INVERSIONES EN GENERACIÓN Y CLIENTES

Soluciones inteligentes e innovadoras que sitúan a los clientes en el centro de la transición energética

#empresa #inversiones

La progresiva electrificación de los usos energéticos impulsada por la descarbonización de la economía permitirá a Iberdrola aumentar su base de clientes. El grupo, que prevé invertir más de 6.000 millones de euros en su negocio de Generación y Clientes entre 2020 y 2025, alcanzará los 60 millones de contratos con clientes al final de dicho periodo, y ha avanzado un escenario a 2030, en el que calcula que su base de clientes llegará hasta los 70 millones. La compañía ofrecerá soluciones inteligentes e innovadoras en el ámbito residencial (bomba de calor, almacenamiento de energía, movilidad eléctrica y autoconsumo) e industrial (smart solutions, electrificación de procesos e hidrógeno verde): soluciones que situarán a los clientes en el centro y los convertirán en los responsables del uso de la energía.

El proceso de descarbonización que debe afrontar de manera inminente la economía mundial traerá consigo un aumento de la demanda de electricidad como resultado de la electrificación de los usos finales. Esta mayor demanda requiere avances en tecnología, digitalización y eficiencia. Surgen así nuevos productos y servicios energéticos que sitúan a los clientes en el centro y les permiten ser los responsables del uso de la electricidad, gracias a una mayor conectividad y capacidad para gestionar y controlar su consumo.

En aquellos sectores donde la electrificación no es posible o no resulta competitiva, el hidrógeno verde se erige como la alternativa para su descarbonización. Es fundamental sustituir el hidrógeno gris —obtenido mediante fuentes contaminantes— por hidrógeno verde en los usos industriales y químicos actuales, así como propiciar su utilización en sectores difíciles de descarbonizar, tales como el transporte marítimo, el aéreo y el pesado.

MÁS DE 6.000 MILLONES DE EUROS PARA GENERACIÓN Y CLIENTES

El modelo de negocio del grupo Iberdrola se basa en tres pilares principales: la descarbonización de la electricidad a través de energías renovables y almacenamiento eficiente; la integración del sistema gracias a las redes; y la electrificación de la demanda, ofreciendo más soluciones energéticas a los clientes residenciales (bomba de calor, almacenamiento de energía, movilidad eléctrica y autoconsumo) e industriales y comerciales (electrificación de procesos, smart solutions e hidrógeno verde).

Con el objetivo de adelantarse y aprovechar las oportunidades de la revolución energética que afrontan las principales economías del mundo, la compañía ha anunciado un plan de inversión histórico de 75.000 millones de euros para el periodo 2020-2025 —que serán 150.000 para 2030—, —que serán 150.000 para 2030—, de los cuales más de 6.000 irán destinados a su negocio de Generación y Clientes hasta 2025. El área comercial recibirá más de la mitad de esta inversión (3.200 millones), seguida de las de generación (1.900 millones), hidrógeno verde (700 millones) y contadores inteligentes (500 millones).

Estas inversiones reforzarán su presencia en mercados ya consolidados, como España y Reino Unido, a los que irán a parar el 44 % y el 20 % de la inversión, respectivamente. El grupo apuesta también por los países donde opera Iberdrola Energía Internacional (IEI) —que recibirán el 19 % de la inversión—, especialmente Portugal, Italia y Francia, en los que experimentará un fuerte crecimiento, así como Alemania e Irlanda, donde pretende abrir nuevas oportunidades. Otro 16 % irá destinado a México y el 1 % restante, a Brasil.

MULTIPLICAMOS POR 1,4 NUESTROS CONTRATOS CON CLIENTES EN 2025

Presencia internacional del grupo Iberdrola en el área de Clientes.#RRSSPresencia internacional del grupo Iberdrola en el área de Clientes.

A cierre del Ejercicio 2019, la compañía contaba con 42 millones de contratos con clientes en 10 países: España, Reino Unido, Estados Unidos —a través de las distribuidoras de AVANGRID1 Nota y de Iberdrola Texas—, Brasil —a través de las distribuidoras de Neoenergia2 (COELBA, CELPE, COSERN y ELEKTRO) y de Neoenergia Comercialização—, México, Alemania, Francia, Irlanda, Italia y Portugal. Gracias a la progresiva electrificación de la demanda energética, Iberdrola ha elevado dichos contratos hasta los 43,8 millones en 2020 y prevé que estos alcancen los 48,5 en 2021, los 50 en 2022 y los 60 en 2025, es decir, 1,4 veces más. Además, ha avanzado un escenario a 2030, en el que calcula que su base de clientes llegará hasta los 70 millones.

