BONOS VERDES

¿Qué son los bonos verdes y para qué se utilizan?

Los bonos verdes son un tipo de deuda emitida por instituciones públicas o privadas. Pero a diferencia de otros instrumentos de crédito, los fondos obtenidos se comprometen específicamente para la financiación o refinanciación de proyectos verdes, es decir, sostenibles y socialmente responsables en áreas tan diversas como las energías renovables, la eficiencia energética, el transporte limpio o la gestión responsable de los residuos.

Principales usos de los fondos de un bono verde.Principales usos de los fondos de un bono verde.

Hace diez años, el 5 de julio de 2007, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) lanzó por primera vez una emisión muy especial: los bonos verdes. Estos se distinguen por su objetivo: la financiación de proyectos que contribuyan a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible —el número 7 (Energía asequible y no contaminante) y el número 13 (Acción por el clima)—.

Los inversores lo tienen claro: la emisión de bonos verdes aumentó un 90% en 2016 respecto al año anterior. Con un total de 81.000 millones de dólares en 2016, las previsiones de crecimiento de este mercado se elevan hasta los 150 millones de dólares al cierre de 2017, según datos de la Iniciativa Bonos Climáticos.

En el caso de Iberdrola tenemos un marco propio de emisión que se inspira en los criterios establecidos por la Asociación Internacional de Mercados de Capitales (ICMA): los Principios de los Bonos Verdes [PDF]. Sus máximas son:

  • El uso de los fondos será para proyectos verdes con claros beneficios de sostenibilidad.
  • El emisor de un bono verde debe comunicar a los inversores los objetivos de sostenibilidad ambiental de forma transparente y permitir la evaluación y revisión externa.
  • La gestión de los fondos estará controlada por el emisor de manera apropiada y transparente, y este permitirá la revisión complementaria por parte de un auditor.
  • El emisor actualizará periódicamente la información sobre el uso de los fondos y los beneficios de sostenibilidad obtenidos.

Iberdrola, un referente en bonos verdes

Iberdrola fue en 2014 la primera empresa española en cerrar una colocación de bonos verdes y, dos años después, en 2016, se convirtió en el mayor emisor a nivel de empresa de este tipo de bonos en todo el mundo.

Hasta septiembre de 2017, la compañía ha lanzado seis emisiones por un importe cercano a los 5.000 millones de euros —todas ellas validadas por la agencia independiente Vigeo Eiris— para refinanciar diferentes instalaciones (fundamentalmente eólicas) en España, Reino Unido y Alemania. El parque eólico marino de Wikinger, un proyecto emblemático para Iberdrola, ha sido una de las instalaciones que se han visto beneficiadas por este tipo de emisiones.

Parque eólico marino de Wikinger en las aguas del mar Báltico (Alemania).Parque eólico marino de Wikinger en las aguas del mar Báltico (Alemania).

 Información relativa a los bonos verdes de Iberdrola