PÉRDIDA DE BIODIVERSIDAD: CAUSAS, CONSECUENCIAS Y SOLUCIONES

La pérdida de biodiversidad, un riesgo para el medio ambiente y para la humanidad

#sostenibilidad medioambiental #sociedad #cambio climático

La biodiversidad del planeta está amenazada y el principal culpable es aquel que, paradójicamente, más depende de ella: el ser humano. Frenar la pérdida de biodiversidad, entendida como la disminución o desaparición de la variedad de seres vivos que habitan el planeta, es uno de los grandes retos de la humanidad. A continuación, repasamos causas, consecuencias y posibles soluciones.

Los países que conforman el planeta Tierra incumplen todos los objetivos para frenar la destrucción de la biodiversidad fijados para 2020. Esa es la demoledora conclusión del quinto informe Perspectiva Mundial sobre la Diversidad Biológica publicado en septiembre de 2020 por la Plataforma Intergubernamental sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos (IPBES). El documento no solo advierte sobre la alarmante degradación de la naturaleza, sino que apunta a ella como una variable que aumenta el riesgo de futuras pandemias.

El año 2020 era el marcado para alcanzar las conocidas como metas Aichi, o lo que es lo mismo, el Plan Estratégico para la Diversidad Biólogica (2011-2020) establecido por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Dicha hoja de ruta estableció 20 objetivos para frenar la destrucción de la biodiversidad del planeta, pero diez años después, según señala el mencionado informe, ninguno de esos compromisos tiene visos de cumplirse al 100 %, con el consiguiente impacto negativo sobre las especies, los ecosistemas y el propio ser humano.

QUÉ ES LA PÉRDIDA DE BIODIVERSIDAD

La pérdida de biodiversidad se refiere a la disminución o desaparición de la diversidad biológica, entendida esta última como la variedad de seres vivos que habitan el planeta, sus distintos niveles de organización biológica y su respectiva variabilidad genética, así como los patrones naturales presentes en los ecosistemas. A mediados de 2019, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en colaboración con IPBES, presentó un ambicioso informe [PDF] sobre biodiversidad en el que advertía que un millón de especies —de un total que ronda los ocho millones— está en peligro de extinción. Incluso algunos investigadores se atrevían a hablar del sexto proceso de extinción masiva en la historia del planeta.

CAUSAS DE LA PÉRDIDA DE BIODIVERSIDAD

La biodiversidad ha disminuido a un ritmo alarmante en los últimos años, como resultado, en gran medida, de la actividad humana. A continuación, repasamos las principales causas:

 Cambio climático

El cambio climático impacta sobre la biodiversidad a diversos niveles: la distribución de las especies, la dinámica de las poblaciones, la estructura de las comunidades y la función ecosistémica.

 Contaminación

Cuando hablamos de contaminación pensamos, por ejemplo, en el humo que sale de los tubos de escape de los coches y ascienden a la atmósfera, pero a la biodiversidad no le afecta solo ese tipo, también lo hace la contaminación acústica y la lumínica.

 Destrucción de hábitats

La contaminación del suelo y los cambios en sus usos debido a actividades como la deforestación de los bosques impactan negativamente en los ecosistemas y en las especies que los componen.

 Especies exóticas invasoras

Las especies exóticas invasoras son la segunda causa de pérdida de biodiversidad en el mundo, según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Actúan como depredadores, compiten por el alimento, se hibridan con las especies nativas, introducen parásitos y enfermedades, etc.

 Sobreexplotación del medio natural

La sobreexplotación de los recursos naturales, es decir, su consumo a una velocidad mayor a la de su regeneración natural, tiene un impacto obvio sobre la flora y la fauna del planeta.
 

La pérdida de biodiversidad a lo largo de los últimos siglos.#RRSSLa pérdida de biodiversidad a lo largo de los últimos siglos (proyección del Programa de la ONU para el Medio Ambiente).

 VER INFOGRAFÍA: La pérdida de biodiversidad a lo largo de los últimos siglos [PDF]

CONSECUENCIAS DE LA PÉRDIDA DE BIODIVERSIDAD

La pérdida de biodiversidad trae numerosas consecuencias, las cuales no recaen solo sobre el medio ambiente, sino también sobre el ser humano, ya sea a nivel económico o sanitario. Durante la presentación del informe de IPBES, David Cooper, subsecretario ejecutivo de la Convención sobre Diversidad Biológica, aprovechó para alertar sobre ello en plena crisis por la COVID-19: "Mientras degradamos los ecosistemas, se incrementa el riesgo de futuras pandemias". En las siguientes líneas, enumeramos otros de sus efectos adversos:

 Extinción de especies

La alteración y destrucción de los hábitats provoca que miles de especies se encuentren en peligro de extinción.

 Amenaza al ser humano

La pérdida de biodiversidad pone en peligro el bienestar del ser humano al afectar al suelo y al agua, fundamentales para su alimentación.

 Proliferación de plagas

Los desequilibrios en los ecosistemas pueden impulsar la aparición de plagas que dañen, por ejemplo, las cosechas.

 Aumento de las emisiones de CO2

La capacidad de los bosques y los océanos para absorber CO2 disminuye si sus ecosistemas se ven perjudicados.

SOLUCIONES A LA PÉRDIDA DE BIODIVERSIDAD

Durante la presentación del informe de la ONU en 2019, la directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Audrey Azoulay, apremió a tomar medidas con estas palabras: "Ya no podemos seguir destruyendo la diversidad de la vida. Es nuestra responsabilidad para con las generaciones futuras". A continuación, abordamos algunos de los compromisos de la propia ONU a través de sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS):

  • ODS 14. Vida submarina

El ODS 14 pretende gestionar sosteniblemente los ecosistemas marinos, costeros, terrestres e interiores de agua dulce, abordar los efectos de la acidificación de los océanos y reglamentar la explotación pesquera al tiempo que fomenta la pesca sostenible.

  • ODS 15. Vida de ecosistemas terrestres

El ODS 15 busca proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar sosteniblemente los bosques, detener e invertir la degradación de las tierras, combatir la desertificación y frenar la pérdida de biodiversidad.

Más allá de los compromisos de la ONU, cada uno a nivel personal puede colaborar para luchar contra la pérdida de biodiversidad. ¿Cómo? Apostando por la movilidad y la alimentación sostenible, el consumo responsable y las prácticas de reciclaje, reduciendo las pequeñas acciones que contaminan, ayudando a concienciar a los más pequeños a través de la educación ambiental, y, en definitiva, apoyando cualquier acción dirigida a proteger la biodiversidad.