EL ARTE RECICLADO

'Upcycled art', cuando los residuos se convierten en arte

#sostenibilidad medioambiental #arte #naturaleza

Botellas de cristal, bolsas de plástico y otros residuos que acabarían llenando los vertederos o flotando en el mar se han convertido, de la mano de algunos creadores, en una forma de arte sostenible que denuncia la degradación del planeta y sorprende por su originalidad. Las posibilidades llegan hasta donde alcanza la imaginación.

¿QUÉ ES EL 'UPCYCLED' ART?

La sociedad actual genera una cantidad ingente de residuos. Como consecuencia, el reciclaje se ha convertido en una acción imprescindible para proteger el medio ambiente. Dentro de este ámbito han surgido dos vertientes, el infrareciclaje y el suprareciclaje. En la primera se ralentiza el ciclo destructivo y los objetos resultantes pierden calidad durante el proceso, mientras que en la segunda adquieren valor gracias a la intervención de la creatividad.

Al igual que cualquiera de nosotros, nuestros residuos también tienen derecho a una segunda oportunidad y de la mano del mencionado suprareciclaje ha surgido un movimiento artístico conocido como arte reciclado —upcycled art o upcycling art en inglés— que inspira a numerosos creadores en la actualidad a lo largo del mundo con un mensaje crítico con el consumo excesivo y la contaminación medioambiental. Este tipo de arte busca transformar residuos como el papel, el cartón, la madera, el cristal, los plásticos, los metales o el caucho en obras de arte. El concepto, por tanto, va más allá del reciclaje convencional de materiales al crearse objetos que superan el valor económico, cultural y social del producto original.

En un sentido estricto, este tipo de expresión artística no es nueva. De hecho, podemos asimilarla a movimientos de otras épocas. Por ejemplo, a los collages realizados por Pablo Picasso o George Braque con restos de periódicos o revistas a principios del siglo XX o, incluso, a obras pertenecientes a corrientes como el Pop Art, el Trash Art o el Drap Art. Pero el concepto en sí nace en 2002 cuando William McDonough y Michael Braungart otorgan una definición al upcycling en su libro De la cuna a la cuna. Rediseñando la forma en que hacemos las cosas.

LAS VENTAJAS DE TRANSFORMAR RESIDUOS EN ARTE

Una de las principales características de este estilo es que no se ciñe a ninguna disciplina, si no que se ve representado en todas ellas. Podemos encontrar arte reciclado en un cuadro, en una escultura, en la alta costura o en el mobiliario de una casa. Además, en este caso los valores medioambientales, en cuanto a reciclaje y reutilización del material, tienen tanto valor como la propia obra en sí.

Entre los beneficios para el medio ambiente del arte reciclado destacan, por ejemplo, su contribución al aprovechamiento y la extensión de la vida útil de los materiales y, como consecuencia de esto, a la disminución del número de residuos. Se necesita una gran dosis de creatividad y cierta técnica para trabajar con estos materiales. Pero no solo eso, los artistas que crean este tipo de obras también deben hacerse una serie preguntas antes de afrontar el reto: ¿el consumo energético para crear la obra será excesivo?, ¿los materiales a utilizar son realmente residuos?, ¿qué porcentaje de mi obra estará compuesta por residuos?, ¿la obra aportará un beneficio ambiental?

El consumidor de este tipo de arte no solo encuentra las obras atractivas por su valor artístico, sino que además cuenta con el aliciente de estar contribuyendo al bienestar del planeta al darle una segunda vida a un material que de otra forma no la tendría. Este movimiento también es una herramienta educativa muy interesante para concienciar a la sociedad, sobre todo a los más pequeños, sobre las consecuencias de nuestros actos en el entorno y la importancia de reciclar.

¿Cómo alargar la vida a los residuos?#RRSS¿Cómo alargar la vida a los residuos?

 VER INFOGRAFÍA: ¿Cómo alargar la vida a los residuos? [PDF]

ARTISTAS DEL RECICLAJE

El upcycled art es una técnica que exige horas y horas de exploración y experimentación sobre los materiales y sus posibilidades, y tiempo para recolectar los residuos. ¿El resultado? Obras asombrosas en las que el único límite es la imaginación y la creatividad del artista. Los creadores que apuestan por este tipo de arte sostenible, también conocidos como upcyclers, son tendencia en la actualidad y entre ellos destacan los siguientes:

  • Gerhard Bär: este diseñador alemán lleva más de 20 años creando objetos de arte y de uso cotidiano a partir de basura plástica. En su obra convergen la estética, la ecología y la responsabilidad social.
  • Martha Haversham: artista londinense multidisciplinar y enfocada a la creación con residuos de imágenes y collages relacionados con la moda femenina.
  • Michelle Reader: esta artista inglesa hace esculturas recicladas con elementos mecánicos de juguetes y relojes que recoge en vertederos, carreteras y tiendas de segunda mano.
  • Wim Delvoye: artista conceptual belga que trabaja con neumáticos usados. Sin modificar la estructura de la rueda esculpe figuras inspiradas en elementos de la naturaleza como flores y plantas.
  • Yuken Teruya: creador de origen japonés que basa su obra en el uso de materiales como rollos de papel higiénico, bolsas de papel y crisálidas de mariposas para reflejar la vida de su tierra natal, Okinawa.

 ¿Pueden las máquinas hacer arte?

 El 'blockchain' revolucionará el arte

 Descubre los templos del arte del siglo XXI

 ¿Qué convierte a un museo en sostenible?