GESTIÓN SOSTENIBLE DEL AGUA

El agua: nuestro recurso más preciado

#sostenibilidad medioambiental

Nos enfrentamos a una crisis hídrica real que solo se puede combatir a través del consumo sostenible, el fomento de las energías limpias, la optimización de los procesos productivos y el uso de agua reciclada.

Por una gestión sostenible del agua.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) alertaba en 2015 de que la Tierra tendría un déficit de agua del 40% en 2030 si no cambiaba el rumbo actual de consumo. Y es que, a pesar de los avances en el uso responsable y el saneamiento de este recurso natural, el crecimiento demográfico supone un gran reto en el que sociedad, gobiernos y empresas tienen que colaborar si se quieren obtener resultados positivos.

El consumo humano y comercial, las actividades agrícolas e industriales, la producción energética y de alimentos de uso cotidiano... todos estos factores requieren grandes cantidades de agua y esta se ve amenazada por la contaminación y el cambio climático. Es imprescindible tomar conciencia de la necesidad de gestionar de forma eficiente los recursos hídricos, garantizando su calidad y evitando su degradación para no comprometer ni poner en riesgo su disponibilidad futura.

¿Has oído hablar de la huella hídrica?

Se define como el volumen total de agua dulce que se utiliza para la producción de los bienes y servicios disfrutados por los habitantes de un país, industria o persona, y que supone un consumo de agua de forma indirecta mucho más alto del que imaginamos.

De 1 a 50 litros 1-50 litros
De 100 a 150 litros 100-150 litros
Más de 1.000 litros + 1.000 litros
Confeccionar una
camiseta de algodón
4.100 l
Fabricar un coche
400.000 l
Preparar una
hamburguesa
2.345 l
Un litro de
gasolina
50 l
Una hoja
de papel
10 l
Montar un
ordenador
50 l
Una botella de
500 ml de cerveza
150 l
Una ducha
de 10 minutos
130 l
6.700 litros al día
huella hídrica media ciudadano español
Fuente: Water Footprint Network.

 

 VER INFOGRAFÍA: ¿Has oído hablar de la huella hídrica? [PDF]

La protección y el consumo sostenible del agua es uno de los pilares de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (ODS), con el fin de que todos los rincones del planeta tengan acceso a agua limpia, libre de contaminación y gestionada de manera responsable.

En línea con los ODS, Iberdrola controla exhaustivamente el uso y los consumos específicos de este recurso. La compañía está posicionada como una de las utilities con mejor productividad de agua (ventas/agua utilizada)*. El objetivo de la energética es mantener esa intensidad sobre el 50% en los próximos cinco años. Pero la protección de este recurso implica también un gran respeto a la biodiversidad.

* Según clasificación de Global 100 entre una selección de principales 'utilities'.
 

 Iberdrola y el uso del agua

 Almacenamiento energético