LA LUCHA CONTRA LOS RESIDUOS PLÁSTICOS

Adiós a los plásticos de un solo uso

#sostenibilidad medioambiental #sociedad #naturaleza

Europa prohibirá en 2021 la venta en su territorio de plásticos de un solo uso como pajitas, cubiertos o bastoncillos. Esta y otras medidas similares se están expandiendo por todo el planeta para revertir una situación que acumula casi 90.000 toneladas de basura solo en el océano Pacífico.

No hace mucho tiempo los envases plásticos de usar y tirar gozaban del respaldo social de los grandes inventos. Resultaban prácticos, económicos, ligeros, resistentes y fáciles de producir. No había que fregarlos ni almacenarlos. Todo eran ventajas, nadie los cuestionaba y proliferaron como la espuma de los océanos que hoy contaminan.

UN MUNDO INVADIDO POR EL PLÁSTICO

Esta relación idílica con el plástico ha derivado en una convivencia tóxica e insostenible que amenaza de gravedad la salud del medio ambiente. Los datos son de sobra conocidos y se vienen anunciando desde hace años: en 2015 la Universidad de Georgia ya advirtió que los mares recibían ocho millones de toneladas anuales de plástico y que podríamos alcanzar los 17,5 millones en 2025.

Estos vertidos oceánicos se han concentrado formando islas de plástico flotantes [PDF], como la gran mancha de basura del Pacífico que triplica el tamaño de Francia, y son responsables de la muerte anual de 100.000 mamíferos marinos y de un millón de aves acuáticas. De seguir así, el Foro Económico Mundial (WEF) estima que en 2050 habrá en los océanos más toneladas de plástico que de peces.

PROHIBICIÓN DE LOS PLÁSTICOS DE UN SOLO USO EN LA UNIÓN EUROPEA

Esta situación de emergencia ha propiciado acciones legislativas contra el consumo de plásticos desechables en numerosas regiones del mundo. En marzo de 2019 el Parlamento Europeo aprobó una directiva que prohíbe, a partir de 2021, la venta de plásticos de un solo uso dentro de la Unión Europea (UE) para los productos que cuenten con alternativas viables como, por ejemplo, bastoncillos de algodón, cubiertos, platos, vasos, pajitas, etc.

Además, Europa limitará el uso de los plásticos desechables que tengan difícil sustitución, forzando a los Estados miembro a reducir su consumo y atribuyendo a los fabricantes nuevas obligaciones de gestión y limpieza de residuos. Esto afectará, por ejemplo, a los productores de aparejos de pesca, que deberán costear la recuperación de las redes perdidas en alta mar, o al etiquetado de las toallitas y las compresas, que advertirá de los efectos del plástico en el medio ambiente.

La UE también obligará a sus países a recoger el 90% de las botellas de plástico en 2029 y, un año después, a garantizar que al menos el 30% de estos recipientes provengan de material reciclado. Con esta medida, Europa, que dedica el 40% del plástico a elaborar envases de usar y tirar, aspira a mejorar su tasa de reciclaje de plásticos, equivalente a tan solo un 6% de todo el que consume, tal y como revela la organización ecologista World Wildlife Fund (WWF) en un informe de 2018.

Plásticos de un solo uso prohibidos por la UE.#RRSSPlásticos de un solo uso prohibidos por la UE.

  VER INFOGRAFÍA: Plásticos de un solo uso prohibidos por la UE [PDF]

LAS NORMATIVAS EN EL RESTO DEL MUNDO

En otras zonas del planeta también se han tomado medidas legislativas para reducir los plásticos de un solo uso. En este sentido, cabe destacar las siguientes:

 Asia y Oriente Medio
La India eliminará los desechables en 129 aeropuertos del país y desde junio de 2018 la ciudad de Mumbai castiga con hasta tres meses de cárcel el uso de bolsas, vasos o botellas de plástico. Bangladesh se convirtió en 2002 en el primer país del mundo en prohibir las bolsas en todo su territorio, y China, Israel y Sri Lanka cuentan con medidas similares.

 África
Este continente acoge a 25 países que han prohibido las bolsas de plástico. Algunos como Sudáfrica, Tanzania o Marruecos han vetado el uso de las más finas, mientras otros como Kenia castigan el uso de cualquier bolsa de plástico con penas de hasta cuatro años de cárcel.

 Oceanía
Nueva Zelanda también vetará las bolsas de plástico desechables en 2019, al igual que han hecho las dos cadenas de supermercados más grandes de Australia.

 Latinoamérica
Chile se ha convertido en el primer país latinoamericano en prohibir a nivel nacional las bolsas de plástico en grandes superficies y supermercados. Costa Rica anunció en 2017 una estrategia nacional para prohibir todos los plásticos de un solo uso en 2021. Otros países como Panamá, Colombia, Belice o Haití también han tomado cartas en el asunto contra ciertos tipos de bolsas de plástico o para prohibir su uso en establecimientos comerciales.
 

 ¿Cómo nos afectan los microplásticos?

 La compra a granel como solución para reducir el consumo de plásticos

 Descubre la primera localidad del mundo libre de plásticos