¿SABES QUÉ SON LAS 'START-UPS'?

'Start-ups': emprendimiento a través de las ideas más innovadoras

#empresa #innovación #economía

Son empresas pequeñas pero muy brillantes, fruto de ideas rompedoras con las que los emprendedores quieren cambiar el mundo.

Start-ups.

En 1996 dos alumnos de la universidad de Stanford se unieron para crear el mejor motor de búsqueda de Internet. Lo desarrollaron en instalaciones de la propia universidad y en el garaje de una vecina. Así nació Google, un proyecto que no tardó mucho en encontrar a su primer inversor: el cofundador de Sun Microsystems, Andreas von Bechtolsheim, que les extendió un cheque por valor de 100.000 dólares.

Jóvenes emprendedores, como en su día fueron Larry Page y Sergey Brin, son el origen de muchas pequeñas compañías con grandes posibilidades de crecimiento. Y aunque se desarrollan en prácticamente cualquier sector, la inmensa mayoría surgen en torno a la tecnología. Google, Twitter o Facebook nacieron gracias a una start-up.

El decálogo para entender a las start-ups.#RRSSEl decálogo para entender a las start-ups.

 VER INFOGRAFÍA: El decálogo para entender a las 'start-ups' [PDF]

La clave para el crecimiento está en convertir una idea en un modelo de negocio rentable y ello pasa por conseguir la financiación necesaria. La buena noticia es que hay muchos filántropos, empresas, instituciones, fundaciones, etc., dispuestas a ayudar a través del asesoramiento y la financiación. Destacan los siguientes:

  • Business angel: inversores privados que se implican personalmente aportando, no solo apoyo económico, sino también su experiencia en la estrategia y desarrollo de negocio.
  • Venture Capital: fondos de inversión que apuestan por start-ups con un modelo de negocio disruptivo en sectores con gran potencial de crecimiento. Un ejemplo lo encontramos en el Programa internacional de 'Start-ups', el programa de capital riesgo corporativo de Iberdrola dotado de 70 millones de euros para la inversión en tecnologías y negocios disruptivos que aseguren la sostenibilidad del modelo energético.
  • Viveros de empresas: instalaciones que inversores privados, grandes empresas o instituciones públicas ponen a disposición de personas emprendedoras en unas condiciones muy ventajosas para ayudarles a crecer. También ofrecen asesoramiento y apoyo legal, comercial o logístico. La Unión Europea tiene su propia red de viveros.
  • Aceleradoras: ofrecen programas de duración determinada ya que la relación concluye con la presentación del proyecto al público en busca de financiación para su crecimiento. La principal diferencia entre un vivero y una aceleradora es que mientras los primeros tratan de proteger a las empresas de nueva creación para reducir el riesgo de fracaso, las segundas tratan de acelerar el proceso de interacción de las empresas con el mercado para que se adapten rápidamente y se conviertan en empresas ágiles.

Pero lo cierto es que crecer no es fácil: según el ranking Los servicios que prestan los viveros de empresas en España 2016/2017 [PDF], elaborado por la Universidad Rey Juan Carlos (Madrid) junto con la Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas), más del 20% de las start-ups no supera el primer año de vida, un 15% desaparece en el segundo y un 10% muere en su tercer año de actividad.

Las mejores ciudades 'start-ups'

No hay muchos lugares en el mundo donde exista una verdadera cultura de innovación y de creación de empresas que impulse al talento emprendedor a convertir sus ideas en realidad.

Según Startup Genome, la mayor comunidad colaborativa de apoyo a los ecosistemas de start-ups, las cinco mejores ciudades del mundo para el desarrollo y crecimiento de estas joyas de la innovación son Silicon Valley (California, Estados Unidos), Nueva York, Londres, Pekín y Boston. En Europa, Berlín, París, Estocolmo y Ámsterdam siguen a Londres en lo alto del ranking. Silicon Valley ostenta la primera posición con unas cifras que no dejan lugar a dudas: concentra entre 12.000 y 15.000 start-ups que dan empleo a más de dos millones de personas.

En España, por su parte, destaca sin lugar a dudas Barcelona, donde se han desarrollado entre 900 y 1.100 nuevas empresas tecnológicas. En abril de 2016 nació Barcelona Tech City, una organización sin ánimo de lucro que alberga casi un centenar de organizaciones: start-ups, incubadoras, aceleradoras, laboratorios de innovación, etc.

Mantener un ecosistema de start-ups fuerte y maduro resulta fundamental para favorecer la innovación y el espíritu emprendedor y es una fuente de empleo y riqueza.

 Iberdrola, la 'utility' española más innovadora

 Apoyamos el emprendimiento joven