LÍNEAS DE NEGOCIO

Un modelo de negocio basado en nuestra apuesta por las renovables, las redes inteligentes y las soluciones innovadoras para clientes

El grupo Iberdrola avanza en su histórico plan de inversión de 75.000 millones de euros hasta 2025, siendo el 90 % orgánica. Estos 68.000 millones de euros de inversión orgánica se repartirán entre las tres líneas de negocio: el 51 % a Renovables, el 40 % a Redes y el 9 % a Generación y Clientes. Asimismo, la compañía amplía hasta 150.000 millones de euros su inversión a 2030, para triplicar su capacidad renovable (95 GW), duplicar sus activos en redes (60.000 millones de euros) y aumentar su base de clientes hasta los 70 millones de contratos. Un 90 % del plan a largo plazo del grupo está alineado con la taxonomía verde de la Unión Europea.

UN MODELO DE NEGOCIO DE ÉXITO

 Presentación de resultados 2020 [PDF]     Resultados 2020

Las tendencias actuales del sector energético —la transición energética, la descarbonización y electrificación de la economía, la innovación tecnológica y una mayor conectividad de los clientes— refuerzan el foco de estos tres negocios globales.

 

Negocio de renovables.

El área de Renovables del grupo Iberdrola —Iberdrola Renovables Energía, Iberdrola Renovables Internacional, ScottishPower Renewable Energy, Avangrid Renewables, el negocio de Renovables de Neoenergia e Iberdrola Renovables México— se encarga de la generación y comercialización de energía eléctrica a partir de fuentes renovables: eólica (terrestre y marina), minihidráulica, termosolar, fotovoltaica, biomasa, etc. Hoy día, Iberdrola es líder en energías limpias —destaca como la primera productora renovable entre las utilities europeas y en EE. UU.—.

El grupo Iberdrola sigue avanzando en su plan de inversión de 75.000 millones de euros para el período 2020-2025. Un 51 % de esta inversión orgánica —más de 34.000 millones— irá destinada al área de Renovables, que alcanzará los 60 GW de capacidad instalada al final del periodo, frente a los más de 35 GW actuales. Asimismo, las estimaciones de la compañía para el horizonte 2030 elevan la capacidad renovable instalada hasta los 95 GW, tras multiplicar por 2,5 su potencia eólica terrestre y solar y por 4,5 la marina.

Esta apuesta permitirá al grupo dar un gran impulso a la tecnología eólica marina (alcanzará los 4 GW instalados en 2025), crecer en solar fotovoltaica (alcanzará los 16 GW instalados en 2025) y reforzar su liderazgo en eólica terrestre e hidroeléctrica (alcanzarán los 26 GW y los 14 GW instalados en 2025 respectivamente).

Para materializar su plan de inversiones, Iberdrola aumentó su cartera de proyectos renovables en 25 GW en el Ejercicio 2020 y, a cierre del Primer semestre 2021, avanza en la construcción de 8,5 GW: 2.750 MW en Estados Unidos, 2.860 MW en los territorios de Iberdrola Energía Internacional, 1.700 MW en España, 1.050 MW en Brasil y 150 MW en Reino Unido (con 100 MW en baterías). Esto permitirá a la compañía finalizar el ejercicio con 4.000 MW adicionales en operación, sumados a los 2.960 MW verdes puestos ya en marcha en los últimos 12 meses (1.950 MW eólicos terrestres, 930 MW fotovoltaicos y 80 MW en baterías).

Iberdrola cuenta con una de las mayores carteras renovables de la industria: un total de 81,5 GW distribuidos por sus áreas tradicionales a las que se suman nuevas plataformas de crecimiento en Polonia, Suecia, Irlanda, Japón, Corea, Taiwán y Australia. Por tecnologías, esta cartera se divide en: 36,6 GW fotovoltaicos; 25,2 GW eólicos marinos; 15,5 GW eólicos terrestres; 3,4 GW hidroeléctricos; y 1,1 GW corresponden a baterías de almacenamiento. Solo en España, la compañía cuenta con derechos de conexión para 15 GW y terrenos para una capacidad equivalente.


 


Negocio de redes.

El área de Redes del grupo Iberdrola —i-DE, ScottishPower Energy Networks, el negocio de Distribución de Neoenergia y Avangrid Networks— se encarga de la construcción, operación y mantenimiento de líneas eléctricas, subestaciones, centros de transformación y otras infraestructuras, para trasladar la energía eléctrica desde los centros de producción al usuario final. Actualmente, Iberdrola opera uno de los sistemas de distribución eléctrica más importantes del mundo: más de 1,1 millones de kilómetros de líneas eléctricas y más de 4.400 subestaciones, las cuales distribuyen electricidad a más de 34 millones de personas en el mundo.

