CENTRAL HIDROELÉCTRICA DE BAIXO IGUAÇÚ

Baixo Iguaçú, nuestro nuevo proyecto hidroeléctrico en Brasil

El grupo Iberdrola, a través de su filial Neoenergia, construye en Brasil la central hidroeléctrica de Baixo Iguaçú, que tras su entrada en operación en diciembre de 2018 contará con una capacidad instalada de más de 350 MW y suministrará energía renovable a un millón de personas.

El grupo Iberdrola reafirma su apuesta por la energía hidroeléctrica en Brasil con la construcción de una nueva instalación: la planta de Baixo Iguaçú, ubicada sobre el río del mismo nombre, al suroeste del estado de Paraná. La central, cuyo inicio de operación será en diciembre de 2018, tendrá más de 350 MW de capacidad instalada con tres grupos generadores y una potencia media de 171,3 MW, suficiente para satisfacer la demanda de un millón de personas.

Situado entre las localidades de Capanema y Capitão Leônidas Marques, el complejo contará con una presa de 516 metros de longitud y una línea de transmisión de 60 kilómetros. El embalse tendrá una superficie inundada de 13,5 km2 y se extenderá por los términos municipales de Planalto, Realeza y Nova Prata do Iguaçú.

Este proyecto emblemático del grupo Iberdrola conlleva un importante efecto tractor para la economía de la región: dispone de una inversión de 1.600 millones de reales (unos 432,4 millones de dólares) y generará un total de 3.000 puestos de trabajo durante su construcción. Una vez que entre en funcionamiento, aportará a las arcas de los municipios atendidos por la central más de 4 millones de reales anuales en concepto de impuestos por la utilización de los recursos hídricos.

La nueva instalación renovable, que parte de una adjudicación de la Agencia Nacional de Energía Eléctrica de Brasil (Aneel), será construida y gestionada por el Consórcio Empreendedor Baixo Iguaçú, integrado por Geração Céu Azul, perteneciente al grupo Neoenergia —filial brasileña de Iberdrola—, y por Copel.