DSO (DISTRIBUTION SYSTEM OPERATOR)

DSO, ¿cómo transformar la gestión de redes hacia un modelo más inteligente?

#sociedad #sostenibilidad medioambiental #I+D+i

El sector energético se encuentra en plena transición hacia un modelo más inteligente y sostenible. Un proceso que pasa por la innovación y la digitalización, y que tiene como principal objetivo cuidar del planeta y de las personas. La implantación del modelo DSO (Distribution System Operators) permitirá maximizar la integración de energías renovables y acelerar la descarbonización de la economía creando valor para los clientes.

El modelo tradicional y unidireccional (Distribution Network Operator - DNO) de la distribución de energía, desde las redes de transporte de alta tensión hasta los puntos de consumo, está siendo transformado por la integración de las energías renovables y la descentralización energética. La operación y gestión de estos nuevos recursos hace necesario disponer de una red digital, inteligente y flexible.

QUÉ SON LOS DSO (DISTRIBUTION SYSTEM OPERATORS)

Los Operadores de Sistemas de Distribución (DSO) son las entidades responsables de distribuir y gestionar la energía desde las fuentes de generación hasta los usuarios finales que la consumen. La digitalización es la clave para asegurar el modelo DSO, requiriendo inversiones en automatización, contadores inteligentes, sistemas en tiempo real, big data y analítica de datos.

El modelo DSO utiliza contadores inteligentes que hacen posible la lectura bidireccional del flujo de energía y la comunicación en tiempo real. De esta forma, se posibilita la detección de interrupciones y el restablecimiento del suministro de manera automatizada, facilitando el seguimiento del consumo diario de los clientes a través de plataformas digitales de consulta a su disposición.

LAS VENTAJAS DEL MODELO DSO

La creciente demanda eléctrica de tecnologías de bajas emisiones de dióxido de carbono, como por ejemplo la recarga de vehículos eléctricos, junto con el aumento de los recursos energéticos distribuidos, ha impulsado la necesidad de crear una red de distribución capaz de gestionar proactivamente las necesidades de los clientes. Aquí entra en escena el modelo DSO, entre cuyas ventajas cabe destacar tres:

 Mediante el uso de contadores inteligentes, tiene la capacidad de medir y gestionar los flujos de energía teniendo en cuenta su bidireccionalidad —energía consumida y generada—, además de la intermitencia de las fuentes eólicas y solares.

 Permite la integración masiva de energías renovables, mejorando la calidad de suministro y creando valor para los clientes.

 Permite a los clientes disponer de información en tiempo real acerca de los consumos, ofreciéndoles una experiencia completa y personalizada.

LA EXPANSIÓN DEL MODELO DSO EN EL GRUPO IBERDROLA

El negocio de Redes del Grupo Iberdrola ha puesto en marcha, entre otros, los siguientes proyectos:

  • En España, se participa en proyectos demostradores a nivel europeo, como CoordiNet y OneNet, en los que se resuelven problemas de red mediante el uso de la flexibilidad de los recursos conectados, obtenida mediante mercados, coordinados en el primer caso con el Operador del sistema de España, Red Eléctrica, y con el Operador del Mercado, OMIE, en el segundo.
  • En Reino Unido, se está implementado un proyecto de control activo de la red en tiempo real en el área de Dumfries y Galloway, que permitirá conectar más de 200MW de generación renovable, evitando congestiones de red.
  • En Estados Unidos, se ha iniciado el despliegue masivo de contadores inteligentes en las empresas del estado de Nueva York, NYSEG y RG&E, tanto en el negocio eléctrico como en el de gas, así como la continua automatización de las subestaciones.
  • En Brasil, Neoenergia ha seleccionado la región compuesta por las ciudades de Atibaia, Bom Jesus dos Perdões y Nazaré Paulista, al este del estado de São Paulo, para invertir en mejoras que permitan ofrecer un servicio de distribución de energía más cercano al de un DSO. Esta inversión contempla las áreas de: contadores inteligentes, automatización y telecomunicaciones.