NUESTROS COMPROMISOS

Una cultura corporativa de integridad y transparencia

LA ÉTICA ESTÁ EN EL CENTRO DE NUESTRO MODELO DE NEGOCIO Y DE NUESTRA CADENA DE TOMA DE DECISIONES

Nuestros compromisos: lideramos los principales índices de sostenibilidad gracias a la creación de valor, el cumplimiento de nuestros compromisos y la transparencia informativa.

 Compromiso Social [PDF]

En Iberdrola asumimos como una de las premisas básicas para el éxito de nuestro proyecto empresarial el desarrollo sostenible de las comunidades en las que operamos y el bienestar de las personas. Contribuimos a este fin mediante nuestra actividad empresarial y el ejercicio de nuestra responsabilidad social.

Actualmente, lideramos los principales índices internacionales de sostenibilidad gracias a la creación de valor, el cumplimiento de nuestros compromisos con los grupos de interés y la transparencia informativa.

Trabajamos para establecer vínculos firmes y permanentes, tomando en consideración los intereses de nuestro equipo humano, de los accionistas y la comunidad financiera, los organismos reguladores, los clientes, los proveedores, los medios de comunicación, la sociedad en general y el medio ambiente.

Además, hemos incorporado los Objetivos de Desarrollo Sostenible, definidos por Naciones Unidas para el horizonte 2015-2030, al ejercicio de nuestra responsabilidad social y a la política de sostenibilidad. 

La ética está en el centro de nuestro modelo de negocio y en nuestra cadena de toma de decisiones. En un entorno cada vez más global, complejo y cambiante, en el Grupo Iberdrola consideramos fundamental mantenernos firmes en los principios y valores recogidos en el Código ético, desarrollando y manteniendo una cultura corporativa de integridad y transparencia.

LOS COMPROMISOS DEL GRUPO IBERDROLA

  • Éticos, de transparencia y cumplimiento

    Código ético

    El Código ético [PDF] es un elemento clave en la integridad de nuestros negocios, representa quiénes somos y cómo actuamos como compañía. Todos los profesionales del Grupo, independientemente de su puesto en la organización y el lugar donde ejerzan su actividad, deben conocer la misión, la visión y los valores recogidos en el Código, asumirlos y utilizarlos como pautas y guías de conducta en sus actuaciones diarias.

    Unidad de Cumplimiento

    Este órgano colegiado de carácter interno y permanente, vinculado a la Comisión de Responsabilidad Social Corporativa del Consejo de Administración, vela por la aplicación del Código ético [PDF] y el cumplimiento con la normativa aplicable, difundiendo una cultura preventiva basada en el principio de “tolerancia cero” frente a la comisión de actos ilícitos y fraudes. Ver Reglamento de la Unidad de Cumplimiento [PDF]

    Sistema de Cumplimiento

    Tiene como objetivo fomentar la actuación de la organización conforme a la ética y a la normativa vigente, mediante un conjunto de procedimientos y actuaciones diseñadas para prevenir, detectar y reaccionar ante actuaciones irregulares, fraudes o actos contrarios al Código ético [PDF] del Grupo Iberdrola o la regulación vigente. Representa el compromiso de Iberdrola ante sus profesionales, clientes, proveedores, competidores, accionistas y otros grupos de interés con los que se relaciona, de conducir todas sus actividades en conformidad con la normativa y regulación vigente así como con los más altos estándares y valores éticos.

    Nuestros compromisos: Sistema de Cumplimiento: Prevenir, detectar y reaccionar.

     Infografía, Nuestros compromisos éticos y de cumplimiento [PDF]

  • De gestión

    Modelo de gestión de la RSC

    El avance de Iberdrola en materia de  responsabilidad social  se realiza aplicando un modelo de gestión tradicional caracterizado por:

    • Un análisis interno de la posición actual de la compañía en los diferentes aspectos de la responsabilidad social corporativa (RSC).
    • Un análisis externo de demandas sociales, expectativas de grupos de interés y valoraciones de Iberdrola en índices y observatorios externos.
    • Un diagnóstico de situación derivado de los análisis anteriores.
    • Nuevos objetivos corporativos para mejorar el desempeño de la empresa.
    • Diseño de planes de actuación con objetivos de detalle, actuaciones y programas.
    • Seguimiento en el cumplimiento de estos planes y realimentación de un nuevo ciclo de planificación.

