DESCARBONIZAR EL SECTOR ELÉCTRICO

Las renovables están ya disponibles y son clave para el aumento de la eficiencia y la descarbonización

La electricidad es el vector energético más descarbonizado debido a su capacidad de integrar energías renovables y el que, más que ningún otro, permite un aumento real en eficiencia energética.

Las energías renovables no emiten CO2 ni otras emisiones contaminantes, no generan residuos y son cada vez más competitivas desde el punto de vista económico. Se espera alcanzar en torno al 75% de generación eléctrica renovable en 2030, incrementándose hasta 2050. Para que esto sea posible es necesario:

1. IMPULSAR LAS RENOVABLES, incentivando los mecanismos competitivos.

Más información sobre las energías renovables

Las energías renovables son la herramienta clave para la lucha contra el cambio climático ya que no emiten ni CO2 ni otros gases contaminantes. Además, ni generan residuos ni consumen agua, siendo capaces de producir electricidad con respeto al medio ambiente. Ello ha convertido a la electricidad en la energía limpia por excelencia y, a la electrificación de la economía, en el único camino posible para descarbonizar el sistema económico actual. Pero además de medio ambientales, las energías renovables tienen muchas otras ventajas: ya son competitivas, dado que han reducido significativamente sus costes de inversión; y ofrecen estabilidad a la economía, ya que, al no consumir materias primas, su precio de producción es conocido e invariable. Además, sustituyen el gasto de compra de combustibles fósiles por inversión local, generando empleo, favoreciendo el desarrollo tecnológico y reduciendo el riesgo de escasez de energía en países que apenas tienen recursos fósiles.

Por ello, Iberdrola apostó en el año 2000 por las energías renovables, alcanzando más de 28 GW de renovables en todo el mundo y siendo líder mundial en energía eólica. Iberdrola considera que el desarrollo de renovables es acertado y necesario y, para ello, defiende el desarrollo de todas aquellas tecnologías renovables que permitan obtener un sistema eléctrico eficiente. Esquemas regulatorios para las renovables que posibiliten retorno de inversión, ya que casi todo el coste de estas plantas es inversión inicial y apenas tienen coste de producción. Dichos esquemas deberían basarse en procedimientos competitivos y en garantizar una retribución estable. Acompañar el desarrollo de renovables con la implantación de mecanismos regulatorios que atraigan inversiones y garanticen el suministro en todo momento para mantener la firmeza y la flexibilidad del sistema excluyendo las instalaciones más contaminantes. Una apuesta política, industrial y tecnológica para electrificar el transporte y el sector de calor y frío, que son los sectores más contaminantes.

Ocultar información

2. DESARROLLAR Y DIGITALIZAR LA INFRAESTRUCTURA DE RED para integrar esta generación limpia, con un marco regulatorio estable y predecible, que incentive la inversión.

La evolución del sistema eléctrico hacia un sistema más descentralizado

Hoy en día el sistema eléctrico evoluciona desde un modelo unidireccional, electricidad desde grandes centrales a clientes, hacia un sistema más descentralizado y multidireccional, donde los clientes pueden instalar generación en sus viviendas: generación distribuida. Para esta transformación la clave es la red eléctrica. El prestigioso Electric Power Research Institute, EPRI de Estados Unidos, ha publicado un estudio sobre los servicios que aporta la red.

  • Disponibilidad de suministro: la red permite al cliente disponer de energía en todo momento y en la cantidad que sea requerida.
  • Corrientes de arranque: la red aporta la fuerza instantánea de arranque de los motores eléctricos utilizados en la mayoría de los aparatos electrodomésticos o industriales.
  • Calidad de tensión: los electrodomésticos necesitan una determinada calidad de la electricidad que se logra a través de una gran red interconectada.
  • Eficiencia y transacción de energía entre gentes: la conexión de muchos elementos generadores con muchos elementos consumidores permite la utilización de aquellos que son más eficientes y de menor coste. El desarrollo de mercados en los que la energía pueda ponerse en valor. Ventas de exceso de producción, gestión de la demanda, flexibilidad, etc.

Para determinar cuál es el valor económico de estos servicios que da la red, EPRI calcula el coste que supondría obtener un suministro semejante mediante una instalación aislada compuesta por baterías y paneles fotovoltaicos concluyendo que estar aislado es hasta 10 veces más caro que obtener la electricidad de la red. La red integra generación y consumo de una forma global, minimiza las inversiones y aumenta la eficiencia del sistema y permite el óptimo desarrollo de los recursos distribuidos y centralizados.

Iberdrola apuesta por las redes eléctricas y por la adaptación de su regulación a este nuevo entorno complementando su retribución e incentivando la innovación tecnológica y operativa necesaria para el sector eléctrico del futuro; modernizando las tarifas de red y reflejando los costes fijos y variables del sistema para que el cliente pague en función de su uso real de la red.

Ocultar información

3. ESTABLECER MECANISMOS DE CAPACIDAD que aseguren la firmeza y flexibilidad necesaria al sistema de forma sostenible. Podrían optar soluciones tanto por el lado de la generación como de la gestión de la demanda.

Modernizar el mercado eléctrico, clave para superar sus retos

Queremos un mundo más limpio. Y la mayoría de los países apuestan claramente por las energías renovables, que llegan para quedarse y ser omnipresentes. Iberdrola, líder mundial en energía eólica, que apostó por las renovables en el año 2000 y continúa haciéndolo, aboga por un sector energético que apoye a estas tecnologías. El precio de la energía, como en el resto de los sectores liberalizados, se determina en función de la oferta y la demanda. En el sector eléctrico existe el mercado diario, donde los generadores presentan sus ofertas para la energía a producir en cada una de las próximas 24 horas para cubrir la demanda. La competencia hace que los generadores presenten las ofertas más bajas posibles; si la oferta es alta será otro generador el que venda su energía. Las ofertas deben cubrir al menos los costes variables, como el combustible. Pero, ¿qué ocurre en el mercado diario cuando aumentan mucho las centrales renovables conectadas? El combustible de estas tecnologías son el viento y el sol, cuyo coste es cero, por lo que ofertan a precios muy bajos. Cuando hay viento y sol las renovables producen masivamente reduciendo considerablemente el precio de mercado. Las renovables eléctricas son la solución más barata al cambio climático.

Ahora bien, si el precio que obtienen las renovables en el mercado diario es muy bajo, ¿cómo recuperan la inversión inicial de construcción?, ¿y qué ocurre cuando no hay viento o sol? Para estas situaciones es necesario tener centrales firmes, es decir, capaces de producir en base a decisiones del hombre. Pero, ¿cómo recuperan la inversión estas centrales que solo producen en momentos puntuales y, por tanto, tienen ingresos muy bajos en el mercado diario? La solución a estos retos pasa por modernizar el mercado eléctrico, introduciendo nuevos mercados a largo plazo adicionales al mercado diario ya existente y estableciendo, tanto para las renovables como para las centrales firmes, contratos a largo plazo asignados competitivamente, subastas para renovables para descarbonizar y subastas para centrales firmes con las que garantizar el suministro en todo momento. Con estos mercados de largo plazo será posible atraer la inversión necesaria para abordar el cambio climático y mantener la seguridad de suministro al mínimo coste para todos los consumidores.

Ocultar información

4. FOMENTAR EL ALMACENAMIENTO EFICIENTE CON LAS TECNOLOGÍAS YA DISPONIBLES, para facilitar la gestión de la alta penetración de las renovables a 2030 (bombeo para excedentes de días o semanas, y baterías para excedentes de horas).