QUÉ SON LOS 'COBOTS'

'Cobot', el tipo de robot que revolucionará tu día a día

#empresa #trabajo colaborativo

Los robots y los humanos pueden ser compañeros de trabajo y todo gracias al auge de la robótica colaborativa. La presencia de los cobots en la industria está cambiando los procesos productivos porque, a diferencia de los robots industriales, son capaces de trabajar con eficiencia, seguridad y destreza junto al resto de empleados en todo tipo de tareas.

Los cobots comparten el puesto de trabajo con los operarios, colaborando, maniobrando e interactuando con ellos. No solo no sustituyen la mano de obra humana, sino que además se convierten en sus guardaespaldas. Estas máquinas liberan a los trabajadores de las tareas más peligrosas, repetitivas y pesadas reduciendo las bajas y las enfermedades laborales. Además, cuentan con sensores capaces de detectar la presencia humana y actuar en consecuencia —por ejemplo, ralentizando su velocidad para no causar heridos—. También destacan por su ligereza —algunos pesan menos de 10 kilos—, lo que facilita su traslado a cualquier punto de la cadena productiva.

EL 'BOOM' DE LOS ROBOTS COLABORATIVOS

El concepto cobot —abreviatura de robot colaborativo— no es nuevo. De hecho, nace a finales de los años noventa de la mano de un proyecto de investigación. Pero es ahora, casi un cuarto de siglo después, cuando están aterrizando en las empresas, tanto en las grandes como en las pequeñas, para transformar el modelo productivo y participar en la gran Revolución Industrial 4.0.

Los cobots son un prodigio de la tecnología. Gracias a su visión artificial —clave para la detección e interacción con las personas ya apuntada— y al resto de accesorios con que están dotados pueden desempeñar multitud de tareas. Las principales son: pulido, análisis de laboratorio, supervisión de maquinaria, moldeo por inyección, empaquetado, control de calidad, montaje, atornillado, pegado, soldadura, etc. Si queremos que un robot colabore con una persona, tiene que aprender de ella y ser capaz de modificar su comportamiento. Ahí es donde entran en juego la Inteligencia Artificial (IA) y el Machine Learning.

DIFERENCIAS ENTRE ROBOTS Y 'COBOTS'

Los cobots, como hemos visto anteriormente, asumen las tareas de máxima precisión donde un operario, debido al cansancio, puede cometer errores. Así, permiten a los humanos centrarse en labores de valor añadido para ofrecer un mejor servicio a los clientes. Este es solo uno de los numerosos beneficios que aportan los robots colaborativos respecto a los tradicionales:

 Más portátiles
Los tradicionales se instalan en un sitio fijo, mientras que los cobots pueden trasladarse con facilidad al punto donde mejor se adapte a las necesidades de la empresa.

 Más versátiles
Los tradicionales están construidos para desempeñar una única tarea, mientras que los cobots pueden realizar diferentes funciones.

 Más colaborativos
Los tradicionales están creados para sustituir al hombre en el puesto de trabajo, mientras que los cobots cooperan con ellos en la rutina diaria.

 Más rentables
El coste de los tradicionales es muy alto y se necesitan varios años para amortizar la inversión. Los cobots, en cambio, son más económicos y se amortizan más rápidamente.

 Más seguros
Los tradicionales se encuentran encerrados dentro de una jaula por motivos de seguridad, mientras que los cobots trabajan junto al operario sin riesgos.

LOS PUNTOS FUERTES DE LOS 'COBOTS'

Colaboran en equipo
hombre-máquina

No sustituyen a la mano de obra humana, sino que trabajan al lado de los operarios.

Aprenden nuevas tareas fácilmente

Gracias a tecnologías como la Inteligencia Artificial y el Machine Learning nunca dejan de aprender.

Pueden trasladarse
de forma sencilla

Su tamaño y su peso reducido facilitan su traslado a cualquier punto de la cadena productiva.

Mejoran la productividad

Se complementan con el operario y ayudan a optimizar y modernizar el proceso de producción.

Disminuyen los costes

Son más baratos y se amortizan más rápidamente que los robots industriales tradicionales.

Nunca dañan a un operario

Cuentan con sensores que les permiten, por ejemplo, ralentizar su velocidad si hay riesgo para un humano.

Se encargan de las tareas más peligrosas

Al asumir este tipo de trabajos se reducen las bajas y las enfermedades laborales.

 

 VER INFOGRAFÍA: Los puntos fuertes de los 'cobots' [PDF]

EL CRECIMIENTO DE LOS 'COBOTS'

Los cobots son, en la actualidad, el segmento de mayor crecimiento de la automatización industrial. Según datos de la Robotic Industries Association (RIA), se espera que en 2025 se multipliquen por diez hasta alcanzar el 34% de todas las ventas de robots industriales, Daniel Frisch, jefe comercial de Universal Robots —uno de los principales fabricantes—, explica que "los cobots son cada vez más asequibles y están rebajando drásticamente la barrera de la automatización permitiendo que llegue a áreas hasta ahora consideradas muy complejas o costosas".

La Federación Internacional de Robótica (IFR) calcula que en 2019 habrá 2,6 millones de robots operativos, la mayoría de ellos en sectores como la automoción, la electrónica, la química o los plásticos. El mercado exige, cada vez más, productos personalizados al gusto de cada cliente y ahí los cobots se convierten en grandes aliados puesto que una de sus principales virtudes es que pueden fabricar multitud de piezas diferentes en series cortas.
 

 'Chatbots', una nueva forma de atender a los clientes

 ¿Cómo ayudan los robots educativos al desarrollo de tus hijos?

 Impresión 4D, bienvenidos a la Cuarta Revolución Industrial