El grupo ha lanzado un histórico plan de inversión de 75.000 millones de euros para el período 2020-2025 —que aumentarán hasta 150.000 millones en 2030—, el 90 % de los cuales serán orgánicos —68.000 millones—. Un 40 % de la inversión orgánica del grupo para el periodo 2020-2025 irá destinada al área de Redes, más de 27.000 millones de euros, elevando la base de activos regulados al final del periodo hasta los 47.000 millones de euros, 1,5 veces su valor actual, el 83 % de los cuales estarán en países con rating A. Esta cifra contempla inversiones en transmisión, que alcanzarán los 4.000 millones de euros. A cierre del Primer semestre 2021, un 46 % de las inversiones del grupo en el periodo se destinaron a Redes, es decir, 2.240,4 millones de euros, en línea con la estrategia del grupo de aumentar y reforzar una infraestructura clave para la transición energética y la electrificación de la economía.

Una parte importante de este esfuerzo inversor se destinó a Brasil, país en el que Iberdrola reforzó su presencia con la adquisición, por 403 millones de euros, de la distribuidora Neoenergia Distribuiçao Brasil (antes CEB-D), que cuenta con una concesión vigente hasta 2045, la cual garantiza 25 años de actividad regulada con ingresos estables y predecibles. De esta manera, la combinación de Neoenergia y CEB-D, que ha pasado a llamarse Neoenergia Distribuição Brasília, cubrirá una superficie de más de 840.800 km2 y dará servicio a 15,3 millones de clientes, un 7,7 % más que los gestionados por la filial brasileña antes de la adquisición.

Otra área reforzada por este músculo inversor fue Estados Unidos, donde ya ha comenzado la construcción de la línea NECEC —que permitirá transportar energía renovable desde Canadá— y donde se espera completar la adquisición de PNM Resources antes de que concluya el año; operación que consolidará a Iberdrola como una de las mayores distribuidoras del sector norteamericano y el tercer operador de renovables. Asimismo, en España se ha presentado un plan de inversiones a 2025 de más de 4.300 millones para contribuir a alcanzar los objetivos del Plan Nacional de Energía y Clima (PNIEC), que supone un incremento del 80 % frente a las inversiones actuales.

Las inversiones en todos los mercados objetivo y la incorporación de CEB-D en Brasil y de PNM Resources en EE.UU. llevarán la base de activos en 2021 hasta los 36.000 millones de euros desde los 31.000 millones de cierre del Ejercicio 2020.

La base de activos regulados se duplicará en el horizonte 2030, alcanzando los 60.000 millones de euros.
 


 


Negocio de generación y clientes.

El área de Generación y Clientes del grupo —Iberdrola Generación España, Iberdrola Energía Internacional, ScottishPower Retail Holdings, Neoenergia Comercializaçao e Iberdrola Generación México— se centra en la producción de electricidad mediante la construcción, operación y mantenimiento de centrales de generación, y compraventa de energía en los mercados mayoristas. Asimismo, se encarga de la comercialización al usuario final de energía y productos y servicios complementarios.

El 9 % de la inversión orgánica del plan 2020-2025 irá destinado a esta área, 6.000 millones de euros. Al final del periodo, la compañía elevará a 60 millones los contratos con clientes en el mundo. La tendencia continuará al alza, y para 2030, la electrificación de los usos energéticos llevará al grupo Iberdrola a incrementar la base de sus contratos con clientes a 70 millones (frente a los 43,8 millones a cierre del Ejercicio 2020). A estos, ofrecerá soluciones inteligentes e innovadoras en el ámbito residencial —almacenamiento de energía y bomba de calor, autoconsumo y movilidad eléctrica— e industrial —Soluciones Smart, procesos de electrificación e hidrógeno verde—. Asimismo, los servicios a clientes aumentarán hasta los 40 millones en 2025, frente a los 25 millones de 2019, con un fuerte crecimiento en Soluciones Smart, que se verán multiplicadas por dos hasta los 22,6 millones.

A cierre del Primer semestre 2021, cabe destacar la expansión de las soluciones inteligentes en el ámbito del hogar y la movilidad eléctrica: las contrataciones de Smart Mobility casi se han triplicado y las de Smart Solar se han multiplicado por 2,3 en los últimos 12 meses, mientras que Smart Home y Smart Clima se han multiplicado por 1,2 y 1,4 respectivamente.

El reglamento de la UE sobre la Integridad y la Transparencia del mercado mayorista de la energía (REMIT) obliga a todos los operadores de generación a proporcionar información con el mayor detalle y antelación posibles sobre el estado de su parque generador de electricidad e Iberdrola se esfuerza por presentar la información de forma completa y correcta en esta página web.