DEFINIR EL PAPEL DE LOS GASES 'RENOVABLES'

El papel de los gases 'renovables' en la transición energética

El acuerdo de París y los compromisos que Europa está adquiriendo en su estrategia a 2050 persiguen una sociedad neutra en carbono para esa fecha. Para entonces, los vectores energéticos deberán estar plenamente descarbonizados, lo que significa que no hay lugar para los combustibles fósiles sin tratar.

Los gases 'renovables': biogases, electrogases y gases descarbonizados.#RRSSLos gases 'renovables': biogases, electrogases y gases descarbonizados.

Ante esta situación, se está discutiendo el papel de los llamados gases 'renovables':

  • De origen orgánico (biogases). Se obtienen a partir de la descomposición del material orgánico, como residuos, lodos de depuradoras, biomasas, etc. Este gas tiene una gran utilización como combustible en el lugar de producción (generación de electricidad y usos térmicos locales), ya que no se puede incorporar a gran escala a las redes de gas natural. Actualmente, son los únicos gases realmente renovables, con desarrollo probado y costes asequibles pero su potencial es muy reducido y de uso local, por lo que sólo pueden ser alternativa para ciertos nichos de mercado.
  • De origen eléctrico renovable (electrogases). Esta opción consiste en utilizar la electricidad generada con renovables para fabricar H2 mediante el proceso de electrolisis. El H2 así obtenido se denomina electroH2, H2 limpio o H2 verde.
    • El electroH2 es utilizable directamente en procesos térmicos y de producción de electricidad pero, para su transporte y uso posterior, sólo es admisible aproximadamente en un 10% de mezcla con gas natural en las redes actuales. Concentraciones superiores, o un transporte únicamente de H2, requiere una modificación sustancial de todas las redes de gas y la adaptación de las instalaciones de consumo.
    • A partir del electro H2, mediante incorporación de CO2, se obtiene metano sintético o electrometano, equivalente al gas natural fósil. Para que este gas sea neutro en carbono, requiere que el CO2 incorporado en su producción provenga de captación directa de la atmósfera, lo que implica una tecnología incipiente y muy costosa. Si el CO2 proviniera de una emisión previa de otro proceso, no se garantizaría la neutralidad de emisiones a la atmósfera y no podría considerarse gas limpio.
  • De origen fósil (gases descarbonizados). A partir de gas natural fósil y mediante procesos térmicos con uso de CCS/CCU, se obtiene gas descarbonizado (combustión) o H2 azul (reforma con vapor de agua). Estos gases no pueden considerarse limpios porque se liberan emisiones de CO2 en su producción (al menos un 10%). La viabilidad de estas opciones depende de la disponibilidad en términos de desarrollo técnico-comercial y acceso a almacenamientos subterráneos, redes para su transporte, coste, aceptación social, etc.

Dado que la tecnología para obtención de gas limpio y descarbonizado es todavía muy incipiente y costosa, la principal actuación en este sentido debe centrarse en trabajos de I+D.

La competitividad de estas tecnologías dependerá de su evolución tecnológica a futuro. Con las opciones existentes, estos gases deben destinarse únicamente a aquellas utilizaciones donde no exista alternativa neutra en carbono (electricidad renovable).