QUÉ SON LOS ESTEREOTIPOS DE GÉNERO

El fin de los estereotipos comienza en las aulas

#sociedad #igualdad de género #derechos humanos #carrera profesional

La autoestima, la ambición y las expectativas de las niñas son las primeras víctimas de los estereotipos de género. Por tanto, erradicar los clichés y sus comportamientos asociados debería ser prioritario para cualquier sociedad y la labor comienza en los colegios. Algunas iniciativas abogan por introducir referentes femeninos en las aulas como primer paso.

El 16 de junio de 1963, en plena lucha por la conquista del espacio entre Estados Unidos y la Unión Soviética durante la Guerra Fría, Valentina Tereshkova se convirtió en la primera mujer astronauta. A bordo de la Vostok 6 y con tan solo 26 años, la Gaviota —esa era su señal de llamada durante el vuelo— hizo historia y se convirtió en un símbolo de la igualdad entre hombres y mujeres. Durante las 70 horas y 50 minutos que estuvo lejos de La Tierra dio 48 vueltas al planeta. Nada más y nada menos, ¿quién dijo imposible?

Han pasado 56 años desde el hito de Tereshkova, pero incluso hoy en día si alguien lee astronauta, arquitecto, ingeniero o piloto es más que probable que en su cabeza se dibuje la figura de un hombre. La reacción tiene algo de involuntaria porque esa es la imagen comúnmente aceptada por la sociedad. Además, los números apoyan esa abstracción. En el caso de los pilotos de avión, por ejemplo, solo un 3% a nivel mundial son mujeres. Quizás haya que buscar el porqué de ese dato para encontrar el remedio.

QUÉ ES UN ESTEREOTIPO DE GÉNERO Y CUÁLES SON SUS CONSECUENCIAS

Según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), un estereotipo de género "es una opinión o prejuicio generalizado acerca de atributos o características que hombres y mujeres poseen o deberían poseer o de las funciones sociales que ambos desempeñan o deberían desempeñar". Un estereotipo de género, por tanto, es nocivo cuando limita la capacidad de hombres y mujeres para desarrollar sus facultades personales, realizar una carrera profesional y tomar decisiones acerca de sus vidas y sus proyectos vitales.

Los estereotipos de género afectan a niñas de todo el mundo sin importar el nivel de desarrollo de su país y lo fomenta la sociedad en general, desde progenitores a profesores. Esa es una de las principales conclusiones del estudio Global Early Adolescent Study elaborado por la OMS y la Universidad John Hopkins. Y esto, que algunos pueden considerar trivial, tiene consecuencias muy perjudiciales para las niñas desde muy temprana edad al reducir sus aspiraciones y limitar sus opciones profesionales.

Según la investigación Gender stereotypes about intellectual ability emerge early and influence children's interests publicada en la revista Science en 2017, las niñas comienzan a sentirse menos inteligentes que los niños a partir de los seis años. "Ni los niños ni las niñas nacen sexistas, hay algo que entre todos como sociedad les hacemos para que lleguen a ese punto", afirma Miriam González, fundadora de Inspiring Girls en España. El tema, por tanto, tiene un enorme poso sociocultural, aquel que, por ejemplo, asocia ciertas actividades, indumentarias y pasatiempos a hombres y otros a mujeres. La UNESCO advierte de que las mujeres están infrarrepresentadas en disciplinas STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas): solo el 29% de los investigadores a nivel mundial son mujeres.

LA SOLUCIÓN ESTÁ EN LA EDUCACIÓN

El germen de los estereotipos está en la educación y también ahí reside su solución. Para ello, tal y como establece la UNESCO en su Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo, resulta indispensable el apoyo de los gobiernos. Por ejemplo, a la hora de revisar periódicamente los planes de estudios, los libros de texto y los programas de formación docente para garantizar que no se perpetúen los estereotipos de género o a la de contemplar la promoción de programas de aprendizaje, tutorías, redes o becas para fomentar la incorporación de las mujeres a los campos STEM.

Dentro de las escuelas, el papel del profesorado se vuelve imprescindible a la hora de impartir una enseñanza de calidad y en igualdad que busque el bienestar de los estudiantes y el respeto a las normas profesionales. Lina Gálvez, directora del Máster Universitario en Género e Igualdad en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y experta investigadora en igualdad de género, da algunos consejos para que los docentes actúen contra la desigualdad dentro y fuera del aula:

Concienciarse contra el sexismo. Cuestionarse ciertos estereotipos que tomamos como naturales y en realidad son construcciones sociales.

 Tratar el tema de la igualdad sin complejos. Ignorar las críticas o las presiones que ejercen terceros a la hora de abordar cuestiones sobre igualdad.

 Unir fuerzas por una educación igualitaria. Cuantas más personas se impliquen en este tipo de educación más efectiva será.

 Trabajar de forma transversal. Reforzar a niños y niñas en sus preferencias independientemente de si coinciden o no con lo que el estereotipo nos hace esperar.

¿Cómo evitar los estereotipos de género en la escuela?#RRSS¿Cómo evitar los estereotipos de género en la escuela?

 VER INFOGRAFÍA: ¿Cómo evitar los estereotipos de género en la escuela? [PDF]

REFERENTES FEMENINOS PARA EVITAR LA DISCRIMINACIÓN

¿Es posible extirpar de nuestras mentes estos estereotipos? La organización Inspiring Girls, que nace en Reino Unido y que ya tiene presencia en otros nueve países, dice que sí. Su objetivo es mejorar la autoestima, la ambición profesional y las expectativas laborales de las niñas en edad escolar ayudándolas a visibilizar la amplia variedad de profesiones que existen sin que el hecho de ser mujer suponga ningún tipo de limitación.

¿Cómo lo hacen? Organizando talleres entre niñas y mujeres referentes en sus profesiones. Las mujeres voluntarias ofrecen su tiempo para ir a los colegios y explicar a las más pequeñas su actividad profesional, qué les apasiona de su trabajo o qué obstáculos se encontraron durante el desarrollo de su carrera. Se trata, en definitiva, de dar a conocer la necesidad de modelos femeninos que puedan convertirse en fuentes de inspiración para las mujeres del mañana.
 

 ¿Cómo ayudan los robots educativos al desarrollo de tus hijos?

 ODS 5: Igualdad de género

 

Lucha contra el plástico. ¡Atrapa a Lord Plastik! Únete.