MAR ÁLVAREZ, PREPARADORA FÍSICA DE LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE RUGBY

"Dentro de muy poco podremos ascender puestos en el top 10 de la élite del rugby femenino"

#deportes #mujeres #ocio

Mar Álvarez se incorporó a la Federación Española de Rugby hace cinco años y será una de las protagonistas del próximo campeonato europeo al ser la única mujer presente en el 'staff' técnico de una selección masculina.

Mar Álvarez, encargada de la preparación física de la selección masculina de rugby.#RRSSMar Álvarez, encargada de la preparación física de la selección masculina de rugby. © Juan Carlos Ogazón.

El 10 de febrero comienza el 2018 Rugby Europe Championship (REC). La selección española de rugby XV masculino se clasificaría para el Mundial de Japón 2019 —algo histórico porque solo lo logró una vez y fue en 1999, en Gales— si queda primera de grupo o si acaba segunda, mediante un partido de repesca que le enfrentaría a la selección de Samoa. "Es un reto histórico para nuestra selección, para nuestro deporte. Va a ser muy difícil conseguirlo, pero estamos muy animados, bien preparados y capacitados para lograrlo". Mar Álvarez, preparadora física de la selección, será una de las protagonistas sin quererlo. Es la única mujer que participa en el REC: ninguna otra selección cuenta con presencia femenina en el staff técnico —sí hay, sin embargo, alguna médico y fisioterapeuta—. Tampoco en el resto de selecciones internacionales. "No he coincidido nunca con una preparadora física en los cursos de World Rugby ni en ninguna competición de selecciones". Mar es pionera y aunque no piensa en ello sí que reconoce que "hace que me esfuerce aún más porque hay que abrir el camino y eso me gusta".

Mar Álvarez se incorporó al staff de la Federación Española de Rugby hace cinco años. "El seleccionador, Santiago Santos, se decantó por mi experiencia como preparadora física porque, además de mi trayectoria de más de 14 años como jugadora y entrenadora de rugby, tenía sólidos conocimientos técnico-tácticos".

Conoces en profundidad el rugby femenino y masculino, ¿cómo están en comparación con la élite mundial?

Si seguimos la línea de trabajo que estamos aplicando en las categorías inferiores de la selección —tanto en categoría masculina como en la femenina— podríamos asegurar nuestra presencia en los mundiales. Disponemos de un plan de desarrollo específico para jugadores menores de 13 años y otro para menores de 18 años que hemos trasladado a los clubs para que todos trabajemos en la misma línea y ya empezamos a ver los resultados. El rugby femenino español está muy bien: si seguimos así, dentro de muy poco podremos ascender puestos en el top 10 de la élite mundial en el que ya estamos.

Ver más información

El neozelandés, el anglosajón, el francés... ¿tienes algún modelo como referencia?

Me encanta Nueva Zelanda, es como la NBA del rugby. Allí el balón vuela. Sus jugadores son los más habilidosos y espectaculares y, por encima de todo, son un ejemplo de sencillez y humildad. Pero cada país tiene que explotar sus propias virtudes. No debemos copiar el modelo neozelandés, sería un error. El rugby español tiene que explotar sus virtudes, tenemos que buscar nuestro propio modelo. Somos muy creativos en los deportes de equipo y el camino del rugby español tiene que imitar al que ha llevado al éxito al fútbol, baloncesto o balonmano español, por ejemplo.

Mar Álvarez con los jugadores de la selección masculina de rugby.Mar Álvarez con los jugadores de la selección masculina de rugby. © Martín Seras Lima.

¿Qué le falta al rugby español y/o a sus jugadores para alcanzar ese nivel?

Es muy importante darle más visibilidad para que tenga mayor repercusión social, para que vaya más gente a los partidos y crezca la afición. El rugby español está evolucionando mucho y a mejor. La liga masculina de este año es mucho más fuerte que la anterior: hay muchos más equipos en la parte alta de la tabla y la competitividad aumenta. De hecho, el tiempo de balón en juego se ha incrementado al menos un 20% respecto al año pasado y eso es muy bueno para este deporte.

¿Y qué opinión tienes de la Liga Iberdrola de Rugby femenino?

Nos queda mucho margen de mejora para equipararnos a las ligas más competitivas. El formato de la Liga y el cómo está organizada está muy lejos de las grandes ligas del mundo. En España aún no hay ningún club completamente profesional y eso se nota al competir en el ámbito internacional. Por eso, la apuesta de empresas como Iberdrola por el rugby femenino es muy importante: la nueva Liga Iberdrola nos va a aportar visibilidad y tenemos que aprovecharlo.

Del total de 31.692 deportistas federados en rugby que hay en España, solo 4.331 son mujeres...

El número de jugadoras federadas ha crecido mucho y lo va a hacer aún más. Lo bueno que tiene este deporte es que en las categorías base compiten juntos chicas y chicos hasta los 16 años, lo que favorece que mejore el nivel de las jugadoras y eso se traslade a la selección, que ya es competitiva en el ámbito internacional. El que nuestras jugadoras triunfen en la élite hará que los campos se llenen, que crezca la afición y, por consiguiente, el número de jugadoras.

 Mujer, Salud y Deporte

 Accede a más información sobre el deporte femenino

Ocultar contenido