    Planes de responsabilidad social

    Con los resultados del proceso descrito anteriormente, se concretan los planes de responsabilidad social. En junio de 2015 se ha aprobado el Plan de RSC para el periodo 2015-2017, que se basa en objetivos ligados al modelo de negocio y  a la gestión de los activos tangibles e intangibles de la Compañía, con foco en cada uno de ellos (capital financiero, industrial, intelectual, humano, natural, social y relacional).  A partir de los objetivos, se establecen las actividades con las que cada organización de la Empresa contribuirá a dicho plan, con el fin de promover de forma homogénea el avance de la RSC en todos los países, negocios y áreas corporativas.

    Organización

    • Comisión de Responsabilidad Social Corporativa: Constituida el 19 de octubre de 2010, la Comisión de Responsabilidad Social Corporativa es un órgano interno informativo y consultivo creado por el Consejo de Administración, sin funciones ejecutivas, con facultades en materia de revisión y actualización del Sistema de gobierno corporativo y supervisión de las políticas de responsabilidad social corporativa, sostenibilidad y reputación, en los términos que establece su reglamento, disponible en el apartado de Gobierno corporativo de la web.
    • Comité de Responsabilidad Social Corporativa y Reputación de Iberdrola: Se reúne periódicamente para gestionar tanto los aspectos reputacionales, ligados a la percepción de la compañía por sus grupos de interés, como los aspectos de responsabilidad social, identificando y llevando a la práctica las actuaciones más convenientes. 
    • Comités de RSC y Reputación del Grupo
      • El Negocio de Generación y Comercial y el Negocio de Redes han creado el "Grupo de práctica Global de RSC".
      • El Negocio de Renovables del Grupo ha creado el "Comité de Reputación y Responsabilidad Social".
      • En ScottishPower está operativo el "CSR Steering Committee".
      • Iberdrola Ingeniería y Construcción ha creado el "Comité de Responsabilidad Social Corporativa".
  • Competitividad

    Iberdrola busca la competitividad de los productos energéticos suministrados a través de la eficiencia en los procesos de generación, transporte y distribución de la energía. Esta prioridad permite ofrecer productos al mejor precio posible, el uso de tecnologías con bajos costes de operación y mantenimiento y un mix diversificado con las fuentes energéticas más competitivas en función de las condiciones climatológicas y de mercado.

  • Seguridad de suministro

    La estrategia de Iberdrola se enfoca en garantizar la seguridad en el suministro de los productos energéticos, usando fuentes de energía primaria producidas localmente y recursos energéticos renovables, y asegurando la fiabilidad y disponibilidad de las instalaciones de generación, transporte y distribución. Además, el Grupo trabaja para mantener una alta calidad del servicio que asegure la disponibilidad de energía a los clientes, por lo que se dispone tanto de una red de transporte y distribución robusta frente a sucesos extraordinarios, como de los medios necesarios para el restablecimiento del servicio en el menor tiempo posible.

  • Reducción del impacto medioambiental

    La dimensión ambiental se encuentra en el centro del concepto de sostenibilidad de Iberdrola. El desarrollo de energías limpias, la inversión en redes inteligentes y en otras tecnologías de eficiencia energética y el respeto por el medioambiente son pilares básicos del modelo de producción energética del Grupo y distinguen a Iberdrola en el sector energético como una de las compañías líderes mundiales.

    Iberdrola promueve la innovación, la ecoeficiencia y la reducción progresiva de los impactos ambientales en las actividades que desarrolla el Grupo, con el fin de que la energía se convierta en un motor sostenible de la economía y en una aliada del desarrollo equilibrado.

    La lucha contra el cambio climático

    Mediante su compromiso con la lucha contra el cambio climático, Iberdrola quiere contribuir activamente a un futuro sostenible y bajo en carbono, un esfuerzo que también impulsará el desarrollo social y económico a través de la generación de empleo y riqueza. Iberdrola se ha marcado como objetivo medioambiental reducir su intensidad de emisiones de CO2 por debajo de los 150 gramos por kwhen 2030, cifra que sería un 50% inferior a las emisiones específicas de la compañía en 2007, y ser neutra en carbono en 2050.

