ESPECIES ENDEMICAS

Las especies endémicas y su valor para la biodiversidad

#sostenibilidad medioambiental #naturaleza #cambio climático

Cuando hablamos de endemismo, hacemos referencia a una especie cuyo ámbito geográfico es limitado. Los animales y plantas endémicos, cuya vulnerabilidad es enorme al contar con poblaciones más reducidas, son claves para sus ecosistemas y se convierten en un termómetro a la hora de medir el estado de salud de un territorio. Por esa razón, su protección frente a las amenazas de extinción es fundamental.

Las primeras décadas del siglo XXI, cambio climático mediante, han servido para concienciar a la humanidad de la importancia del cuidado y conservación del planeta, incluyendo su flora y fauna. La pérdida de biodiversidad es, de hecho, una de las mayores preocupaciones por las consecuencias que acarrea y que van más allá de la extinción de especies, al amenazar también al propio ser humano por su impacto sobre el suelo y el agua, claves para su alimentación. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, concretamente el ODS 14 y el ODS 15, marcan el camino a seguir para revertir esa pérdida y señalan la importancia de las especies endémicas.

EL ENDEMISMO Y LAS ESPECIES ENDÉMICAS

Antes de centrarnos en las especies endémicas, abordemos la definición de endemismo. El endemismo es un término utilizado en biología para indicar que la distribución de un taxón está limitada a un ámbito geográfico reducido y que, por tanto, solo es posible encontrarlo de forma natural en ese lugar. En consecuencia, las especies endémicas son aquellas que ven restringida su distribución a una zona determinada, que puede ser una cordillera, un lago o una isla, entre otros. Tanto los aspectos ecológicos del lugar como las características biológicas del ser vivo influyen en dicha condición.

Las especies endémicas son muy importantes para nuestro planeta por la amplia variedad de seres vivos que aportan al medio ambiente. De hecho, no es casualidad que los países megadiversos, aquellos que albergan al menos el 70 % de la diversidad biológica terrestre del planeta a pesar de representar tan solo alrededor del 10 % de la superficie, cuenten con un gran número de especies endémicas.

Las especies endémicas son más vulnerables y, por tanto, más susceptibles a la extinción, que puede producirse por razones naturales, pero también por la acción del ser humano. Además de las consecuencias propias del cambio climático, están la caza furtiva de animales, la modificación de los hábitats o la introducción de especies invasoras. Así, el conservacionismo ambiental se convierte en el mayor estandarte para proteger a estas especies.

Las principales características de las especies endémicas.#RRSSLas principales características de las especies endémicas.

 VER INFOGRAFÍA: Las principales características de las especies endémicas [PDF]

TIPOS DE ENDEMISMOS

Las especies endémicas pueden clasificarse de dos formas, por su distribución territorial y por su genética, que dan lugar a una serie de categorías:

 Según su distribución territorial

  • Microendémicas: son aquellas especies que se encuentran establecidas en una zona específica.
  • Cuasiendémicas: son aquellas especies que exceden los límites de su zona específica.
  • Semiendémicas: son aquellas especies que pasan tan solo una parte del año en una zona específica.

 Según su genética

  • Paleoendemismo: son aquellas especies que acaban formando grupos aislados debido a sus caracteres morfológicos, químicos o genéticos.
  • Esquizoendemismo: son aquellas especies que se forman por el aislamiento gradual y que tienen características cromosómicas y morfológicas parecidas.
  • Patroendemismo: son aquellas especies que surgen por cambios en el número de cromosomas y se caracterizan por colonizar áreas más extensas que sus antecesoras.
  • Apoendemismo: son aquellas especies que derivan unas de otras y que, al contrario que las patroendémicas, ocupan áreas más pequeñas que sus antecesoras.

EJEMPLOS DE ESPECIES ENDÉMICAS

Hay numerosas especies endémicas en el mundo, pero a continuación repasamos algunos ejemplos de animales endémicos y otros tantos de plantas endémicas:

Animales endémicos

  • Lince ibérico (Lynx pardinus): este mamífero carnívoro es una especie endémica de la península ibérica, además de ser la especie de felino más amenazada del mundo.
  • Oso polar (Ursus maritimus): este mamífero carnívoro vive en el medio polar y en zonas heladas del hemisferio norte, siendo, de hecho, el único superdepredador del Ártico.
  • Lémur (Lemuroidea): este primate estrepsirrino es propio de la isla de Madagascar en el océano Índico y se caracteriza por sus ojos brillantes y sus curiosas vocalizaciones.
  • Oso panda (Ailuropoda melanoleuca): este mamífero carnívoro es típico del continente asiático, aunque ha sido China el país que lo ha convertido en su símbolo para salvarlo de la extinción.

Plantas endémicas

  • Sequoia roja (Sequoia sempervirens): este árbol, también llamado sequoia de California, puede encontrarse en esa región estadounidense y destaca por su alta esperanza de vida.
  • Árbol de drago (Dracaena draco): este árbol de corteza rugosa es una de las numerosas plantas endémicas que se pueden encontrar en las Islas Canarias (España).
  • Palma barrigona (Colpothrinax wrightii): esta especie de palmera es originaria de Cuba y llama la atención por la forma de su tronco, cuyo diámetro se hincha a dos-tres metros del suelo.
  • Ocote blanco (Pinus jaliscana): este árbol perteneciente a la familia de las pináceas destaca por su altura, más de 20 metros, y es originario de la región de Jalisco (México).