Subestaciones eléctricas

¿Sabes qué es y cómo funciona una subestación eléctrica?

Redes eléctricas Eficiencia energética Smart Grids

Las subestaciones eléctricas son elementos imprescindibles para que en la red eléctrica todo funcione correctamente y de forma segura. En las subestaciones la energía eléctrica se transforma, controla y distribuye la energía que va hacia los usuarios finales pero, ¿sabes cómo funcionan y qué tipos de subestaciones eléctricas hay?

Subestaciones
Las subestaciones son cruciales para el adecuado control de la energía eléctrica

Las subestaciones eléctricas son un elemento imprescindible para el funcionamiento de la red eléctrica además de para garantizar un suministro estable y seguro de energía eléctrica. 

Las subestaciones se encargan de recibir la energía eléctrica que se genera en centrales y plantas eléctricas para elevar su tensión y conectar con grandes líneas que llevan la energía a las ciudades y grandes núcleos de consumo. Allí la tensión se vuelve a reducir para conectar con líneas de media tensión que llevarán la energía hasta los centros de transformación que tenemos en nuestras calles donde finalmente se reducirá hasta la baja tensión que utilizamos en nuestros hogares. 

Las subestaciones son cruciales para el adecuado control de la energía eléctrica y para la integración en la red eléctrica de las energías renovables. 

La primera subestación eléctrica fue construida en 1882 en Nueva York aunque fue a partir de 1930 cuando la introducción de los transformadores de distribución permitió a las subestaciones controlar la energía eléctrica con mayor precisión, lo que favoreció una distribución más eficiente y una mayor flexibilidad en la gestión de la red eléctrica.

La evolución de las subestaciones ha venido marcada por la necesidad de una mayor capacidad y eficiencia en la producción y distribución de energía eléctrica. Con el aumento de la demanda, las subestaciones se han vuelto más grandes y han adoptado tecnologías más avanzadas a la vez que ofrecen una mayor seguridad y fiabilidad en el suministro de energía eléctrica.
 

subestación

 

Tipos de subestación eléctrica 

Existen diferentes tipos de subestación eléctrica atendiendo a diversos criterios. Por ejemplo, las subestaciones se pueden clasificar en diferentes tipos según su ubicación o emplazamiento: 

  • Subestaciones de interior: Son aquellas que se encuentran ocultas en edificios para integrarse mejor en entorno urbano y evitar su impacto visual. 
  • Subestaciones aéreas: Son aquellas ubicadas sobre el terreno, en superficie. Estas subestaciones son ideales para zonas rurales y periurbano donde hay suficiente espacio para su construcción y no existe la necesidad de ocultarlas. Además, las subestaciones aéreas son más fáciles de mantener y reparar que las subterráneas.
  • Subestaciones marítimas: Se encuentran en el mar y su función principal es la de suministrar energía eléctrica desde los parques de eólica marina a otra subestación instalada en tierra firme. Estas subestaciones se caracterizan por ser muy robustas y resistentes a las condiciones climáticas adversas y a las vibraciones producidas por las olas.
  • Subestaciones móviles: Estas son un tipo especial de subestaciones ya que, como su nombre indica, pueden ser transportadas de un lugar a otro según sea necesario. Se utilizan en situaciones de emergencia, como en desastres naturales o durante la construcción de nuevas infraestructuras.
     

Además de estos componentes principales, las subestaciones también pueden incluir una variedad de equipos auxiliares, como generadores, baterías y sistemas de refrigeración. Estos equipos auxiliares se utilizan para proporcionar energía de respaldo en caso de fallos en la red eléctrica y para mantener los componentes principales en buen funcionamiento.