ELECTRICIDAD CON ENERGÍAS RENOVABLES

Las energías renovables generaron en 2020 más electricidad que los combustibles fósiles en la Unión Europea

#sostenibilidad medioambiental #cambio climático #transformacion social

Las energías eólica y solar están impulsando las energías renovables en Europa. Como prueba un dato histórico: en 2020 las renovables se convirtieron en la principal fuente de electricidad del continente, superando por primera vez a los combustibles fósiles. Así lo afirma un informe elaborado por Ember y Agora Energiewende. Esto significa que la electricidad de Europa es hoy un 29 % más limpia que en 2015, lo que encamina a la región hacia la reducción del 55 % de los gases de efecto invernadero en 2030 y hacia la neutralidad climática en 2050.

El 2020 fue un año histórico para las energías renovables en la Unión Europea (UE) al ser la primera vez que superaron a los combustibles fósiles en lo referente a la generación de electricidad. Un crecimiento que se viene consolidando en los últimos años y que se acelerará aún más en las próximas décadas al ser clave para la consecución de la neutralidad climática en 2050. 

El informe The European Power Sector in 2020, elaborado por Agora y Ember Energiewende, compila y analiza la generación de electricidad durante 2020 en los países de la UE, permitiendo conocer la evolución de la transición energética en el continente. Y los datos indican que dicha transición va por buen camino: las energías renovables generaron el 38 % de la electricidad de Europa en 2020 —en comparación con el 34,6 % en 2019—, superando por primera vez a los combustibles fósiles, que cayeron al 37 %.

Las energías renovables superan a los combustibles fósiles.#RRSSLas energías renovables superan a los combustibles fósiles.

La intensidad de carbono de la energía en la UE alcanzó un mínimo histórico de 226 gramos de CO2 por kilovatio-hora, un 29 % más limpia que en 2015 cuando era de 317 gramos. El dato supone un hito importante en la transición europea hacia las energías limpias, pero, aún así, el proceso de descarbonización continúa siendo demasiado lento como para alcanzar la reducción en un 55 % de los gases de efecto invernadero (GEI) para 2030.

LA GENERACIÓN DE ELECTRICIDAD POR SECTORES Y PAÍSES

La demanda de electricidad en Europa se redujo un 4 % en 2020, alcanzando mínimos en abril durante el momento álgido de los confinamientos. Pese a ello, la pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto limitado en el sector de las renovables, ya que su crecimiento fue tranquilizadoramente robusto a pesar de la situación. A continuación, repasamos en detalle el estado en los diferentes sectores:

 Renovable

Desde 2015, el crecimiento de la energía eólica y la solar casi se ha duplicado hasta suministrar, entre ambas, alrededor de un 20 % de la electricidad en la UE. En 2020 la solar aumentó un 15 % y la eólica un 9 %. Por su lado, la creación de bioenergía se ha estancado, algo similar a lo que le ocurre a la hidroeléctrica.

 Fósil

El carbón, cuya generación se ha reducido casi a la mitad desde 2015, cayó un 20 % en 2020 hasta aportar solo el 13 %. Una tendencia que contrasta con la situación del gas, que se mantuvo fuerte pese a caer un 4 %, dejando su aportación en 2020 en el 20 % —la razón la encontramos en que es la forma más barata de generación fósil—. De este hecho se trasluce que ningún país, al contrario que lo ocurrido con el carbón, está abordando cómo sustituir el gas de forma significativa. De hecho, países como Grecia, Holanda y Polonia aumentaron su generación por gas.

 Nuclear

Su aportación se redujo un 10 %, lo que supone su mayor caída desde 1990 a causa de los problemas en Bélgica y Francia y los cierres permanentes de centrales en Suecia y Alemania, quedando su aportación en el 25 %. La caída de la nuclear ha supuesto un balón de oxígeno para la energía fósil, cuya caída podría haber sido aún mayor de no ser por esta situación.

La producción de electricidad por sectores y países en la UE.#RRSSLa producción de electricidad por sectores y países en la UE.

 VER INFOGRAFÍA: La producción de electricidad por sectores y países en la UE [PDF]

La generación eólica y solar creció un 10 % en la UE en 2020. El porcentaje más alto se observó en Dinamarca (62 %), que prácticamente duplica a sus inmediatos perseguidores —Irlanda, Alemania y España—, pero los países que experimentaron un mayor crecimiento fueron Holanda (40 %), Suecia (36 %) y Bélgica (28 %). En Francia, las energías eólica y solar superaron a las fósiles por primera vez, alcanzando un hito verde que le sitúa al mismo nivel que Dinamarca y Suecia.

Los líderes en energía eólica y solar muestran lo que es posible si existe una voluntad política sostenida en el tiempo, mientras que otros países continúan rezagados a pesar de sus excelentes condiciones solares y eólicas. En ese grupo se encuentran países como Portugal, Rumania, Austria, Italia, República Checa, Eslovaquia y Bulgaria, que apenas han experimentado crecimiento desde 2015.

La Interational Energy Agency (IEA) prevé un crecimiento récord de la capacidad eólica y solar en 2021. Aún así, los países de la UE deben intensificar sus compromisos si quieren alcanzar los objetivos que se fijaron para 2030. Por el momento, los planes nacionales de energía y clima solo suman alrededor de 72 TWh nuevos de energía eólica y solar por año, lejos de los 100 TWh al año convenidos para la década 2020-2030. A medida que la demanda de electricidad se recupere en 2021, las energías eólica y solar deberán aumentar a un ritmo más rápido si se quieren mantener las recientes caídas en el carbón.