, talento, compromiso social, etc., la compañía recoge las nuevas tendencias, profundizando en temas de actualidad y analizando el presente para intentar adelantarse al futuro.

  • En el año 2009, en plena recesión económica, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ya señaló el camino al lanzar un informe titulado Rethinking the Economic Recovery: A Global Green New Deal. Su llamamiento pasó desapercibido, pero hoy, con numerosos indicadores poniendo el foco en el impacto del cambio climático sobre el planeta, este concepto vuelve a la actualidad con el objetivo de fijar sendas de crecimiento sostenible. La Unión Europea (UE) ya ha presentado su European Green Deal.

    Fármacos que se liberan en el torrente sanguíneo a la primera señal de infección, edificios que reaccionan a las circunstancias climáticas o pantallas de móviles que se reparan solas... Estas son solo algunas de las posibles aplicaciones de los llamados smart materials —materiales inteligentes—, la última revolución en el campo de la ciencia de los materiales.

  • Para Nuria Oliver, Data Scientist del Año para la Big Data Value Asociation (BDVA) y doctora del MIT por sus trabajos sobre Inteligencia Artificial (IA), uno de los principales retos que tiene por delante el ser humano pasa por utilizar la tecnología para mejorar la vida de las personas y por implicar a las mujeres, a través del impulso de las vocaciones STEM, en la construcción de la sociedad del futuro.

    Descubre más artículos interesantes relacionados

    La transición hacia una economía descarbonizada no solo es fundamental para frenar el cambio climático, sino que también es un motor de crecimiento económico con potencial para crear millones de empleos verdes. Hablamos de trabajos directamente destinados a proteger el medio ambiente o de aquellos que buscan minimizar el impacto sobre la salud del planeta.