IBERDROLA, LÍDER EN ESG

Integramos los factores medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG) para una gestión socialmente responsable

#sostenibilidad medioambiental #acción social #rsc

Iberdrola desarrolla sus actividades con el objetivo de crear valor sostenible para todos sus Grupos de interés: es lo que denominamos nuestro dividendo social. Por eso, incorporamos en nuestra estrategia los tres ejes utilizados internacionalmente para medir el impacto y la sostenibilidad de las inversiones: los factores medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés), como contribución sustancial al desarrollo sostenible.

Durante las últimas dos décadas, los factores ESG han formado parte integral de la estrategia de Iberdrola, hasta consolidarse hoy en día como un líder en ESG + F, apoyando los aspectos medioambientales, sociales y de gobernanza sobre su solidez financiera.

Su apuesta pionera por las energías renovables y las redes le ha permitido anticiparse a la actual transición energética y ser un referente en acción climática, con unas emisiones de CO2 de tan solo 43 g/kWh en la primera mitad de 2021. El grupo se ha marcado como objetivo ser neutro en carbono en Europa en 2030 y a nivel global en 2050. Y, para ello, ha reformado sus Estatutos para hacer responsable al Consejo de Administración de la aprobación, supervisión y reporting periódico de un plan de acción climática que permita cumplir dichas metas. Igualmente, la compañía promoverá la plantación de 20 millones de árboles para 2030 de cara a favorecer la protección y recuperación de la biodiversidad y los ecosistemas.

Iberdrola es también un motor de transformación social, con el compromiso de realizar cerca de 20.000 nuevas contrataciones en el periodo 2020-2025 y contribuir al sostenimiento de 500.000 puestos de trabajo en el mundo. Asimismo, se ha propuesto mantener o incluso aumentar las horas de formación por empleado, que actualmente son más de 50 al año, cuatro veces la media europea. En 2025, sus inversiones en I+D se elevarán a 400 millones de euros al año y habrá triplicado sus actuaciones en materia de ciberseguridad.

Además, la compañía ha reformulado su Sistema de gobernanza y sostenibilidad en torno a criterios ESG, consolidando su posición a la vanguardia de las mejores prácticas internacionales en materia de gobierno corporativo. El grupo impulsa también la sostenibilidad en su cadena de suministro, incentivando a sus proveedores a adoptar las mejores políticas y prácticas en materia de gestión sostenible.

¿CÓMO APLICA IBERDROLA LOS CRITERIOS ESG?

La implementación real y efectiva de la estrategia de desarrollo sostenible está llamada a ser, junto con el Sistema de gobernanza y sostenibilidad, uno de los elementos clave que diferencien a Iberdrola de sus competidores, compartiendo con sus Grupos de interés los logros alcanzados. Este compromiso con el desarrollo sostenible se materializa en su apuesta por los factores ESG, que se integran en el curso diario de las operaciones de la compañía y que se ponen en práctica en los siguientes ámbitos:

 Medioambiental

Se centra en la lucha de Iberdrola contra el cambio climático y en la protección de la biodiversidad. Destacan los logros de la compañía en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) —que le han permitido liderar la transición energética desde hace más de 20 años— y en la conservación y promoción de la biodiversidad de los ecosistemas. Además, el grupo apuesta por la innovación, la movilidad sostenible y el uso eficiente del agua.

 Social

Iberdrola sitúa a las personas en el centro de su estrategia. La compañía contribuye a mejorar la calidad de vida, ayuda a los más vulnerables, crea empleo e invierte para asegurar el acceso universal a la energía, generando de este modo un dividendo social sostenible e inclusivo. Su compromiso con la diversidad, la formación para sus empleados, las ayudas a colectivos vulnerables o el respeto a los derechos humanos refuerzan su vínculo con la sociedad.

 Gobierno corporativo

El Sistema de gobernanza y sostenibilidad de Iberdrola, que es desde hace años una de las compañías más avanzadas en este ámbito, aborda los derechos de los accionistas, la estructura de los órganos de gobierno, las políticas corporativas, el Sistema de cumplimiento, la gobernanza climática, la ciberseguridad y la promoción de prácticas socialmente responsables en la cadena de suministro.

'ENERGÍA PARA AVANZAR', LA HOJA DE RUTA DE IBERDROLA EN ESG

El grupo ha puesto en marcha un conjunto de proyectos, actividades y objetivos en materia ESG que se recogen en su plan Energía para avanzar, a través del cual implementará más de 350 medidas. Como resultado, Iberdrola consolidará su liderazgo en la transición energética, fomentará la innovación y contribuirá a la generación de nuevos empleos de calidad, mejorando la calidad de vida de la población. Además, continuará implementando las mejores prácticas de gobierno, al tiempo que impulsa un mercado financiero sostenible.

'Energía para avanzar': ESG+F en Iberdrola.#RRSS'Energía para avanzar': ESG+F en Iberdrola.

