CAMBIO CLIMÁTICO

El compromiso climático del grupo Iberdrola

El sector eléctrico juega un papel clave en el logro del propósito fijado por el histórico Acuerdo de París para limitar el aumento de la temperatura del planeta por debajo de los 2 ºC y atajar la emergencia climática. El grupo Iberdrola, referente mundial en la lucha contra el cambio climático —objetivo 13 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)— y activo participante de las diferentes Cumbres Climáticas, está plenamente alineado con este pacto internacional.

Alineados con los objetivos de la COP25.

 VER INFOGRAFÍA RESUMEN: Líderes en la lucha contra el cambio climático [PDF]

¿QUÉ ES EL CAMBIO CLIMÁTICO?

El cambio climático se refiere a la alteración del clima atribuible directa o indirectamente a la actividad humana. Los gases de efecto invernadero se acumulan en la atmósfera y retienen calor, incrementado el efecto invernadero y contribuyendo a un aumento de la temperatura global del planeta.

Este cambio del clima se superpone a la variabilidad natural observable en periodos de tiempo equivalentes, y se relaciona, a su vez, con otros cambios en el sistema terrestre (deshielo, subida del nivel del mar, etc.).

 

Objetivos climáticos del grupo Iberdrola.#RRSSLa compañía se ha marcado como objetivo climático de cara a las próximas décadas ser neutra en carbono en 2050. Los objetivos alcance 1, 2 y 3 han sido aprobados por Science Based Target Initiative en marzo 2019.

IBERDROLA, A LA CABEZA EN REDUCCIÓN DE EMISIONES

APOSTAMOS POR UN FUTURO DESCARBONIZADO

Iberdrola comenzó una profunda transformación de su modelo de negocio hace más de 20 años, cuando apostó por un modelo energético sostenible, seguro, competitivo, que permitiera afrontar la lucha contra el cambio climático mundial.

El grupo quiere contribuir activa y decididamente a un futuro sostenible y bajo en carbono, un esfuerzo que también impulsará el desarrollo social y económico a través de la generación de empleo y riqueza. Firme en su lucha contra el cambio climático, Iberdrola actualmente lidera los principales índices internacionales.

Iberdrola, que reconoce la lucha contra el cambio climático como un pilar estratégico de su actividad, cuenta con una Política contra el cambio climático con diversas líneas de actuación.

Líneas de actuación de Iberdrola para combatir el cambio climático.#RRSSLíneas de actuación de Iberdrola para combatir el cambio climático.

Descubre nuestros principales ejes de actuación

  • Contribuir a la mitigación del cambio climático y a la descarbonización del modelo energético.
  • Apoyar los procesos de negociaciones internacionales y la participación significativa del sector privado para cumplir el objetivo 13 de los ODS: Acción por el clima.
  • Mantener el liderazgo mundial en energías renovables, redes inteligentes y tecnologías eficientes.
  • Integrar el cambio climático en los procesos internos de toma de decisión, así como en el análisis y gestión de los riesgos a largo plazo para el grupo.
  • Fomentar activamente una cultura que promueva el uso eficiente y responsable de la energía.
  • Promover la formación interna y sensibilización climática de los grupos de interés e incentivar a los proveedores a que adopten políticas acordes.

Ocultar ejes de actuación


A cierre del Primer trimestre 2020, de la capacidad instalada propia del grupo, el 70% corresponde a energías renovables y el 77% está libre de emisiones.

Avances del grupo Iberdrola en la disminución de emisiones a cierre del Primer trimestre 2020.#RRSSAvances del grupo Iberdrola en la disminución de emisiones a cierre del Primer trimestre 2020.

En línea con su apuesta por la descarbonización, Iberdrola ha cerrado ya 15 plantas de carbón y petróleo (con una capacidad instalada de 7,5 GW) en todo el mundo desde 2001, y se encuentra en proceso de cerrar las dos últimas (874 MW), ambas situadas en España.

Para el final del periodo 2018-2022, habrá invertido 34.000 millones de euros, de los que 16.000 millones (el 47%) son para redes inteligentes y 13.300 millones (39%), para renovables.

