Iberdrola reto rural: Start-up villages

Bosque busca pueblo en el que crecer

Cerdedo-Cotobade en Pontevedra, Liérganes en Cantabria y Muelas del Pan y San Cebrián de Castro en Zamora son los cuatro pueblos ganadores del reto ‘Innovación y sostenibilidad en zonas rurales’, una iniciativa llevada a cabo por Iberdrola en colaboración con Start-up Olé y con el apoyo de la Comisión Europea. Se trata de un programa pionero para impulsar la recuperación de espacios naturales en las zonas despobladas de España y Portugal a través de la conversión de terrenos quemados o baldíos en bosques.

reforestación

Innovación para reforestar los pueblos de España y Portugal

El reto ‘Innovación y sostenibilidad en zonas rurales’ pretendía atraer inversiones, crear empleos y generar proyectos en el ámbito rural para asegurar una mejor calidad de vida y servicios para los habitantes de estas zonas. Abierto a la participación de todos los municipios con menos de 15.000 habitantes en España y Portugal, el programa ha valorado la estrategia en sostenibilidad, emprendimiento e innovación de los candidatos, con especial atención al impulso de las energías renovables y la descarbonización de su actividad económica.

Para impulsar esta iniciativa, el programa internacional de start-ups Iberdrola – PERSEO, contó con el apoyo de la Comisión de Europea y su plan estratégico “A long-term vision for the EU’s rural areas” a través de la plataforma REInA (área de Innovación Rural Europea, por sus siglas en inglés), promovida por la Universidad de Salamanca y gestionada por Start-up Olé. Puede leerse la información detallada (en inglés) en la web oficial del Startup village pledge.

Objetivos del reto rural ‘Startup village’ 

  • Identificación de pueblos comprometidos con la sostenibilidad en los que llevar a cabo reforestaciones con CO2 Revolution

  • Utilización de terrenos rurales y públicos con fines sostenibles que ayuden a la mejora de la biodiversidad, reducción de emisiones y captura de CO2

  • Apoyo en la creación de nuevas oportunidades de trabajo relacionadas con la sostenibilidad (reforestación) en zonas rurales 

Requisitos de participación

Para participar, cada zona rural (denominada en el programa “Startup village”) debía registrarse aportando datos que acrediten su vinculación y compromiso con la sostenibilidad y el emprendimiento. En este apartado se tuvo en cuenta el número de start-ups y emprendedores asociados a cada Startup Village, la actividad municipal de innovación y emprendimiento (por ejemplo, espacios de coworking, eventos, matchmaking, etc.) y la estrategia y plan existentes en materia de innovación y sostenibilidad, incluyendo subvenciones y apoyo público.

El pueblo debía compartir, además, información general y de interés sobre el municipio, como el número de habitantes, una descripción de su actividad comercial y de negocio, muestras de iniciativas innovadoras, empresariales y sostenibles previas y la acreditación de contar con terrenos de reciente reforestación o a reforestar (preferiblemente propiedad del ayuntamiento).

Premio para el pueblo o los pueblos seleccionados 

  • Reforestación de terrenos públicos municipales por parte de Iberdrola

  • Promoción de la generación de empleo local

  • Incremento del capital natural del municipio

  • Posible implementación de soluciones innovadoras para digitalización y monitorización del bosque y la captura de CO2

  • Acceso preferencial a la implementación de otras iniciativas sostenibles de la mano de Iberdrola con soluciones Smart

El plazo de inscripción fue entre el 1 de enero y el 31 de marzo de 2022. El ganador fue anunciado en abril de 2022 y se ejecutó entre abril y diciembre de 2022

Apuesta de Iberdrola por la sostenibilidad 

Iberdrola se hará cargo de la reforestación del terreno de Cerdedo-Cotobade en Pontevedra, Liérganes en Cantabria y Muelas del Pan y San Cebrián de Castro en Zamora, los cuatro pueblos ganadores del reto, a través de la siembra selectiva con drones y semillas inteligentes, que implementará de la mano de CO2 Revolution. Todas las plantaciones se realizarán con especies autóctonas y diversas, no solo arbóreas, para garantizar el origen de ecosistemas enteros que fomenten la biodiversidad. 

Con esta iniciativa, Iberdrola contribuye a impulsar la compensación de emisiones de CO2, reduciendo su huella de carbono, así como a la creación de nuevas oportunidades en estas zonas rurales. El proyecto permitirá la recuperación de espacios naturales y su dinamización, ya que el desarrollo de diversos entornos forestales fomentará su uso recreativo y turístico y contribuirá a luchar contra la despoblación con la generación de empleo local.

La reforestación es una de las mejores herramientas de mitigación y adaptación al cambio climático. Gracias a su Programa Arboles, la compañía se ha fijado promover la plantación de 20 millones de árboles durante esta década, que capturarán aproximadamente 6 millones de toneladas de CO2 en 30 años. Esta absorción de dióxido de carbono supondría neutralizar las emisiones de un coche que diera 116 vueltas a la Tierra.