HIPERAUTOMATIZACIÓN

¿Qué es la hiperautomatización y por qué es fundamental para la transformación digital?

#empresa #talento digital #I+D+i

La hiperautomatización, según la consultora Gartner, será una de las tendencias tecnológicas que marcará la próxima década. El concepto, que va más allá de mecanizar las tareas manuales repetitivas que hacen las personas, se refiere a la automatización de cualquier proceso empresarial utilizando una combinación de RPA y otras tecnologías avanzadas como Inteligencia Artificial o Machine Learning.

En las escuelas se aprende cómo la Primera Revolución Industrial, que tuvo lugar a finales del siglo XVIII, incorporó la máquina de vapor para automatizar la fabricación textil. Un siglo más tarde, la Segunda trajo la electricidad y el motor de combustión, y al final del siglo XX llegó la Tercera con la digitalización y automatización de los procesos.

No ha sido necesario esperar mucho para la Cuarta Revolución Industrial, que viene de la mano de la robotización, el Internet de las Cosas y la Inteligencia Artificial. Un proceso que está empujando a los países avanzados hacia una reindustrialización con el objetivo de recuperar la capacidad de producir sus propios bienes de consumo de forma sostenible. En este nuevo contexto, la hiperautomatización, también llamada automatización digital de procesos (DPA) o automatización inteligente de procesos (IPA), se perfila como una de las tendencias tecnológicas que marcarán los próximos años.

QUÉ ES LA HIPERAUTOMATIZACIÓN

La hiperautomatización consiste en ampliar la automatización de los procesos empresariales (cadenas de producción, flujos de trabajo, procesos de marketing, etc.) aplicando herramientas de Inteligencia Artificial (IA), Machine Learning (ML) o aprendizaje automático, y Robotic Process Automation (RPA) o automatización robótica de procesos. Hasta el punto de que permite automatizar prácticamente cualquier tarea repetitiva e incluso descubrir qué procesos pueden ser automatizados y crear bots que los ejecuten.

Además, la hiperautomatización es una pieza clave en la transformación digital al eliminar la intervención humana en los procesos de bajo valor y proporcionar al tiempo datos que brindan un nivel de inteligencia empresarial que antes no estaba disponible. También puede convertirse en un factor clave en la construcción de organizaciones líquidas capaces de adaptarse rápidamente a los cambios.

El camino hacia la hiperautomatización.#RRSSEl camino hacia la hiperautomatización.

 VER INFOGRAFÍA: El camino hacia la hiperautomatización [PDF]

LOS ELEMENTOS CLAVE DE LA HIPERAUTOMATIZACIÓN

La hiperautomatización no se basa en una sola tecnología, sino que comprende la integración de un conjunto de ellas entre las que cabe destacar:

Robotic Process Automation

La automatización robótica de procesos permite configurar un software que facilita el uso de robots para la realización de procesos estructurados y repetitivos en sistemas digitales.

Machine Learning

El Machine Learning es la tecnología que, a través de algoritmos, permite a los ordenadores aprender a realizar tareas complejas por sí mismos sin necesidad de programación adicional por parte de los humanos.

Inteligencia Artificial

La Inteligencia Artificial es una tecnología que tiene como propósito la creación de máquinas capaces de tomar decisiones y resolver problemas emulando el pensamiento lógico humano.

Big Data

El Big Data es el conjunto de tecnologías que permite almacenar, analizar y gestionar las grandes cantidades de datos producidas por los dispositivos con el objetivo de identificar patrones y crear soluciones óptimas.

Cobots

Los cobots son el mayor exponente de la robótica colaborativa, es decir, de aquellos robots que comparten las tareas con los trabajadores humanos y que están revolucionando los procesos productivos.

Chatbots

Los chatbots son sistemas basados en IA, ML y Procesamiento de Lenguaje Natural (PLN) capaces de mantener una conversación en tiempo real con un interlocutor humano por texto o voz.

CÓMO FUNCIONA LA HIPERAUTOMATIZACIÓN

Según Gartner, la RPA enriquecida por la IA y el ML se convierte en el núcleo que hace posible la tecnología de la hiperautomatización. La combinación de dichas tecnologías permite integrar el poder y la flexibilidad de la automatización en sitios donde antes no era posible. De este modo, las tareas que no eran automatizables se pueden automatizar para que las capacidades humanas puedan centrarse en tareas de mayor valor, como la toma de decisiones, la interpretación de los datos y la aplicación del pensamiento crítico.

Gartner, consultora TIC

La hiperautomatización implica la combinación de diferentes herramientas, como la automatización de procesos robóticos (RPA) y la inteligencia artificial (IA), con el objetivo de mejorar las decisiones de negocio

Las plataformas de hiperautomatización son variadas y pueden implantarse sobre las tecnologías que las empresas ya tienen. La principal, como ya hemos comentado, es la RPA, pero además están las suites de gestión de procesos empresariales (iBPMS, intelligent business process management suites), las plataformas de integración como servicio (iPaaS, integration platforms as a service) y los motores de información. La hiperautomatización también permite crear un gemelo digital de una organización (DTO, Digital Twin Organization), que es una representación virtual de un producto o flujo de trabajo que permite simular cómo interactúan los procesos y ver dónde generan valor en tiempo real.

VENTAJAS DE LA HIPERAUTOMATIZACIÓN

La hiperautomatización presenta numerosos beneficios, tanto para el rendimiento de las empresas como para el bienestar de los trabajadores. A continuación, repasamos algunos de ellos:

 Permite la integración de tecnologías disruptivas, como la IA, el ML, el RPA o el PNL, entre otras, en el día a día de la compañía, ejecutando procesos de negocio de forma más rápida y eficiente y reduciendo los errores.

 Mejora la satisfacción de los empleados, que se mueven en un entorno de trabajo inteligente y no tienen que invertir su tiempo en tareas tediosas que no aportan valor, y aumenta la capacidad de la fuerza de trabajo al potenciar la productividad y la competitividad.

 Permite transformar digitalmente las organizaciones alineando los procesos de negocio y la inversión en tecnología.

 Disminuye los costes operativos de las organizaciones. Según Gartner, para 2024 se reducirán en un 30 % combinando tecnologías de hiperautomatización con procesos operativos rediseñados.

 La tecnología Big Data y la IA permiten extraer información empresarial de los datos y tomar decisiones con mayor efectividad.