    La preservación de la biodiversidad

    El desarrollo de los negocios del Grupo produce, a lo largo de sus respectivos ciclos de vida, interacciones con diversos ecosistemas, paisajes y especies. Por ello, Iberdrola se compromete a fomentar la biodiversidad de los ecosistemas, estableciendo nuevos proyectos de forma sostenible, que permitan coexistir en equilibrio, conservando, protegiendo y promoviendo el desarrollo y el crecimiento del patrimonio natural, y a fomentar una cultura social orientada a fomentar la sensibilización de todos sus grupos de interés sobre la protección de la biodiversidad.

    El uso racional del agua

    El agua es un bien necesario para el desarrollo de la actividad del Grupo. En desarrollo del principio relativo a la reducción del impacto ambiental, el Grupo se esfuerza en hacer un uso racional y sostenible del agua y gestionar los riesgos relacionados con su escasez.

    La eficiencia energética

    La optimización en el uso de la energía en el Grupo depende de la eficiencia en toda la cadena energética. En este sentido, el Grupo contempla la eficiencia energética desde una triple perspectiva: como empresa eléctrica, como empresa suministradora de electricidad y como empresa consumidora de energía. En su conjunto, el Grupo fomenta el uso responsable de la energía apoyando medidas de ahorro y eficiencia energética.

     Medio ambiente

  • Creación de valor

    Iberdrola tiene un claro impacto económico en las zonas en las que opera, como empresa tractora de actividad industrial, mediante las inversiones que realiza y la creación de puestos de trabajo. Genera actividad de servicios en esas zonas y aporta recursos económicos a las administraciones públicas.

    Para que estas actividades sean sostenibles en el tiempo, la gestión económica del Grupo se apoya en tres pilares:

    • La optimización de su capacidad inversora.
    • Una eficiente gestión operativa de los activos desplegados por el Grupo.
    • El mantenimiento de una estructura financiera que contribuya a la fortaleza patrimonial del Grupo y facilite el cumplimiento de sus objetivos.

    Además, el Grupo despliega los mejores sistemas de gobierno corporativo a su alcance, incluyendo códigos de conducta y cumplimiento, y de gestión de riesgos, para asegurar la transparencia informativa y preservar la creación de valor para el accionista.

     Misión, visión y valores      Gobierno corporativo

  • Impulso de la dimensión social

    Prácticas laborales y ética del trabajo

    La gestión de los recursos humanos en Iberdrola está presidida por el respeto a la diversidad, la igualdad de oportunidades y la no discriminación. Además, el Código ético [PDF] recoge los principios de actuación exigibles a las distintas sociedades del Grupo y a todos sus empleados y directivos. La compañía potencia los comportamientos éticos y responsables en toda la cadena de valor.

    Derechos humanos

    El Grupo Iberdrola garantiza y promueve la protección y el respeto de los derechos humanos mediante un conjunto de herramientas, que además dificultan o impiden su vulneración. Las prácticas de la compañía están alineadas con los principios del Pacto mundial de Naciones Unidas, los Principios Rectores sobre las empresas y los derechos humanos: puesta en práctica del marco de las Naciones Unidas para "proteger, respetar y remediar", las Líneas directrices de la OCDE para empresas multinacionales, la Declaración tripartita de principios sobre las empresas multinacionales y la política social, y la Política social de la Organización Internacional del Trabajo.

    Sociedad

    Iberdrola mantiene una estrategia de fuerte implicación con las comunidades en las que opera, basada en el suministro de un producto esencial, como es la energía; fuertes inversiones en infraestructuras básicas; el fomento de redes de proveedores locales, y la creación de puestos de trabajo cualificados. También promueve programas dirigidos al desarrollo socio-económico del entorno, la sostenibilidad energética, el arte, la cultura, la educación, la formación, la cooperación al desarrollo y la solidaridad.

    Responsabilidad sobre el producto

    Iberdrola se esfuerza en garantizar la seguridad en el suministro de los productos energéticos y la alta calidad del servicio, así como en impulsar el uso de fuentes de energía primaria producidas localmente y recursos energéticos renovables y el consumo responsable de la energía apoyando medidas de ahorro y eficiencia energética.

     Sociedad      Nuestro equipo