PARQUE EÓLICO MARINO BALTIC EAGLE

Baltic Eagle, nuestro segundo gran proyecto eólico marino en Alemania

El grupo Iberdrola construirá su segundo gran proyecto eólico en el mar Báltico: Baltic Eagle. Ubicado a 30 kilómetros al nordeste de la isla de Rügen, frente a la costa de Pomerania (Alemania), esta nueva instalación de 476 megavatios (MW) suministrará energía renovable a 475.000 hogares.

Ubicación
Junto a la isla de Rügen (mar Báltico)

Capacidad total instalada
476 MW

Capacidad de suministro
475.000 hogares

Entrada en funcionamiento
Finales de 2024

Proyecto
Baltic Eagle

Baltic Eagle, con una capacidad de 476 MW, contará con 50 aerogeneradores de 9,53 MW de potencia unitaria sobre monopilotes, para una producción anual de 1,9 TWh, suficiente para satisfacer de forma sostenible la demanda de 475.000 hogares y evitar la emisión de casi un millón de toneladas de CO2 a la atmósfera cada año.

El grupo ha elegido a MHI Vestas Offshore Wind como proveedor oficial de las turbinas, del modelo MVOW V174, cuya entrega e instalación está prevista para 2024. Estos aerogeneradores cuentan con el mayor tamaño de rotor probado comercialmente y la mayor potencia, un diámetro de pala de 174 m —cuya área de barrido es de 23.778 m2, equivalente a 3,3 campos de fútbol— y una elevación del buje de 107 m sobre el nivel del mar. Se trata del mayor proyecto que Vestas haya instalado en aguas alemanas.

Por su parte, las cimentaciones correrán a cargo de la asturiana Windar y la alemana EEW SPC.

La primera fabricará en Avilés 50 piezas de transición, que unen las torres de las turbinas eólicas a los cimientos, con la participación de unos 30 proveedores del norte de España. La fabricación, que creará unos 800 puestos de trabajo, empezará en octubre de este año y se prolongará hasta diciembre de 2022, y la carga rumbo a Alemania está prevista para principios de 2023.

EEW construirá los 50 monopilotes en su megafábrica de Rostock. Con un diámetro de entre 9 y 8,75 m, una longitud de entre 75 y 90 m y un peso máximo de las cimentaciones de hasta 1.402 toneladas, estos componentes se construirán entre enero de 2022 y enero de 2023 y el inicio de la carga se prevé en abril de 2023.

La subestación marítima —núcleo central cuya función consiste en recoger la electricidad producida por los aerogeneradores y transformar la tensión de 66 kV a 220 kV— correrá a cargo de 50Hertz, el operador del sistema de transmisión en el nordeste de Alemania y responsable de la conexión del parque eólico marino a la red, y será utilizada conjuntamente por ambas empresas.

Con un peso total de 7.150 toneladas, esta se compone de una cimentación y una plataforma con los transformadores y equipos eléctricos. Será transportada e instalada por el contratista marítimo Heerema, y sus elementos estructurales serán forjados por la joint-venture Iemants-Fabricom.

El parque estará conectado a la subestación terrestre de Lubmin a través de dos cables submarinos de alta tensión y 90 km de longitud cada uno, de cuya instalación se encargará también 50Hertz.

Se situará a una profundidad de entre 40 y 45 metros y cubrirá una superficie de 40 km2 al nordeste de la isla de Rügen. Su explotación se realizará desde el puerto de Sassnitz-Mukran, en Rügen.

Este desarrollo permitirá la creación de puestos de trabajo de alta calidad en toda la cadena de valor de un sector con un importante potencial de crecimiento como es la eólica marina, a la vez que contribuye a la reindustrialización y modernización de los astilleros de todo el continente.

La compañía se adjudicó este proyecto en abril de 2018 en la segunda licitación marina convocada por la Agencia Federal de Redes (Bundesnetzagentur), y ya ha concluido la campaña geotécnica y geofísica —valorada en más de 10 millones de euros—, clave para la construcción y puesta en marcha de esta instalación renovable.

Todas las gestiones necesarias para el diseño y contratación de los componentes principales avanzan según el programa previsto.

UN MEGAPROYECTO EN LAS AGUAS DEL MAR BÁLTICO

El mar Báltico concentra un potencial de 93.000 MW de energía eólica marina en Europa. Además de Alemania, países como Polonia, Suecia y Estonia, están explorando nuevas oportunidades para el desarrollo de esta tecnología, de la que Iberdrola es ya un referente internacional.

Baltic Eagle representa la segunda gran iniciativa de eólica marina promovida por el grupo Iberdrola en Alemania, tras la puesta en marcha, a finales de 2017, del parque eólico marino de Wikinger (350 MW). La compañía también tiene en desarrollo otra instalación marina en Alemania: Wikinger Süd (10 MW). Estas tres instalaciones renovables, situadas junto a la isla de Rügen, darán lugar al mayor complejo eólico marino del mar Báltico, con una capacidad total instalada de 836 MW y una inversión conjunta de 2.500 millones de euros.

Baltic Eagle y Wikinger, con una capacidad combinada de 826 MW, se convertirán en el corazón del Baltic Sea Hub, un polo renovable en el mar Báltico llamado a actuar como epicentro de servicios offshore y onshore, así como proporcionar contenido local a los proyectos de Iberdrola en Alemania y otros países ribereños. Serán capaces de producir la energía suficiente como para cubrir el 45 % del consumo eléctrico total de Mecklemburgo-Pomerania Occidental y ahorrarán la emisión de 1,65 millones de toneladas de CO2 al año, contribuyendo así al cumplimiento de los objetivos de reducción de emisiones fijados por Alemania.

Iberdrola tiene previsto seguir aumentando su capacidad instalada en Alemania, hasta superar los 1,1 GW a 2026.