Por área geográfica, España continuará siendo el país con mayor número de clientes (el 34 % de los contratos en 2025), pero ganará peso Iberdrola Energía Internacional, que pasará de representar el 3 % de los contratos en 2019 al 16 % en 2025.

CRECEN LAS SOLUCIONES 'SMART'

Las inversiones previstas irán dirigidas también a aumentar la variedad de servicios que Iberdrola ofrece a sus clientes, los cuales alcanzarán los 40 millones en 2025, un 60 % por encima de los 25 millones de 2019. Y, dentro de estos servicios, las soluciones Smart experimentarán un crecimiento exponencial: desde los 8,4 millones de 2019 a los 22,6 de 2025.

En el Ejercicio 2020, este tipo de soluciones sumaban ya 9,3 millones (que ascenderán a 10,7 en 2021) y supusieron cerca del 4 % del beneficio neto del grupo. La compañía ofrece estas soluciones en territorios como España, Portugal, Italia o Brasil y planea extenderlas al resto de países donde comercializa su energía.

Las soluciones Smart que la energética ofrece a sus clientes residenciales en España son:

Por su parte, en España el paquete de servicios para clientes industriales incluye:

Estas soluciones Smart permiten monitorizar, optimizar —mediante inteligencia artificialy controlar el consumo para hacer un uso responsable de la energía. Además, en conjunto constituyen un modelo integrado capaz de satisfacer al 100 % las necesidades de los clientes.

EL HIDRÓGENO VERDE, VECTOR ESTRATÉGICO PARA LOS CLIENTES INDUSTRIALES

Iberdrola ha incorporado el hidrógeno verde como uno de los principales servicios que ofrece al segmento industrial, apostando de manera pionera por esta tecnología como solución para la descarbonización eficiente a medio plazo. La compañía proyecta el desarrollo de más de 800 MW de hidrógeno verde para 2027 (serán unos 50 en 2022 y en torno a 600 en 2025) con una inversión de 1.800 millones de euros.

La iniciativa arrancará con la puesta en marcha del mayor complejo de hidrógeno verde para uso industrial de Europa, que entrará en operación en 2021, y podría completarse con otros tres proyectos entre 2023 y 2027 en las plantas químicas de Fertiberia en Puertollano (Ciudad Real) y Palos de la Frontera (Huelva). De esta forma, el grupo produciría 1.000 toneladas de hidrógeno verde para 2022 y aproximadamente 15.000 para 2025, que podrían dispararse hasta las 85.000 en 2030 en caso de materializarse esos tres proyectos.

El plan, que está sujeto al apoyo del Fondo Europeo de Recuperación, va en línea con la estrategia de recuperación post-COVID y los objetivos de descarbonización marcados tanto por la Unión Europea como por el Gobierno de España para 2030: la primera aspira a contar con 40 GW de electrolizadores de hidrógeno verde en tan solo 10 años, mientras que el segundo pretende lograr 4 GW de potencia instalada para esa fecha.

A este primer acuerdo se suman otros en Inverness (Reino Unido) para producir hidrógeno verde a través de electrólisis y en Barcelona para suministrar hidrógeno verde a los autobuses urbanos. Además, Iberdrola ha presentado 53 proyectos al programa Next Generation EU, que activarían inversiones de 2.500 millones de euros para alcanzar una producción anual de 60.000 toneladas de hidrógeno verde.

La compañía lidera también el desarrollo de una cadena de valor para respaldar la implantación de nuevos fabricantes de electrolizadores. En este sentido, el grupo ha constituido la empresa Iberlyzer, que se convertirá en el primer fabricante de electrolizadores a gran escala en España.

Asimismo, Iberdrola ha creado una alianza global para acelerar la escala y producción de hidrógeno verde, con el objetivo de propiciar la transformación de las industrias más intensivas en carbono del mundo, incluidas la generación de energía, los productos químicos, la fabricación de acero y el transporte pesado. Bajo el nombre de Green Hydrogen Catapult, el consorcio está integrado por siete líderes industriales que trabajan ya en el despliegue de 25 GW de hidrógeno verde para 2026, así como para reducir a la mitad el coste actual de esta tecnología.

 

1 AVANGRID, Inc. está participada en un 81,50 % por Iberdrola, S. A.

2 Neoenergia, S. A. está participada indirectamente en un 50 % + 1 acción por Iberdrola, S. A.