'GREEN
 RECOVERY'

Biblioteca de la Universidad de Varsovia

¿Qué es la 'Green Recovery'?

La Green Recovery o recuperación verde hace referencia a una serie de medidas de recuperación económica alineadas con la consecución de los objetivos a largo plazo en materia de cambio climático y sostenibilidad, logrando un impulso hacia un modelo socioeconómico sostenible con el planeta, más resiliente e inclusivo.

decorador

Iberdrola con la 'Green Recovery'

  • video1
  • video2
  • video3

La Alianza Europea para una Recuperación Verde

Es una alianza suscrita por gran variedad de agentes de ámbito europeo —firmada por ministros, parlamentarios de todos los partidos, consejeros delegados, ONG, académicos, etc.— e impulsada por Pascal Canfin (Parlamento Europeo) que aboga por definir e implementar paquetes verdes de recuperación económica que actúen como aceleradores de la transición hacia la neutralidad climática y unos ecosistemas sanos.

Iberdrola, que apoya el Green Deal desde el principio, considera que este acuerdo va a permitir aprovechar las oportunidades que plantea la lucha contra el cambio climático y mejorar la competitividad de los países. Al situar en el centro de la estrategia política la descarbonización y la digitalización, se fomentarán las inversiones en energías renovables —más limpias, seguras y asequibles— y se generarán empleos duraderos y de calidad, además de reducir la contaminación del aire y, por consiguiente, mejorar la salud de los ciudadanos.

decorador
decorador
Nuestro modelo de negocio, tras 20 años anticipando la transición energética, nos sitúa como un agente clave en la transformación del tejido industrial, impulsando con nuestra experiencia, compromiso social y capacidad financiera un modelo de crecimiento económico sostenible a largo plazo capaz de hacer frente a los retos actuales de la sociedad
Ignacio Galán,
Presidente del grupo Iberdrola

La 'Green Recovery',
una realidad de todos

¿Cómo se están aplicando los principios de la 'Green Recovery' en Europa?

Los principios de la recuperación verde forman parte de los principales proyectos políticos en la Unión Europea. La Comisión Europea ha reiterado su determinación de establecer el Pacto Verde Europeo como la hoja de ruta para llevar a cabo una recuperación verde con vocación de largo plazo. También han sido muchos los países europeos —entre los que se encuentran España, Francia, Alemania, Italia, e Irlanda— que se han manifestado a favor de alinear los programas de recuperación económica con los objetivos de acción climática.

En España se están poniendo en marcha propuestas políticas para avanzar hacia el cumplimiento de los objetivos climáticos. Así, por ejemplo, el Gobierno ha propuesto una Ley de Cambio Climático y Transición Energética que persigue la neutralidad climática para 2050 e incorpora ambiciosos objetivos intermedios de emisiones, renovables y mejora de la eficiencia energética.

¿Qué pueden hacer las empresas para apoyar un proceso coordinado de 'Green Recovery'?

Las empresas pueden apoyar este proceso a través de sus inversiones y actividades de negocio en general, desarrollando e, incluso, reforzando sus planes de inversión en soluciones de negocio alineadas con los objetivos de clima y sostenibilidad —por ejemplo, con fuertes inversiones en energías renovables o en electrificación del transporte—. Adicionalmente, las empresas, como parte de la sociedad civil, pueden apoyar públicamente con declaraciones y campañas marcos de recuperación económica verdes.

¿Cómo pueden los ciudadanos apoyar la 'Green Recovery'?

Los ciudadanos están cada vez más sensibilizados acerca de todos los retos que afectan a la sociedad, aunque todavía queda cierto camino por recorrer en materia de información y concienciación. Una muestra del apoyo a marcos de recuperación verde ha sido el reciente lanzamiento del 'Manifiesto por una recuperación sostenible', al que se ha adherido una amplia muestra de la sociedad española (cultura, universidades, política, empresas, ONG, etc.).

Las claves de la 'Green Recovery': retos actuales y cómo afrontarlos

NECESIDAD DE ABORDAR
EL CAMBIO CLIMÁTICO

La situación surgida a partir del avance internacional de la COVID-19 ha puesto en evidencia la fragilidad de nuestra sociedad ante amenazas de carácter global. El principal riesgo al que se enfrentará el mundo en los próximos años, provocará shocks económicos y sociales de magnitud aún mayor que el producido por el coronavirus.

PROBLEMAS QUE GENERARÁ O AGRAVARÁ EL CALENTAMIENTO GLOBAL

La subida del nivel del mar, la pérdida de biodiversidad, la sobreexplotación de los recursos naturales, la deforestación, la contaminación del aire y de los océanos, los desastres naturales, las migraciones climáticas o el aumento de los conflictos

LA RECUPERACIÓN SERÁ
VERDE O NO SERÁ

El concepto de Green Recovery implica alinear las medidas de recuperación económica con la consecución de los objetivos a largo plazo en materia de cambio climático y sostenibilidad, logrando de este modo un impulso hacia un modelo socioeconómico sostenible con el planeta, más resiliente ante futuros shocks y más inclusivo.

APOSTANDO POR POLÍTICAS DE ESTÍMULO VERDES

La Green Recovery podría tener numerosas ventajas frente a un enfoque más tradicional; así lo demuestra un informe liderado por la Universidad de Oxford, que afirma que las políticas de estímulo verdes generan más empleo, producen mayores retornos a corto plazo y conducen a un mayor efecto multiplicador a largo plazo en comparación con las tradicionales.

bot´n
bot´n
bot´n
bot´n
energias renovables

¿Cómo pueden contribuir las energías renovables a la recuperación económica postCOVID-19?

Los principios de una recuperación verde se basan en alinear las medidas económicas de reactivación de la economía con la consecución de los objetivos de mitigación del cambio climático y de sostenibilidad a medio y largo plazo. Las energías renovables aúnan ambas cosas. En la actualidad, dan empleo a más de 11 millones de personas en el mundo y son un sector clave en la descarbonización de la economía y la consecución de los objetivos climáticos. La cartera de proyectos actual permitiría acelerar las inversiones e incrementar los proyectos a corto plazo. El sector está inmerso en una revolución tecnológica y la reducción de costes y mejoras técnicas hacen que las renovables sean cada vez más competitivas, de tal forma que la aceleración de estas inversiones requiere menos ayuda con cargo a los presupuestos. Por otro lado, invirtiendo en fuentes de generación autóctona como la energía eólica y la solar se reduce la dependencia energética del exterior, lo que redunda en importantes mejoras de la balanza exterior y crea tejido industrial sostenible para el futuro. Además, desplazando a tecnologías más contaminantes, la inversión en energías renovables hará que mejoren los niveles de calidad del aire y, con ello, la salud.