La apuesta por las energías limpias, y por favorecer medidas para combatir el cambio climático a nivel mundial, nos ha llevado a continuar reduciendo nuestras emisiones propias, hasta situarlas en 2019 por debajo de los 110 gramaos por kWh —una cifra tres veces inferior a la de nuestros competidores—. Iberdrola genera ya el 100 % de su energía con cero emisiones en países como el Reino Unido, Alemania o Portugal.

Para desarrollar su compromiso, Iberdrola dispone de un plan de acción climática con cinco líneas de actuación. Estas actividades nos han permitido demostrar que la tecnología y las soluciones están disponibles para abordar el cambio climático con éxito, no solo de manera viable y competitiva, sino también creando numerosas oportunidades de negocio y apoyando una transición justa para aquellos sectores que pudieran verse afectados negativamente en el proceso de transición energética.

Toda la información sobre

EL CAMBIO CLIMÁTICO

¿Qué es la huella de carbono y cómo afecta al medio ambiente?

La huella de carbono es la medida utilizada para medir el impacto que tienen las actividades de los seres humanos a nivel medioambiental. Por tanto, se trata del concepto que calcula la cantidad de gases de efecto invernadero emitidos a la atmósfera (las emisiones de gases se miden en unidades de dióxido de carbono). La reducción del calentamiento global y sus consecuencias pasan obligatoriamente por reducir el dióxido de carbono en la atmósfera y la erradicación de los combustibles fósiles en pro de la energía limpia. Existen mecanismos que te ayudan a calcular la huella de carbono.

Pero el cambio climático no solo propicia cambios a nivel mediombiental, también afecta muy directamente a la economía y la sociedad.

¿Cómo combatir el cambio climático en nuestro día a día? ¿Cuáles son las mejores formas?

Hay muchas pequeñas acciones que puedes incorporar a tu día a día para contribuir a rebajar el impacto ambiental. Caminar, ir en bici o usar el transporte público para trasladarse es una buena medida para evitar la emisión de kilos de CO2 a la atmósfera. También puedes tratar de usar energías renovables en casa (aerotermia, geotermia, solar termodinámica), a la vez que tratas de mejorar la eficiencia energética en el hogar: usa bombillas de bajo consumo, revisa las ventanas, mantén al día el mantenimiento de la caldera, haz un uso eficiente de la calefacción y cuida tus hábitos diarios. Otras formas de combatir el calentamiento global pasan por el reciclaje y la reutilización. Reciclar en casa es fundamental para ayudar a frenar el cambio climático.

¿Cuál es el origen del cambio climático?

El origen del cambio climático va de la mano de la industrialización. Los inicios del calentamiento global se remontan a la Revolución Industrial, según han señalado los expertos. Se inició entonces un cambio que trajo consigo un nuevo modelo de producción y de consumo que lastimosamente favoreció la contaminación ambiental. La demanda de energías obtenidas con combustibles fósiles empezó a dispararse entrando en una nueva era geológica impulsada por el impacto del ser humano en el planeta.

Fue entre las décadas de 1950 a 1980 cuando los científicos alertaron del deterioro de la atmósfera y empezaron a introducirse nuevos términos, ahora tan conocidos, como: emisiones de CO2, efecto invernadero o erosión de la capa de ozono.

Descubre los países más amenazados y vulnerables por el cambio climático.

Acciones para disminuir el cambio climático

Una acción climática audaz y en conjunto, poniendo todos nuestro granito de arena, contribuirá a frenar el cambio climático. La utilización de energía sostenible, el impulso de la eficiencia energética y el uso de la energía consciente y racionalizado son un buen comienzo para favorecer la lucha contra el calentamiento global. Entre las acciones para disminuir el cambio climático están: el compromiso (personas que exijan acción política a los gobiernos); participación (individuos que contribuyan a la sostenibilidad de sus comunidades); hábitos saludables (caminar, montar en bici, usar el transporte público...); conciencia ecológica (sociedades que amen y respeten la naturaleza); eficiencia e innovación (personas que prioricen el ahorro energético y el uso de las energías renovables).