Ver información

 

ESG+F EN IBERDROLA

Modelo de negocio completamente alineado con las mejores prácticas en ESG

Medio ambiente

  • Cerradas todas nuestras plantas de carbón y fuelóleo
  • Emisiones de 43 g/kWh en la primera mitad de 2021
  • Emisiones cero en 2030, 20 años antes que los objetivos de la UE
  • Mayor emisor corporativo mundial de bonos verdes
  • Pioneros en la implementación de recomendaciones TFCD

Social

  • Récord de adjudicaciones desde el inicio de 2020: 18.000 M EUR
  • Dando soporte a 400.000 empleos a nivel global
  • 6.000 nuevas contrataciones desde enero de 2020
  • >50 horas de formación por empleado

Gobierno corporativo

  • Sistema de Gobernanza y Sostenibilidad internacionalmente reconocido
  • Mejores prácticas en Diversidad e Inclusión
  • Plan de Acción Climática incluido en estatutos

 

Acceso a mayor información en:

Informe de Gobierno Corporativo, Sostenibilidad y Financieros de Iberdrola

Compromiso de ESG de IBERDROLA

Opinión Legal de Baker McKenzie [PDF]

Datos extraídos de la Presentación de Resultados. Primer semestre 2021 / IBERDROLA

 

Ocultar información

 VER INFOGRAFÍA: 'Energía para avanzar': ESG+F en Iberdrola [PDF]

Los objetivos del plan Energía para avanzar cubren todos los aspectos ESG y demuestran una contribución sustancial y positiva a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, especialmente al ODS 13 (acción por el clima) y al ODS 7 (energía asequible y no contaminante), que constituyen a su vez importantes oportunidades de negocio debido a la creciente electrificación de la economía.

Con un enfoque amplio y múltiples líneas de trabajo, sus más de 350 medidas se agrupan en torno a siete prioridades temáticas, sintetizadas en una treintena de objetivos medibles conforme a estándares internacionales de sostenibilidad y en función de los criterios ESG:

Plan de Desarrollo Sostenible 2020, 2022. Energía para avanzar.#RRSSPlan de Desarrollo Sostenible 2020-2022 'Energía para avanzar'.

 VER INFOGRAFÍA: Plan de Desarrollo Sostenible 2020-2022 'Energía para avanzar' [PDF]

Adicionalmente, Iberdrola contribuye enormemente al desarrollo de las comunidades donde opera, en los ámbitos de la biodiversidad, la innovación, la formación, la transparencia, la solidaridad, los derechos humanos, la educación, el arte, la cultura, etc. El plan Energía para avanzar surge para dar respuesta a todos estos retos, atendiendo las demandas de la sociedad.

Todas las iniciativas incluidas en este Plan de Desarrollo Sostenible 2020-2022 están integradas en los negocios y áreas corporativas del grupo y sitúan a la compañía a la vanguardia de un nuevo paradigma de gestión ESG, según el cual las empresas toman un rol más activo en la construcción de un mundo más equitativo.

IMPULSAMOS LOS CRITERIOS ESG ENTRE NUESTROS PROVEEDORES

Iberdrola ha decidido extender su compromiso con los criterios ESG a sus más de 22.000 proveedores en el mundo, a los que realiza compras por valor de 20.000 millones de euros al año. El grupo se ha marcado el objetivo de que el 70 % de sus más de 1.000 proveedores principales —aquellos cuyo volumen de facturación con la compañía supere el millón de euros— se rija por estos tres pilares en 2022, un porcentaje que debería ampliarse hasta al menos el 75 % en 2025.

Para ello, ha creado un modelo validado por un tercero y ha lanzado una plataforma digital —desarrollada por la scale-up española GoSupply— en la que los proveedores pueden autoevaluar su desempeño en materia de desarrollo sostenible, a partir de parámetros como contar con una política de derechos humanos, un código de conducta, unos estándares de salud y seguridad (ODS 3) y una estrategia global de sostenibilidad medioambiental que incluya planes relacionados con el agua (ODS 6), la energía (ODS 7) y la biodiversidad (ODS 14 y ODS 15). Aquellos que obtengan una baja calificación recibirán apoyo de Iberdrola para detectar ámbitos de mejora y la posibilidad de implementar un plan de acción individualizado con políticas, compromisos y actuaciones concretas.

MIEMBROS DEL CONSEJO EMPRESARIAL ESPAÑOL PARA EL DESARROLLO SOSTENIBLE

El compromiso de Iberdrola con los principios ESG se ha materializado en su adhesión al Consejo Empresarial Español para el Desarrollo Sostenible, representante en España del World Business Council for Sustainable Development (WBCSD). El organismo, constituido por 25 grandes compañías, pretende convertirse en el lugar de encuentro en el que los máximos representantes de las empresas generen una respuesta estratégica conjunta que eleve la ambición y potencie la acción ante los importantes retos ESG.

En su sesión inaugural, celebrada en febrero de 2021, el Consejo lanzó una declaración conjunta que incluye los compromisos asumidos por sus miembros en relación con la emergencia climática, el buen gobierno empresarial y la desigualdad social, con el objetivo de inspirar y acelerar la acción empresarial hacia el desarrollo sostenible. En dicha declaración, las compañías firmantes proponen:

 Que las empresas se marquen la ambición de alcanzar cero emisiones netas de gases de efecto invernadero (GEI) a ser posible en esta década y, a más tardar, en 2050, así como que dispongan de un plan fundamentado en la ciencia para lograrlo.

 Que establezcan metas ambientales ambiciosas a corto y medio plazo que contribuyan a la recuperación de la naturaleza y la biodiversidad para 2050.

 Que integren el apoyo a los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos, mediante la implantación de una política de respeto a los derechos humanos y un proceso de debida diligencia.

 Que trabajen por la inclusión, la igualdad, la diversidad y la eliminación de cualquier forma de discriminación.

 Que operen con los más altos estándares de gobierno corporativo y transparencia mediante la divulgación de información material de sostenibilidad [PDF], así como que alineen la gestión de riesgos empresariales con los riesgos ambientales, sociales y relacionados con la gobernanza.

En abril, el Consejo presentó esta declaración ante el Rey Felipe VI, que recibió en audiencia a sus miembros.