QUÉ ES EL MULTILATERALISMO

Multilateralismo, la manera más eficaz de luchar contra el cambio climático

#sostenibilidad medioambiental #cambio climático #solidaridad

La lucha contra el cambio climático es el principal reto que tiene por delante la humanidad y para alcanzar el éxito es necesaria la participación de todos, desde cada ciudadano a cada gobierno. En un mundo que prioriza los intereses económicos sobre, por ejemplo, los medioambientales, el multilateralismo se torna fundamental para poner de acuerdo a los países y establecer una estrategia común con un objetivo: salvaguardar el planeta.

La unión hace la fuerza. Este dicho adquiere hoy, con el mundo azotado por la pandemia de COVID-19 y amenazado por el cambio climático, su mayor relevancia desde la Segunda Guerra Mundial. Precisamente, en el desenlace de aquel conflicto nació la colaboración multilateral más importante de la historia moderna: los Acuerdos de Bretton Woods —destinados a prevenir otra guerra mundial—. En este contexto, el multilateralismo en favor de una Recuperación Verde y de una apuesta por la mitigación y la adaptación al cambio climático es de nuevo la mayor esperanza.

MULTILATERALISMO: SIGNIFICADO E IMPORTANCIA

Si el unilateralismo se da cuando un país actúa solo y el bilateralismo cuando dos países se asocian, el multilateralismo suele definirse como la colaboración entre varios países en busca de un objetivo común, pudiendo estar implicadas también otras partes como la sociedad civil o el sector privado.

António Guterres, Secretario General de Naciones Unidas (ONU)

Necesitamos un multilateralismo en el que la voz de la juventud sea decisiva para configurar nuestro futuro

Como ya hemos comentado, el multilateralismo es hoy más relevante que nunca. Y no solo para combatir la pandemia, sino para abordar la lucha contra el cambio climático. Así lo reconoce António Guterres, Secretario General de Naciones Unidas (ONU): "Necesitamos un multilateralismo en red, en el que se refuerce la coordinación entre las organizaciones mundiales y en el que las organizaciones regionales sean capaces de hacer su contribución esencial; y un multilateralismo inclusivo, basado en una intensa interacción con la sociedad civil, las empresas y otras partes interesadas".

Los principales objetivos del multilateralismo en la actualidad.#RRSSLos principales objetivos del multilateralismo en la actualidad.

 VER INFOGRAFÍA: Los principales objetivos del multilateralismo en la actualidad [PDF]

QUÉ SON LOS ORGANISMOS MULTILATERALES. EJEMPLOS

Los organismos multilaterales son, como su nombre indica, organizaciones integradas por tres o más países asociados con el objetivo de trabajar conjuntamente en solucionar problemas comunes o en crear circunstancias favorables para todos los miembros. Entre los principales organismos multilaterales de la actualidad cabe destacar:

  • Organización de las Naciones Unidas (ONU): nacida oficialmente en octubre de 1945, la ONU está compuesta en la actualidad por 193 países y su función es tomar medidas sobre los problemas que enfrenta la humanidad. Entre ellos, el mantenimiento de la paz y la seguridad, el desarrollo sostenible, los derechos humanos, las emergencias humanitarias, la igualdad de género, etc.
  • Organización Mundial de la salud (OMS): fundada en abril de 1948 bajo el principio de que la salud es un derecho humano y de que todo el mundo debería disfrutar del grado máximo de salud, definida esta como "un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades".
  • Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE): fundada en 1961 como sucesora de la Organización Europea para la Cooperación Económica —surgida a su vez al abrigo del Plan Marshall—, la OCDE es una organización internacional cuya misión es promover políticas que favorezcan la prosperidad, la igualdad de oportunidades y el bienestar para todas las personas.

Además de estos, existen decenas de organismos que, desde una perspectiva multilateral, velan para que la mayoría del planeta aúne esfuerzos. Por ejemplo: el Banco Mundial (BM), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), etc.

MULTILATERALISMO CLIMÁTICO: PRINCIPALES ACUERDOS MULTILATERALES AMBIENTALES

El cambio climático es un problema que afecta a toda la humanidad y, como tal, requiere de la colaboración de todos: gobiernos, empresas, sociedad civil, etc. En un mundo globalizado y conectado, las fronteras entre responsabilidades son más difusas que nunca y las soluciones unilaterales están condenadas al fracaso.

Según el Informe Groundswell del BM, para el año 2050 el cambio climático podría forzar a más de 140 millones de personas del África Subsahariana, Asia Meridional y América Latina a desplazarse. Pero las migraciones climáticas son solo una de sus múltiples consecuencias. Además, están la escasez de agua, los fenómenos meteorológicos extremos o la pérdida de biodiversidad. Todas ellas representan graves amenazas a la estabilidad mundial que requieren de colaboraciones globales. A este respecto, entre los principales acuerdos multilaterales ambientales de los últimos tiempos cabe destacar:
 

Protocolo de Kioto

Ya finalizado y objeto de críticas sobre su eficacia real, está considerado un hito del multilateralismo ambiental al suponer, desde que fue aprobado en diciembre de 1997 —aunque no entró en vigor hasta 2005—, el primer compromiso mundial destinado a frenar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), allanando el camino para la adopción de futuros acuerdos.

Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

Aprobada por la ONU en septiembre de 2015, la Agenda 2030 está compuesta por 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que incluyen referencias específicas a temas ambientales ligados a otras prioridades como la reducción de la pobreza y el hambre, la salud, la educación, la igualdad de género, etc.

Acuerdo de París

Aprobado en diciembre de 2015 en el marco de la COP 21, es el primer acuerdo universal y jurídicamente vinculante sobre cambio climático. Su principal objetivo es mantener el incremento de la temperatura mundial por debajo de los 2 ºC respecto a los niveles preindustriales, tratando de limitarlo a 1,5 ºC.