¿Cómo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en nuestro día a día?

Para conseguir reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y ayudar a evitar el cambio climático, empieza por esta lista de acciones que puedes hacer para bajar las emisiones: fomentar el uso del transporte público (o caminar o usar la bicicleta para trasladarse); reciclar los desechos que generes en el hogar y reutilizar todo aquello que sea posible; aislar tu vivienda del frío y el calor para mejorar la eficiencia energética; potenciar el uso de la energía renovable o tratar de ayudar en labores de reforestación.

Pero, ante todo, lo principal es educar a los más jóvenes. Los conocimientos relacionados con el cambio climático les ayudarán a entender y abordar las consecuencias del calentamiento global.

¿Qué medidas podemos tomar contra el cambio climático?

Los gobiernos y organismos internacionales han de reconocer la situación de emergencia climática, y promover y promulgar acciones contra el cambio climático. Medidas de mitigación y adaptación como las siguientes, ayudarán a paliar el daño y reducir el cambio: mejorar la eficiencia energética y apostar por las energías renovables; fomentar la movilidad sostenible; promover la industria, la agricultura y la pesca y ganadería ecológicas; gravar el uso de combustibles fósiles; o desarrollar protocolos de actuación para situaciones de emergencia climática. También es necesario una buena educación a la ciudadanía sobre cómo evitar el cambio climático. La ciudadanía a través de acciones en su día a día también contribuirá a frenar el cambio climático.

¿Qué saber acerca del calentamiento global?

El calentamiento global constituye la mayor amenaza medioambiental a la que nos enfrentamos y, por tanto, uno de los mayores desafíos. El reloj no para, por lo que si no se actúa de manera inmediata la situación será irreversible. Las soluciones del calentamiento global exigen de la actuación generalizada de todos los países del mundo, para tratar de revertir las principales causas del cambio climático (el aumento del nivel del mar, la subida de la temperatura media o el deshielo de los polos). Sobre esto, casi 200 países acordaron fijar en 1,5 grados centígrados el umbral máximo de la temperatura mundial. El compromiso además pasa por reducir a cero las emisiones netas de gases de efecto invernadero para 2050 en toda la Unión Europea.

Para solucionar los efectos del calentamiento es más que necesario una revolución: la revolución energética. Solo el uso de energías renovables paliará los efectos, pero ha de participar toda la ciudadanía.

¿Cómo afecta la contaminación ambiental a los animales?

La polución afecta muy directamente a la fauna y la flora, amenazando directamente su supervivencia, llevando a algunos animales a su extinción.

Los animales terrestres sufren los efectos del cambio climático por la contaminación del aire y del suelo, y por la urbanización, con la expansión de los núcleos urbanos. Los animales marinos sufren el derramamiento de contaminantes a las aguas y además han de soportar estímulos lumínicos y acústicos excesivos. La contaminación por plásticos y microplásticos ha alcanzado ya cotas muy altas. Hay especies en peligro de extinción al sufrir en propia carne los efectos del calentamiento global. Se hace más que urgente una protección animal eficaz y dejar de destruir sus hábitats y ecosistemas.

¿Qué papel juegan los gases de efecto invernadero en el cambio climático?

Está más que probado que la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera es una consecuencia directa para el cambio climático. El dióxido de carbono, el metano, los óxidos de nitrógeno o los clorofluorocarbonos se concentran en la atmósfera creando la reducción de la capa de ozono y limitando por ello la absorción de la radiación ultravioleta. La temperatura atmosférica crece causando diferentes destrozos medioambientales, desde el aumento del nivel del mar al deshielo, entre otros.

¿Cómo afecta la electricidad al cambio climático?

Por norma general, cada vez que se aprieta el botón de la luz, se enciende algún electrodoméstico o se mantiene encendido el piloto de la tele, comienza a quemarse CO2, creándose gases de efecto invernadero y, por tanto, favoreciendo el calentamiento global. Pero la electricidad es necesaria para la vida ordinaria, y es casi imposible imaginar un mundo sin acceso a la electricidad. Por eso, es de vital importancia la transición energética, la creación de plantas de energía sostenible que generen energía limpia y cubran la demanda de energía de todas las sociedades. Solo así se acabará con los combustibles fósiles culpables del efecto invernadero y el cambio climático.

