TODO SOBRE EL 5G

5G, ¡bienvenidos a la era de la hiperconectividad!

#sociedad #I+D+i

Cuando escuchamos hablar de una sociedad conectada, de las miles de posibilidades que brindarán las nuevas tecnologías o de cómo viviremos en las ciudades inteligentes, pensamos en una constelación de dispositivos ultrarrápidos. Pero para que esta visión se haga realidad, se necesita una infraestructura que lo soporte y ahí es donde entra el 5G.

QUÉ ES EL 5G Y CÓMO FUNCIONA

La hiperconectividad del futuro inmediato manda: aplicaciones del Internet de las Cosas (IoT), servicios para las smart cities, ingentes volúmenes de data... En consecuencia, la evolución de aplicaciones y dispositivos y, en paralelo, de las infraestructuras que los sostengan se convierte en una necesidad. La velocidad de las redes 4G ya no es suficiente y ahí surge el 5G, la tecnología que transformará los dispositivos inteligentes en superdotados.

El 5G, tal y como se vio en el último Mobile World Congress celebrado en Barcelona, es una realidad cada vez más cercana. Soportará la primera fase expansiva de las máquinas interconectadas —desde electrodomésticos y gadgets a maquinaria, vehículos y todo tipo de sensores— con una latencia mínima para su uso en tiempo real. Se reducirá, por ejemplo, el retardo y los cortes de señal en el streaming o en los juegos online. Además, se ciñe a la consigna actual del más por menos de la economía sostenible: consumirá menos energía y la duración de las baterías aumentará hasta un 10%.

La consultora Gartner prevé que haya 20.800 millones de dispositivos conectados en 2020. Hablamos de cualquier tipo de objeto que pueda transmitir y recibir información útil: contadores inteligentes, dispositivos de seguridad, sensores de vehículos, chips en ropa, etc. La consecuencia de este nuevo paradigma es la irrupción de nuevos escenarios económicos, oportunidades de negocio y actores empresariales.

El camino hacia una red 5G.#RRSSEl camino hacia una red 5G.

Descubre el camino hacia una red 5G

Antenas y vías de RF
La densidad del 5G requiere un nuevo enfoque: más antenas, más puertos y más emplazamientos para células pequeñas.

Infraestructura de fibra
La fibra, más rápida y flexible que nunca, conecta las redes más densas de nuestro futuro 5G.

Células pequeñas exteriores
Las células son cada vez más reducidas, lo que abre infinitas posibilidades a la hora de ubicarlas.

Gestión del espectro
Las bandas 5G se pueden aprovechar mejor con la gestión del espectro inteligente para aumentar el rendimiento.

'In-building wireless'
La mayoría de las conexiones ocurre en interiores. Este tipo de conectividad proporciona a la red 5G acceso al exterior.

Ocultar información

LOS SECTORES MÁS BENEFICIADOS

La consultora McKinsey vaticina que los servicios 5G generarán un negocio de 11 billones de dólares en 2025. La combinación de factores asociados a la nueva tecnología —incremento de productividad, ahorro de costes y aparición de soluciones disruptivas— alumbrará nuevos negocios. Por ejemplo, la industria agroalimentaria ya trabaja en mejorar la productividad y la sostenibilidad de los cultivos mediante sensores monitorizados en remoto.

Los servicios para las smart cities prometen otro gran nicho: desde la regulación del tráfico a la gestión de datos medioambientales. También la industria vinculada a los wearables: desde artículos deportivos a productos farmacéuticos capaces de realizar diagnósticos. Las nuevas redes también soportarán un salto evolutivo en la comunicación, como las videollamadas 3D o las protagonizadas por hologramas. Suena a ciencia ficción, pero es una realidad que está a la vuelta de la esquina.

Según el documento 5G Empowering Vertical Industries, del consorcio internacional 5G PPP, los nuevos dispositivos y servicios beneficiarán a muchos sectores estratégicos:

 Manufacturas
Nuevos modelos de producción y organización basados en el intercambio de información entre objetos conectados.

 Automoción
Vehículos autónomos y cooperativos. La latencia mínima permitirá la conducción automática y, a la vez, segura.

 Suministro energético
Redes inteligentes para una distribución mucho más eficiente y sostenible en industrias y hogares.

 Entretenimiento y medios 
Contenidos generados por los usuarios. El 75% del tráfico móvil será en formato vídeo. Mayor calidad técnica e interfaces táctiles.

 E-Salud y M-Salud
Servicios individualizados. Centros y hospitales virtuales. Operaciones quirúrgicas realizadas en remoto mediante robots.

¿Pará qué se utilizará el 5G?#RRSS¿Pará qué se utilizará el 5G?

 VER INFOGRAFÍA: ¿Para qué se utilizará el 5G? [PDF]

LA EVOLUCIÓN DE LA REDES

La conectividad que hace posible las comunicaciones móviles se ha ido desplegando a través de distintas generaciones. A continuación, resumimos cómo hemos llegado hasta aquí:

  • 1G (1983): Permitió realizar llamadas de un teléfono móvil a otro.
    1G.
  • 2G (1991): Permitió el envío de mensajes SMS.
    2G.
  • 3G (1998): Permitió navegar por Internet.
    3G.
  • 4G (2008): Permitió el envío de vídeos.
    4G.
  • 5G (2020): Permitirá el Internet de las Cosas y el envío de vídeos en HD.
    5G.

 Gemelos Digitales, claves en la Revolución Industrial 4.0

 Lifi, Internet a la velocidad de la luz

 Los beneficios del 'Machine Learning'

 Consumo de Internet móvil en 2018