QUÉ ES CLOUD COMPUTING

Cloud Computing, clave para la democratización de la innovación

#I+D+i #empresa #talento digital

La pandemia de COVID-19 ha destapado el potencial del Cloud Computing. La accesibilidad que brinda a cualquier profesional para acceder al software, independientemente de donde se halle, ha sido clave para la implantación del teletrabajo en las empresas. Además, la nube mejora la productividad al garantizar procedimientos más ágiles o reducir los costes asociados a IT y mantenimiento e, incluso, minimiza el impacto medioambiental.

Vivimos una época de constante innovación tecnológica y la pandemia de COVID-19 ha acrecentado y potenciado aún más este hecho. El Cloud Computing, junto al Big Data, el Internet de las Cosas (IoT), el Machine Learning o la Inteligencia Artificial, será una de las innovaciones que marcarán los próximos años. De hecho, esta tecnología se postula como una herramienta esencial para las empresas. A continuación, explicamos qué es y cómo funciona, así como sus principales ventajas.

CLOUD COMPUTING: DEFINICION Y ORIGEN

El Cloud Computing es una tecnología que posibilita el acceso remoto a software, procesamiento de datos y almacenamiento de archivos a través de Internet, convirtiéndose así en una alternativa a la ejecución en un ordenador personal o servidor local. Así define esta tecnología la compañía estadounidense de software Salesforce, que además apunta a su capacidad para democratizar el acceso a recursos de software que se encuentran a nivel internacional como una de sus principales virtudes.

Marc Benioff, director ejecutivo de Salesforce

La nube proporciona servicio a empresas de todos los tamaños. La nube es para todo el mundo. La nube es una democracia

En definitiva, el Cloud Computing ofrece, tanto a individuos como a empresas, un pool de recursos informáticos con un adecuado mantenimiento y un acceso sencillo, seguro y bajo demanda. Hay un término clave en esta tecnología: la multilocalización, que es lo que diferencia la computación en la nube de la simple tercerización y de anteriores modelos de proveedores de servicios de aplicaciones.

El origen de esta tecnología se remonta a la década de los 60. Para algunos expertos, John McCarthy, a quien también se atribuye el concepto de Inteligencia Artificial, fue quien lo introdujo en 1961. Por otro lado, hay quienes consideran que el concepto de Cloud Computing ya traslucía en los trabajos coetáneos de Joseph Carl Robnett Licklider, uno de los creadores de ARPANET —germen del Internet actual—, que pretendía que toda persona pudiese estar interconectada para acceder a datos y programas desde cualquier lugar.

CARACTERÍSTICAS DEL CLOUD COMPUTING

Una vez extraída una definición, enumeramos las características principales del Cloud Computing según el National Institute of Standards and Technology (NIST):

 Elasticidad

Los recursos pueden aprovisionarse y liberarse rápidamente a demanda. Así, el usuario tiene una experiencia que se dimensiona en base a su utilización real.

 Autoservicio

Un usuario puede aprovisionar por sus propios medios capacidades informáticas sin necesidad de consultar con un profesional de IT o con el proveedor del servicio.

 Medición

Los sistemas en la nube cuentan con mecanismos de medición para cada servicio, lo que facilita monitorear el uso de recursos. Esto proporciona transparencia a proveedor y consumidor.

 Multiusuario

Las diversas capacidades están disponibles a través de la red y se accede a ellas a través de mecanismos estándares, lo que significa que el software tiene múltiples usuarios.

 Multiplataforma

Los recursos informáticos del proveedor se agrupan para brindar servicio a múltiples consumidores a través de plataformas como ordenadores, smartphones o tabletas, entre otras.

CÓMO FUNCIONA Y PARA QUÉ SIRVE EL CLOUD COMPUTING

Para comprender el Cloud Computing conviene conocer su funcionamiento. En pocas palabras, esta tecnología utiliza una capa de red para conectar los dispositivos de punto periférico de los usuarios a recursos centralizados en un data centre —lugares que demandan una gran cantidad de energía para su alimentación y refrigeración—.

Por otro lado, el Cloud Computing se compone de dos partes:

  • Front end

La infraestructura front end incluye todo aquello con lo que interactúa el usuario final, es decir, componentes como redes locales, navegadores web y aplicaciones web.

  • Back end

La infraestructura back end se encarga de potenciar la arquitectura front end. Comprende el hardware y el almacenamiento y se encuentra en un servidor remoto.

La arquitectura Cloud Computing de un vistazo.#RRSSLa arquitectura Cloud Computing de un vistazo.

 VER INFOGRAFÍA: La arquitectura Cloud Computing de un vistazo [PDF]

El Cloud Computing tiene numerosas aplicaciones, pero destacamos tres de ellas:

  • Mantenimiento del software: cuando el sofware proviene de la nube, los problemas y costes fluctuantes desaparecen en gran medida.
  • Ofrecer mayor seguridad: la seguridad de la computación en la nube supera con creces los niveles de la computación tradicional, lo que refuerza la ciberseguridad de las empresas.
  • Democratizar la computación: esta tecnología es capaz de situar a todos los usuarios al mismo nivel, sin importar el número de ellos que se encuentren en la plataforma.

TIPOS DE CLOUD COMPUTING

Según la multinacional tecnológica IBM, hay tres tipos de Cloud Computing, aunque Salesforce añade un cuarto:

  • Nube privada: una infraestructura usada por una única organización, ya sea gestionada y alojada interna o externamente. Carece de un punto de acceso público.
  • Nube pública: pertenecen y son administradas por empresas que ofrecen acceso rápido y asequible a recursos informáticos a través de una red pública.
  • Nube híbrida: utiliza una base de nube privada combinada con la integración estratégica y el uso de servicios de una nube pública.
  • Nube comunitaria: se crea cuando diferentes empresas u organizaciones reúnen sus recursos en la nube con el objetivo de resolver un problema común.

VENTAJAS DEL CLOUD COMPUTING

El Cloud Computing ofrece numerosas ventajas a las compañías que apuestan por su uso. Entre ellas:

 Recuperación

Los problemas de recuperación se solventan de forma más rápida y eficiente en la nube que en la computación tradicional.

 Actualización

Los proveedores del servicio se encargan del mantenimiento automático del servidor, incluyendo las actualizaciones relacionadas con la seguridad.

 Ubicuidad

Los empleados pueden optar por el teletrabajo y ejercer su labor desde cualquier lugar, tan solo necesitan acceso y conexión a Internet.

 Flexibilidad

Los servicios ofrecidos a través de la nube tienen la capacidad de atender más demanda y de forma más inmediata.

 Colaboración

El trabajo en equipo se fortalece, ya que todos los empleados pueden compartir tanto aplicaciones como documentos de forma simultánea.

 Sostenibilidad

Solo utiliza el espacio que necesita en el servidor, lo que favorece una reducción de la huella de carbono de la empresa.