¿Cuáles son las consecuencias del cambio climático?

El deshielo, el aumento del nivel del mar o las sequías son una clara evidencia de que el cambio climático es real y la degradación medioambiental ha comenzado; de que hay que tomar acciones climáticas serias, rápidas y contundentes que paren el calentamiento global. Son muchas las secuelas que nos deja el cambio climático: intensas tormentas, temperaturas más cálidas y fuertes olas de calor, derretimiento de los glaciares, peligrosos huracanes y aumento del nivel del mar. Pero, además, otras causas derivadas de todas ellas, que afectan directamente al ser humano: propagación de enfermedades, migraciones, o alimentos más caros. Y también a nuestra fauna, ya que muchas especies van a extinguirse.

¿Qué es el efecto invernadero?

Se conoce como efecto invernadero al calentamiento de la superficie terrestre.

Cuando el ser humano quema gas, petróleo o carbón —combustibles fósiles— genera emisiones de gas que suben a la atmósfera; esos gases se acumulan e imposibilitan que la energía que produce el suelo al ser calentado por el sol se vaya fuera de la atmósfera. Se produce así el llamado efecto invernadero, que genera un claro impacto en la temperatura del planeta, favoreciendo el calentamiento global.

Los principales gases de efecto invernadero son el vapor de agua, el dióxido de carbono —el principal responsable de este efecto y directamente asociado con la actividad humana—, el óxido nitroso —por los fertilizantes nitrogenados propios de la agricultura intensiva—, el metano, el ozono troposférico y los clorofluorarburos.

¿Cuándo fue la primera cumbre sobre cambio climático?

Han pasado ya casi 30 años desde la primera conferencia del clima: La COP (Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático). En 1992 se celebraba la primera de estas reuniones, en Rio. Era el inicio de un encuentro global que se repetiría anualmente para agrupar a los líderes mundiales, con el objetivo de tomar decisiones y cumplir el objetivo de reducir la emisión de gases y así frenar el cambio climático.

No fue hasta 2015, en el Acuerdo de París, cuando surgiría un tratado global ratificado por casi 200 países. Allí, se fijó como objetivo común mantener el aumento de la temperatura media mundial por debajo de los 2 grados centígrados.

¿Cuáles son los movimientos contra el cambio climático?

Son numerosos los movimientos ciudadanos que buscan salvar el planeta y piden soluciones para acabar con el cambio climático. Muchos de ellos nacen con vocación activista y son reivindicativos, e instan a los diferentes gobiernos a actuar y plantear resultados reales. Son numerosos los que resuenan al albor de las distintas cumbres climáticas.

350.org es un movimiento internacional fundado en Estados Unidos en 2008, buscan acabar con la era de los combustibles fósiles.

The Climate RealityProject es la iniciativa creada por el exvicepresidente de EUA y premio Noble de la Paz, Al Gore. Busca concienciar a la ciudadanía a través de actividades públicas y conferencias.

Coalición Clima nacía en España en 2008. Es una plataforma ciudadana formada por 24 organizaciones del mundo ecologista, la cooperación para el desarrollo, el sindicalismo o la ciencia e investigación y los consumidores. Tiempo después se convertía en Alianza por el Clima, formada por más de 400 organizaciones.

Destacan además, entre otras, Cumbre Social por el Clima ("contracumbre" a la COP25); Comunidad #PorElClima, que nació como respuesta del Acuerdo de París en 2016 —sus impulsores son la Fundación Biodiversidad, Ecodes y el Ministerio de Transición Ecológica— o Fridays For Future (Juventud por el Clima), de la mano de la joven activista Greta Thunberg.

 

 NO TE PIERDAS TODA LA INFORMACIÓN SOBRE LAS COPs:

 

Accede a los acuerdos internacionales sobre el cambio climático.